Acabado, All3DP, Calidad, FDM, Impresión 3D

Nuevo método para mejorar el acabado de las piezas 3D

Acabado Químico de Fusión (Chemical Melting Finishing)
 
¿Te resulta cansador perder horas puliendo y perfeccionando una pieza rugosa? Investigadores de la Universidad Waseda de Japón han desarrollado una forma rápida de mejorar drásticamente la superficie de las piezas impresas en resina.
 
Kensuke Takagishi y Shinjiro Umezu están detrás de este progreso. Ambos son de la Facultad de Ciencias e Ingeniería de la Universidad Waseda, Departamento de Ingeniería Mecánica Moderna.
Juntos han estado trabajando para resolver el problema que ellos llaman “superficie con nervaduras”. Ese inconveniente ocurre cuando la apariencia de la pieza es rugosa debido a los surcos que forman las capas.
 
El Acabado Químico de Fusión ofrece rigidez estructural y una textura mucho más lisa. Además, según los investigadores tiene bajo costo y es menos complejo que otras técnicas de post-producción. Los solventes químicos utilizados son completamente seguros para ser manipulados y no producen residuos peligrosos.
 
La investigación se llevó a cabo con impresiones 3D obtenidas a partir de modelado de fusión por deposición. Es decir, FDM. Se eligió esta técnica porque es la más extendida a nivel doméstico y es relativamente asequible.
 
Acabado Químico de Fusión (Chemical Melting Finishing) Japón 3D

 

¿Podría este método reemplazar a otras formas de mejorar el acabado?
 
Seguramente ya conoces algunas formas de suavizar la superficie de las piezas que imprimes. Lijar y pulir las piezas son dos de las técnicas de acabado más populares usadas para reparar las áreas más ásperas.
 
Otra opción es usar solventes para derretir las rugosidades y así suavizar la superficie. Sin embargo, esta técnica implica grandes cantidades de solventes inflamables que podrían ser dañinos si no se toman las medidas necesarias.
 
El Acabado Químico de Fusión fue desarrollado y testeado para hacer este proceso más fácil y seguro. La herramienta usada para este nuevo método de acabado se asemeja a una lapicera que en su interior tiene solvente. Al “pintar” la superficie se van alisando las imperfecciones por donde se pasa la punta de la lapicera.
 
Con este método es posible suavizar únicamente las áreas necesarias en lugar de someter a la pieza completa a un proceso químico que podría modificar la totalidad del objeto. De esta manera se mejora la calidad de la superficie a la vez que se generan menos residuos. Asimismo, se reducen los riesgos de inhalación de químicos peligrosos, ya que la lapicera utiliza menos solvente que otras técnicas.
 
Los investigadores aseguran que la punta de la lapicera es completamente adaptable. Esto permite al usuario modificar su pieza impresa en 3D de una manera extremadamente precisa. Takagishi y Umezu esperan que su desarrollo ayude a que la tecnología de la impresión 3D sea más viable comercialmente.
 
 
Artículo traducido de All3DP.

Autor


Avatar