Arquitectura, Casas, Construcción, fabricación digital, Francia, Impresión 3D, Impresoras 3D, prototipo, Trimaker, Viviendas

LA PRIMERA FAMILIA DEL MUNDO EN VIVIR EN UNA CASA IMPRESA EN 3D

Construcción 3D. Artículo traducido al español, escrito por Michael Cowan para la BBC.

 

Una familia en Francia se ha convertido en la primera del mundo en mudarse a una casa impresa en 3D. La propiedad, de cuatro dormitorios, es un prototipo para proyectos más grandes. El objetivo es hacer que la construcción de viviendas sea más rápida y económica.

 

¿Podría esto causar un cambio en la industria de la construcción?

 

Con paredes curvas diseñadas para reducir los efectos de la humedad y controles digitales para personas discapacitadas, esta casa podría ser costosa desde la visión de un arquitecto.

 

Pero habiendo tardado 54 horas en imprimirla (más cuatro meses para que los contratistas agregaran las ventanas, las puertas y el techo), su costo de construcción de alrededor de £176.000 la hace un 20% más barata que una construcción idéntica utilizando soluciones más tradicionales.

 

El equipo cree que podría imprimir nuevamente la misma unidad de vivienda en solo 33 horas.

 

TRIMAKER, IMPRESION 3D, IMPRESORA 3D, CONSTRUCCIÓN, VIVIENDA, ARQUITECTURA

 

TRIMAKER, IMPRESION 3D, IMPRESORA 3D, CONSTRUCCIÓN, VIVIENDA, ARQUITECTURA

 

Construida en Nantes gracias a la colaboración entre el ayuntamiento, una asociación de viviendas y la universidad local, la casa de 95 metros cuadrados fue diseñada para una familia de cinco personas.

 

Francky Trichet, el líder del consejo en tecnología e innovación, dice que el propósito del proyecto era ver si este tipo de construcción podría convertirse en una nueva corriente de viviendas, y si sus principios podrían aplicarse a otros edificios comunales, como los salones deportivos.

 

Él cree que este proceso es disruptivo para la industria de la construcción.

 

TRIMAKER, IMPRESION 3D, IMPRESORA 3D, CONSTRUCCIÓN, VIVIENDA, ARQUITECTURA

 

“Durante 2.000 años no ha habido un cambio en el paradigma del proceso de construcción. Queríamos barrer todo ese proceso” , dice. Y agrega: “Por eso digo que estamos al comienzo de una historia. Acabamos de escribir ‘Érase una vez…´. Ahora este trabajo obligará a las empresas privadas a tomar el bolígrafo y continuar la narrativa”.

 

La casa ha sido construida en un barrio privado en el norte de la ciudad y fue financiada en parte por el consejo.

 

Nordine y Nouria Ramdani, junto con sus tres hijos, fueron los afortunados elegidos para vivir en esta vivienda de cuatro habitaciones y un gran espacio central.

 

“Es un gran honor ser parte de este proyecto. Vivimos en un bloque de apartamentos municipales de los años 60, por lo que es un gran cambio para nosotros. Realmente es algo increíble poder vivir en un lugar donde hay un jardín y tener una casa unifamiliar”, dice Nordine.

 

¿Cómo funciona?

 

La casa es diseñada en un estudio por un equipo de arquitectos y científicos, y luego se programa en una impresora 3D.

 

Una vez programada, la impresora es llevada al sitio deseado, donde la casa se imprime por capas desde el piso hacia arriba. Cada pared consta de dos capas de poliuretano aislante con un espacio intermedio relleno de cemento. Esto crea una pared gruesa, aislada y completamente duradera.

 

Por último, se instalan las ventanas, las puertas y el techo. Y, voilà, tenemos una casa.

 

 

La casa fue una creación de Benoit Furet, quien encabeza el proyecto en la Universidad de Nantes.

 

trimaker, Benoit Furet, impresión 3d, impresora 3d, construcción, vivienda social, arquitectura,

 

Furet piensa que, mientras se adhieren a las regulaciones de construcción, en cinco años se reducirá en un 25% el costo de la construcción de casas como éstas, y en un 40% en 10 a 15 años. Esto se debe en parte a que la tecnología se está volviendo más económica de desarrollar y, por otro lado, a las economías de escala que se desarrollan a medida que se construyen más casas.

 

Además, la impresión 3D también permite a los arquitectos ser mucho más creativos con las formas de las casas que están construyendo, según Furet.

 

Por ejemplo, la casa en Nantes se construyó para curvarse alrededor de los árboles protegidos de 100 años de antigüedad que hay en la parcela.

 

La curva también mejora la circulación de aire del hogar, reduciendo la potencial humedad y mejorando la resistencia térmica.

 

impresión 3d, trimaker, impresora 3d, construcción, vivienda, arquitectura

 

trimaker, impresión 3d, impresora 3d, construcción, vivienda, arquitectura

 

El edificio en Nantes fue diseñado para personas discapacitadas. Tiene con acceso para sillas de ruedas y la capacidad de controlar todo desde un teléfono inteligente.

 

También es más respetuoso con el medio ambiente que la construcción tradicional, ya que no se generan residuos durante la edificación.

 

El sueño de Furet ahora es crear un vecindario suburbano con los mismos principios de construcción. Dice que actualmente está trabajando en un proyecto en el norte de París para imprimir 18 casas. También está trabajando en un gran edificio comercial que medirá 700 metros cuadrados.

 

“La vivienda social es algo que me toca personalmente”, dice Furet.

 

“Nací en un pueblo de clase trabajadora. Vivía en una casita. Mis padres, que ahora son muy viejos, todavía viven en la misma casa. La calle es una hilera de casitas, una al lado de la otra, todas idénticas. Y aquí quería crear una unidad que sea vivienda social, pero con una arquitectura mucho más moderna”, agrega.

 

Autor


Avatar