ABS, Filamento, Impresión 3D, PLA, Trimaker

PLA y ABS: ¿Qué filamento elegir en Impresión 3D por FDM?

En el mercado encontraremos una gran variedad de filamentos que podemos utilizar para nuestras impresiones. Dependiendo del filamento que usemos, tendremos resultados que pueden variar en calidad.
Por otro lado, dependiendo del plástico con el que estén compuestos los filamentos que usemos, requerirán de distintos cuidados por nuestra parte.
 
En esta ocasión, podremos conocer en mayor profundidad dos filamentos en particular: aquellos producidos con ácido poliláctico (PLA) y los producidos con polimerización de acrilonitrilo, butadieno y estireno (ABS).
 
Filamentos producidos con PLA
 
Son los de mayor uso por su facilidad de impresión y excelente adherencia entre capas.
 
Si somos nuevos en la impresión 3D, el filamento PLA es un buen material para empezar, ya que es fácil de usar y funciona bien en la mayoría de las impresiones. El PLA es útil en una amplia gama de aplicaciones en la impresión 3D. Tiene varias cualidades, como no generar olor, producir baja deformación en las piezas y no requerir cama caliente.
 
El plástico PLA es también uno de los materiales de impresión 3D más ecológicos disponibles. Está hecho de recursos renovables (almidón de maíz) y requiere menos energía para procesar plásticos (a base de petróleo) en comparación con los tradicionales.
 
En su fabricación, el ácido poliláctico es aditivado químicamente en bajas proporciones con elementos que hacen que el filamento sea más fuerte, menos rígido, con mejor estabilidad dimensional, mayor fluidez, menor contracción y menos propensos al warping. Sabemos que es muy común que al imprimir piezas que ocupan mucha superficie las esquinas tiendan a levantarse debido a la contracción del material, lo cual es bueno reducir al máximo eligiendo el material adecuado.
 
Al hablar de su reactividad, debemos tener en cuenta que el filamento será estable, siempre y cuando se encuentre en las condiciones de almacenaje recomendadas. Por ejemplo, se debe evitar la exposición a la llama o a temperaturas superiores a 230° C (446 F) por períodos de tiempo prolongado.
 
Una ventaja es que es insoluble en el agua, por lo que puede contaminarla
 
Números importantes: Su rango de fusión se encuentra entre los 95° – 105° C, su temperatura de autoignición es a partir de los 388° C y su descomposición térmica comienza a los 250° C.
 
Recomendaciones de impresión:
 
Extrusor: 180° – 230° C
Cama: 20° – 60° C
 
Información de riesgo para la salud: Bajo las condiciones recomendadas de procesamiento, el material tiene un bajísimo nivel de toxicidad. Aunque si se sobrecalienta durante el proceso podrían liberarse sustancias potencialmente irritantes de las mucosas. El producto fundido puede causar quemaduras severas.
 
Información ecológica y eliminación de residuos: El PLA es de origen vegetal, lo cual lo convierte en un polímero eco-amigable e inherentemente biodegradable. No es bioacumulable. No hay que desecharlo en el medio ambiente sino de acuerdo a la reglamentación local. Se recomienda reciclarlo.
 
 

Filamentos producidos con ABS
 
El ABS es un derivado de combustibles fósiles. No es biodegradable, pero sí reciclable.
Es ideal para la producción de objetos que deban ser sometidos a esfuerzos mecánicos, piezas con encastres o insertos. Tiene muy buena estabilidad dimensional.
 
Debido a que es más flexible que el PLA, el ABS es ideal para diseños mecánicos o los que tienen piezas encastradas o pines conectados.
 
En comparación con el PLA, el ABS tiene una vida útil más larga, es más resistente al impacto y tiene un aspecto más mate y acabado. También puede ser post-procesado con acetona para proporcionar un acabado brillante.
 
Cuando hablamos de su reactividad, será estable en las condiciones de almacenaje recomendadas, evitando la exposición a la llama o temperaturas superiores a 300° C (572° F) por períodos de tiempo prolongados.
 
Los números: Al igual que el filamento de PLA, es insoluble en el agua y su rango de fusión se encuentra entre los 95° – 105° C. En cuanto a la temperatura de autoignición, es a partir de los 300° C, al igual que la descomposición térmica.
 
Recomendaciones de impresión:
 
Extrusor: 225° – 240° C
Cama: 90° – 110° C
 
Información de riesgo para la salud: Bajo las condiciones recomendadas de procesamiento, el material tiene un bajísimo nivel de toxicidad. Si se sobrecalienta durante el proceso se corre el riesgo de que se liberen sustancias potencialmente irritantes de las mucosas. El producto fundido puede causar quemaduras severas.
 
Información ecológica y eliminación de residuos: El ABS no es contaminante del agua. Tampoco es biodegradable, por lo que no debe desecharse en el medio ambiente. Puede ser reciclado.
 
 
Fuente: Trimaker y Printalot
 
 

Autor


Avatar