España, Impresión 3D, Medicina, piel humana

Impresión 3D y medicina: Moldes para radioterapia impresos en 3D

En España se está usando impresión 3D para mejorar la experiencia de los pacientes que deben someterse a radioterapia como parte del tratamiento contra el cáncer.
 
Luego de dos años de investigación, el Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital del Mar (Barcelona) comenzó a implementar radioterapia 3D para pacientes con cáncer de piel.
 
¿Cómo contribuye la impresión 3D a facilitar el tratamiento?
 
La impresión 3D permite que el molde que emplean los médicos para aplicar los rayos se haga de forma mecánica, sin imperfecciones y de un material que no se destruye fácilmente con la radiación.
 
Por otro lado, la precisión de la maqueta favorece que se comprometa menos tejido sano en la exposición del cuerpo a rayos X.
 
Finalmente, al ser un proceso mecánico realizado a partir de imágenes computadas, la presencia del paciente en el hospital se reduce, ya que los médicos no necesitan basarse en su cuerpo para realizar el molde a mano.
 
La nueva tecnología fue aportada por la empresa BSDI-3DBOTICS, del grupo 3DLAB S.L, quienes trabajaron en conjunto con alumnos de Bioingeniería de la Universitat Pompeu Fabra.
 
radioterapia Barcelona impresión 3d cáncer Trimaker hospital del mar
 

¿Qué es la radioterapia?
 
La radioterapia es un tratamiento que consiste en eliminar las cálulas cancerosas por medio de radiación. La radiación actúa sobre el ADN de las células cancerosas produciendo pequeñas roturas que evitan que crezcan y se dividan, causándoles la muerte.
 
Los profesionales de la medicina se encuentran continuamente investigando nuevos medios y técnicas para diagnosticar a sus pacientes con el menor margen de error posible e indicar los tratamientos precisos.
 
Gran parte de estas investigaciones se ha focalizado en torno de las terapias para las diversas formas en que el cáncer se manifiesta, ya que los tratamientos para este tipo de enfermedades suelen ser extremadamente invasivos y producen efectos secundarios de larga duración para quienes se encuentran en vías de recuperación.
 
Para minimizar los efectos secundarios de la radioterapia y ahorrarle molestias a los pacientes, en algunas partes del mundo se está comenzando a implementar la Radioterapia 3D.
 
De esta forma, la tecnología permite aminorar los traumas físicos y psicológicos de los pacientes de oncológicos.
 

¿En qué se diferencia la rediotarapia 3D del tratamiento tradicional?
 
Para comenzar a aplicar radioterapia a un paciente, previamente se le realiza una tomografía computada para localizar el área en el que se encuentra el tumor.
 
Luego, los médicos confeccionan un molde de material termoplástico que replica los tejidos y órganos a irradiar. Tradicionalmente, el molde es hecho a mano. Para garantizar que las fuentes de radiación estén a la distancia adecuada de la piel, se debe cumplir una serie de especificaciones que al hacerse manualmente puede presentar fallas debido a la compleja geometría de los tejidos y órganos a replicar y al hecho de que no puede haber aire entre el molde y el cuerpo del paciente.
 
Ocacionalmente sucede que el molde no encaja del todo bien y hay que repetir el proceso para fabricarlo. Además, luego de algunas sesiones éste se degrada y hay que reemplazarlo, lo que implica volver a citar al paciente para trabajar manualmente sobre su cuerpo.
 
Con la radioterapia 3D, el molde no es hecho a mano sino por medio de una impresora 3D. La imagen obtenida a partir del escáner del equipo de tomografía computada permite diseñar digitalmente el molde. El software de diseño también posibilita decidir dónde se ubicarán las fuentes radioactivas para poder irradiar el tumor.
 
La planificación del tratamiento se hace en base al model virtual previo a la impresión.
 
Inicialmente esta técnica se está usando para pacientes con cáncer de piel de tumores escamosos y basocelulares en zonas irregulares. Posteriomente se ampliará su aplicación a otras patologías.
 
 

Autor


Avatar