Ecología, Impresión 3D, Impresoras 3D, Medio Ambiente

Imprimir vida: piezas impresas en 3D que brotan

El Medio Ambiente, agradecido. Dentro de los usos que está comenzando a tener la impresión 3D en el campo de la ecología destaca –por lindo aunque aún no por útil- una impresora 3D que crea diseños y objetos que brotan y se cubren de césped.
 
El material utilizado para imprimir es una biotinta compuesta por tierra, semillas y agua.
 
Medio ambiente Printgreen impresora 3d semillas tierra brota césped
 
La máquina puede producir estructuras de cierto tamaño así como motivos planos, como dibujos o letras, principalmente para usar como carteles. En todos los casos, con la humedad adecuada las piezas comienzan a brotar a los pocos días y lucen como una pequeña porción de césped verde brillante.
 
Este tipo de proyectos añade valor al análisis sobre el impacto ambiental de la impresión 3D.

 

Hoy se puede medir la “huella ecológica” de esta tecnología en función de distintos puntos: la escala de producción, los materiales, y el ciclo de vida de los productos fabricados. En esta nota te presetamos un análisis de cada uno de estos aspectos.

 

Además de los puntos anteriores, hay un tercero que no requiere comparación. Se trata del transporte, que es un factor importante en cuanto a impacto ambiental. La descentralización que permite la producción por medio de la impresión 3D conlleva un ahorro significativo en este campo con respecto a la fabricación centralizada.

 

Autor


Avatar