Ciencia, España, Impresión 3D, Medicina

Impresión 3D y medicina: Instrumentos quirúrgicos impresos en 3D que no requieren esterilización

La asepcia en los instrumentos quirúrgicos es fundamental en las intervenciones médicas, ya que de ello depende evitar las infecciones posteriores. Sin embargo, hay situaciones de emergencia o lugares con pocos recursos en los que la esterilización es prácticamente imposible, así como la obtención de todos los instrumentos que se requieren para cada caso.
 
La tecnología de impresión 3D permite fabricar instrumentos quirúrgicos que no necesitan ser esterilizados antes de su uso. Además, permite crear en poco tiempo y de manera selectiva el tipo y la cantidad de instrumentos necesarios para cada intervención en particular.
 
Si a eso se le suma una reducción considerable en el precio y la posibilidad de fabricarlos en el momento y en cualquier lugar remoto que se los necesite, las ventajas son indudables.
 
El material con el que están fabricados es plástico con una cobertura de plata con nanopartículas antibacterianas. En el primer uso no requiere esterilización y luego puede ser esterilizado una cantidad limitada de veces.
 

Ventajas de los instrumentos quirúrgicos impresos en 3D

 
– Son 14 veces más económicos que los convencionales
– No requieren ser esterilizados antes de ser usados, ya que poseen una cobertura de plata con nanopartículas antibacterianas
– Pueden usarse 10 veces, ya que admiten la esterilización luego de cada uso
– Pueden crearse a medida de cada paciente ajustándose a sus características anatómicas
 

 

 
España es pionera en la creación de instrumental quirúrgico impreso en 3D
 

En el Hospital Regional de Málaga también se está empleando impresión 3D para la fabricación de instrumentos quirúrgicos. En su caso, la elección de usar este tipo de instrumental no pasa por la ventaja de la esterilización sino por la posibilidad de crear herramientas a medida de las necesidades de determinadas intervenciones que no cuentan con instrumentos convencionales. De hecho, ya se han usado en varias cirugías extracorpóreas con una taza de éxito del cien por ciento.
 
Cuando las herramientas convencionales no son las ideales, los cirujanos cardiovasculares se valen de ecocardiografías y escáners de alta precisión para determinar el tipo de instrumento que va a requerir cada paciente en particular.
 
Algunos de los instrumentos creados especialmente en Málaga son un protector de válvula aórtica, una sonda paravalvular y un medidor intraoperatorio del diámetro de la aorta. También se ha fabricado un medidor para calibrar la incisión de la piel y evitar así realizar una herida mayor de la necesaria cuando se accede al corazón a través del esternón.

 

Autor


Avatar