Costo, Impresión 3D, MakerBot, Video

Impresión 3D en la palma de la mano: un recorrido histórico

Hoy compartimos este video de Futurism que nos lleva a hacer un recorrido por el crecimiento de la tecnología de impresión 3D.
 
A medida que la impresión 3D se va volviendo mucho más accesible, la pregunta no es qué podemos imprimir sino qué no podemos imprimir.

 
Desde mediados de los `80 la tecnología nos permite materializar modelos 3D gracias a la extrusión de plástico. Una década después de sus inicios probablemente solo existían menos de cien impresoras 3D. Hoy en día podemos hablar de la existencia no de cientos de miles, sino de casi un millón de ejemplares.
 
¿Cuánto cuesta una impresora 3D?
 
La empresa MakerBot fue la primera en reducir el costo de las impresoras 3D en el año 2008. Es posible acceder a una por 1.000 dólares, llevarla a casa, armarla e imprimir una pieza.
 
Esto permite que las personas se desarrollen y surjan los innovadores del futuro. Nos permite mirar a nuestro alrededor y preguntarnos si las cosas que vemos pueden ser impresas en 3D.
 
En un principio los precios de las máquinas rondaban entre 500.000 y 1.000.000 de dólares. Actualmente la gran reducción de los costos ha posibilitado el acceso de una manera nunca antes vista. Sería exagerado pagar una suma que superara los 1.000 dólares para obtener el modelo bandera de la marca: “Cupcake CNC”.
 
MakerBot impresión 3d cupcake Trimaker historia
 
Evolución y accesibilidad
 
Capaces de simplificar un complicado equipo de laboratorio en una herramienta de escritorio, los comienzos de MakerBot tuvieron que ver más que nada con un movimiento destinado a aficionados. Pero a medida que la compañía maduraba fueron descubriendo que algunas personas también compraban las máquinas para uso profesional y educativo.
 
El hardware se pulió y fue más fácil de utilizar. Hoy sus impresoras 3D cuentan con un pequeño sensor en el interior, son considerablemente más rápidas e incluso tienen conexión Wi-Fi. Andrew Askedall, Director de Diseño de Producto de MakerBot, imprimió una pieza desde un avión que contaba con conexión Wi-Fi. Envió la orden de impresión a la máquina que se encontraba en su oficina y vio desde el aire cómo su proyecto tomaba forma. Bastante impresionante, ¿no?
 
Makerbot impresión 3d historia Trimaker
 
Se habla sobre la posibilidad de que todas las personas tengan acceso a una impresora 3D como si se tratase de un microondas. Si bien este último tiene cierta superioridad en cuanto a posicionamiento, no debemos desestimar el uso de las impresoras 3D, cuya cotidianeidad podría empezar a compararse con los pizarrones de tiza en las escuelas.
 
MakerBot busca empoderar a los estudiantes mediante el acceso a impresoras 3D desde los primeros años de escolaridad, en contraposición a restringirlo solo a los años superiores. Imaginen a un niño manipulando este tipo de tecnología desde tan temprana edad. ¡Las cosas que podría llegar a hacer!
 
MakerBot impresión 3d historia Trimaker
 
MakerBot Futurism video historia impresión 3d Trimaker
 
Este tipo de impresoras ya se puede encontrar en más de 7.000 escuelas de Estados Unidos, así como en las principales empresas del mundo, como Bayer, Dell, Samsung y Tesla, entre otras. Incluso, cualquier persona que maneja el videojuego Minecraft sabe modelar en 3D, desde donde es posible exportar los modelos e imprimirlos rápidamente. ¡Increible!
 
minecraft makerbot historia impresión 3d futurism video trimaker
 
Lo emocionante desde el punto de vista del hardware es la posibilidad de experimentar. Cualquier persona puede hacer una herramienta para adicionarle a su máquina. Los planos son fáciles de conseguir online y es posible imprimir piezas en distintos materiales. Incluso existen hacks para hacer impresoras de tatuajes o bio impresoras, por lo que pareciera que todos pueden obtener lo que necesitan.
 

video makerbot futurism historia impresión 3d trimaker
 
Entonces, podemos decir que:
 
– La industria está en crecimiento substancial.
– Los precios caen, mientras que la accesibilidad sube.
– Las herramientas son cada vez más sencillas de utilizar.
– Su adaptabilidad se evidencia cada vez más en los distintos ámbitos de la vida.
 
¿Cuál es la diferencia entre ver un diseño en dos dimensiones en una pantalla y tenerlo materializado entre nuestras manos?
 
En el campo de la Medicina, las impresoras 3D son utilizadas para previsualizar. El Dr. Darin Okuda imprimió unos tumores luego de escanearlos, lo que le dio la posibilidad de tener una mejor idea de lo que iba a enfrentar cuando estuviese realizando la operación.
 
video Fururism MakerBot historia impresión 3d trimaker
 
historia impresión 3d video futurism MakerBot Trimaker
 
Enable hand, “mano hábil” en español, es una de las impresiones más exitosas de la compañía. Se trata de una prótesis de mano para niños.
 
Poseer una impresora 3D para ejecutar este tipo de piezas da la posibilidad de mejorarlas cada vez a un precio accesible partiendo del diseño original y modificándolo según el destinatario particular. El método tradicional, como la inyección, costaría varios miles de dólares, mientras que la impresión 3D rondaría los cinco dólares con el material incluido. Con ese costo, para mejorar las prótesis conviene imprimirlas primero, ya que se puede obtener mucha más información al hacer interactuar las prótesis con los usuarios y los objetos que planificando los cambios solamente en la etapa de diseño.
 
video futurism historia impresión 3d prótesis mano MakerBot Trimaker
 
Felipe Castañeda, diseñador industrial de MakerBot, habla de un gran objetivo personal: empoderar a cien diseñadores para intentar realizar un impacto positivo en el mundo y en las comunidades. De esta manera, busca demostrar que si alguien tiene un problema siempre hay una forma de encontrar una solución.
 
Aquí se puede ver el video completo:
 

 
 

Autor


Avatar