AIMPLAS, CAMBIO CLIMATICO, CARMOF, Ciencia, Curiosidades, Ecología, Impacto ambiental, Impresión 3D, Medio Ambiente

Usan Impresión 3D para disminuir los gases de efecto invernadero

La tecnología de impresión 3D está demostrando ser útil en la elaboración de un dispositivo para capturar dióxido de carbono y contribuir a disminuir los gases de efecto invernadero.

 

Según las Naciones Unidas, uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo es el cambio climático. Los gases de efecto invernadero son una de las principales causantes de este fenómeno de escala sin precedentes y de alcance mundial.

 

Una forma de reducir los gases de efecto invernadero es eliminando parte del CO2 que contiene la atmósfera. Y aquí es donde la impresión 3D está demostrando ser una buena herramienta para conseguirlo.

 

Si bien la captura de CO2 es una acción que se lleva a cabo desde hace mucho tiempo para reducir su presencia en la atmósfera, las tecnologías empleadas son poco eficientes y representan alrededor del 70% de los costos de la cadena de captura y almacenamiento de carbono.

 

Por eso, el Instituto Tecnológico del Plástico AIMPLAS está llevando adelante el proyecto CARMOF para desarrollar un prototipo de un nuevo proceso de separación y captura de CO2 posterior a la combustión a un costo competitivo.

 

Este prototipo se basa en membranas adsorbentes impresas con tecnología 3D mediante el uso de una pasta de materiales compuestos como grafeno, nanotubos de carbono y MOF (del inglés metal-organic framework).

 

TRIMAKER, IMPRESION 3D, CO2

 

La morfología de las membranas absorbentes se diseña especialmente para ser funcional a la composición de gases específica de cada sector industrial, como por ejemplo la fabricación de cerámica, los productos derivados del petróleo y la generación de acero.

 

Asimismo, el diseño y la impresión 3D de las membranas permiten optimizar al máximo el proceso de adsorción* de CO2.

 


 

Se espera que, gracias a la tecnología con la que están realizadas las membranas, estas innovadoras estructuras superen la eficiencia de los procedimientos anti-calentamiento convencionales. En un principio, serán utilizadas para las industrias cerámicas, petroquímicas y siderúrgicas para testear su eficacia.

 

Con una duración estimada de 48 meses, financiación millonaria de la Unión Europea y participación de socios de más de 9 países, este proyecto de identificación 760884 puede verse en detalle en el sitio web de CARMOF o en el de Cordis (Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo).

 

 
 

* La adsorción es un proceso por el cual átomos, iones o moléculas de gases, líquidos o sólidos disueltos son atrapados o retenidos en una superficie,​​ en contraposición a la absorción, que es un fenómeno de volumen.

Autor


Avatar