Discapacidad, Impresión 3D

El futbolista Luka Modrić imprime prótesis en 3D para donar a niños amputados

Este hombre de 32 años que nació en la ex Yugoslavia y hoy es noticia por su participación en la selección de Croacia no solo se destaca en el campo del fútbol. Según algunas fuentes informativas, Luka Modrić también es un 10 en materia solidaria: maneja una compañía que fabrica prótesis en 3D para niños amputados.
 

Probablemente la inspiración para este proyecto tiene raícez en su infancia, que fue muy dura y le hizo vivir en carne propia el sufrimiento humano. Durante la guerra croata por la independencia que se desarrolló entre 1991 y 1995 su padre fue reclutado por el ejército y, a la edad de seis años, vio cómo asesinaban a su abuelo junto a otros ancianos a 500 metros de su casa. Esta situación lo llevó a escaparse junto a su madre a un hotel de refugiados en Zadar.
 
Allí, en los estacionamientos del hotel, nació también su pasión por el fútbol. El pequeño Modrić pasaba las horas jugando a la pelota junto a otros niños en su misma condición. Pero su habilidad era notablemente superior a la del resto. El personal del hotel notó su talento y contactó al NK Zadar, lo que finalmente lo llevó a convertirse en quien es hoy: jugador del Real Madrid, capitán de la selección de Croacia y una persona con una gran sensibilidad social que destina parte de sus ganancias para imprimir y donar prótesis impresas en 3D.
 
Siendo conocido principalmente por su rol en el fútbol, y actualmente como figura del Mundial 2018, este proyecto solidario permanece como un aspecto poco difundido de su vida privada. Por lo tanto, no abunda la información sobre las características y el alcance de su iniciativa.
 
Pero conocemos otras iniciativas similares que han surgido en Argentina y en España y tienen alcance internacional. Nos referimos a Atomic Lab, liderado por el argentino Gino Tubaro, y a Ayudame3D, iniciado por Guillermo Martínez durante un viaje humanitario a Kenia.

 

 

Autor


Avatar