Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
FDM, Filamento, Impresoras 3D, juguetes, mattel, PLA, Thingmaker

Thingmaker es una nueva propuesta dentro del evolucionado mundo del consumo infantil. Se trata de una impresora 3D destinada directamente a los chicos para que ellos puedan crear sus propios juguetes.
 
Además de la impresora 3D, Thingmaker incluye un software de diseño que puede usarse con iOS y Android. La app es necesaria para que los chicos puedan diseñar las piezas y enviarlas a imprimir.
 
Los usuarios –o “jugadores”- pueden elegir modelos prediseñados, como collares, pulseras, dinosaurios, robots o esqueletos. O pueden crear piezas articuladas aisladas para luego ensamblar juguetes más grandes.
 
impresora 3D para juguetes Mattel Thingmaker
 
El proyecto, que es de la compañía Mattel, está destinado a chicos mayores de 13 años. Por eso, la máquina tiene un sistema de seguridad para que los más pequeños no accedan a las zonas de alta temperatura. Las puertas se bloquean automáticamente mientras se imprime y el cabezal queda oculto a la vista.
 
El método de impresión es por FDM y el filamento que se usa es PLA.
 
Además de crear juguetes nuevos, se espera que Mattel ofrezca también la posibilidad de imprimir accesorios para sus otras líneas, como Barbie o Hot Wheels.
 
Por el momento, la impresora aún no está a la venta. Pero las expectativas son muchas. ¡Y no sólo de los chicos! La app, según sus creadores, sí está disponible y puede utilizarse, ya que es apta para otras impresoras además de la Thingmaker.
 
Así es cómo Mattel está promocionando la máquina:

 

0

COSMOS, Educación, Filamento, Impresoras 3D, Nicolás Fischman, PLA, Precios, SupraPixel, Trimaker, Video

Video publicado en el canal de Youtube de SupraPixel el 14/09/2016.
 

SupraPixel se define como “tu punto de información de tecnología”. Es un sitio que se dedica a difundir noticias tech y hacer análisis de smartphones, tablets, hardware y apps.
 
El objetivo de este video es poder calcular cuánto cuesta imprimir una pieza en 3D. Por eso, es muy útil para quienes lo hacen frecuencia y aún no saben cómo determinar los costos. Así como para principiantes, aficionados dando sus primeros pasos, estudiantes y profesores.
 
También es relevante para quienes están pensando en comprarse una impresora 3D y están analizando las opciones que brinda el mercado en cuanto a máquinas, materiales de impresión, etc.
 
El video forma parte de la serie de análisis de impresión 3D en casos reales cotidianos de Nicolás Fischman, quien comienza diciendo que lo ha realizado expresamente a pedido del público.
Según sus palabras, “a la gran mayoría de los que vieron los videos de impresión 3D les interesa saber cuánto les costaría imprimirse algo en 3D”.
 
costo impresión 3d cu+anto cuesta imprimir en Trimaker COSMOS
 
Método para calcular el costo de impresión
 
“Tengan en cuenta que en este video les voy a enseñar el método para poder calcular cuánto cuenta imprimir algo en 3D”, anticipa Fischman. Y aclara que no es posible dar un valor final fijo para todos los casos.
 
Como se podrán imaginar, el valor depende del tamaño de la pieza y su complejidad, del costo del kilogramo de rollo de filamento, y del costo de la electricidad en cada lugar.
Desde luego, según dónde se compre el material y a qué precio se consiga, el costo final va a variar. Porque, como mencionamos antes, incluso hay que considerar que el precio de la electricidad es distinto en cada país.
 
Pero el método va a ser efectivo para todos los casos.
 
Cálculo con impresora 3D Trimaker COSMOS y filamento PLA
 
Para hacer el cálculo, Fischman elige la impresora 3D Trimaker COSMOS, la cual ya ha analizado en un video anterior. Y la ha utilizado en muchos otros ejemplos de casos reales.
 
Asimismo, toma como referencia el filamento PLA de Trimaker como material de impresión.
 
Primer paso: ir a la PC
 
Hay un par de datos primordiales para hacer el cálculo que se encuentran en el programa Cura. Llevando a la cama de impresión de Cura el objeto que queremos imprimir en 3D vamos a poder ver la duración del proceso de impresión y la cantidad de material que va a consumir.
 
costo de impresión 3D cuánto cuesta imprimir en 3D en la Trimaker COSMOS
 
Una vez que tiene esos datos, Fischman ingresa al sitio web de la empresa proveedora de electricidad en su región para ver el cuadro tarifario. Con esa información puede determinar cuánto cuesta un kilowatt hora para un usuario de sus características. En este caso, son 0,5 pesos argentinos por kilowatt hora.
 
“Ahora solamente nos falta ver cuánto es lo que consume la Trimaker COSMOS”, continúa Fischman. Para lo cual accede a la hoja de especificaciones de la COSMOS que puede descargarse en Trimaker.com.
 
Los valores promedio de consumo de la impresora son 220 voltios y 4 amperios. Es decir, 880 watts por hora.
 
Creando el método
 
“Primero vamos a calcular el costo de la pieza en base al material. Y después, dependiendo del tiempo que nos costó imprimir la pieza, vamos a calcular cuánto consumimos de energía eléctrica”, explica Fischman.

 
Y aclara que la matemática que se utiliza para determinar el método es “súper básica”.
 
Fischman es muy didáctico y el video tiene la velocidad adecuada para poder seguir sus explicaciones. Con un papel, una lapicera, una calculadora y la famosa regla de tres simple nos mostrará cómo hacer el cálculo.
 
El método no es más que una serie de reglas de tres simple para ir obteniendo los valores que finalmente hay que considerar. Los números van a variar con cada pieza, con cada máquina y según cada lugar geográfico. Pero el camino a seguir será siempre el mismo.
 
costo de impresión 3D según Nicolás Fischman de Suprapixel
 
¿Les adelantamos cuánto cuesta imprimir la pieza que eligió Fischman para hacer la demostración?
 
Se trata de un accesorio para empujar el tubo de pasta dental para aprovechar al máximo su contenido. Es una pieza que consume 1 gramo de filamento y tarda 5 minutos en ser impresa. Su costo en pesos argentinos: $0,53.
 
Recomendamos aprender este sencillo método. Una vez que se internaliza, nos permite hacer rápida y mentalmente un cálculo estimado de cada pieza que deseamos imprimir. ¡Miren el video para aprovechar las imágenes y las explicaciones en vivo, que valen la pena!

1

ABS, Educación, FDM, Filamento, Impresoras 3D, Isaac Powell, PLA

Cómo elegir el mejor filamento

 
¿Cómo podemos saber cuál es el mejor filamento para nuestra impresora 3D o para la pieza que deseamos realizar? Lo principal es conocer de antemano las distintas propiedades de cada material. Y, luego, ¡experimentar!
 
 
ABS
 
Comencemos con el ABS. Su nombre completo es Acrilonitrilo butadieno estireno y se lo considera el abuelo de los filamentos de FDM.
 
Temperatura:

 

El ABS se imprime a 210° – 240° C. La cama caliente debe estar a 80° C o superar esa temperatura. 

Es importante saber que el ABS comienza a ablandarse a los 105° C. Por eso, hay que tener en cuenta que el lugar al cual esté destinado el objeto no alcance ni supere esta temperatura. De ser así, perdería rigidez y podría incluso llegar a perder su forma.
 

Rendimiento:
 

El ABS se comporta muy bien durante la extrusión, porque sale sin inconvenientes de la mayoría de las boquillas sin formar grumos o atascarse. Sin embargo, una vez extrusado su comportamiento cambia y puede traernos complicaciones, ya que suele encogerse al enfriarse. Si la pieza se va achicando a medida que la imprimimos se pueden quebrar o despegar las capas, sobre todo si el objeto es muy grande. Con el ABS siempre es fundamental trabajar con una impresora 3D de cama caliente y preferentemente con paredes laterales. Así se garantiza la temperatura constante ideal para este material. Otro aspecto a considerar es que el ambiente en que se ubica la máquina no sea muy frío ni tenga corrientes de aire. 

En cuanto a la rapidez de impresión, el ABS se puede imprimir a gran velocidad.
 

Resistencia:
 

El ABS es un plástico fuerte si se lo imprime a una temperatura suficiente para obtener una buena unión de las capas. Tiene bastante flexibilidad y cuando se lo expone a presión tiende a doblarse o estirarse en lugar de quebrarse.  
 

Vapores:
 

Una desventaja de imprimir con ABS es que al calentarse desprende un olor fuerte. Por lo general no trae problemas, pero algunas personas sensibles pueden sentir irritación si el espacio no está ventilado.
 

Cuándo usarlo:
 

En términos generales el ABS es muy eficiente para la mayoría de los usos. Es útil para objetos que van a ser golpeados o que se van a caer. También para piezas que van a estar en ambientes calientes (siempre y cuando no superen los 100° C). Por ejemplo, mangos de cubiertos, partes de autos o máquinas, fundas de celulares, juguetes, bijouterie…
 

Cuándo no usarlo:
 

Las restricciones para el uso del ABS no aplican a los objetos sino a la máquina y al ambiente. Si la impresora 3D no es de cama caliente y si el espacio no puede ser ventilado para evitar la acumulación de vapores, no es posible usar ABS.
 
 

PLA
 

Analicemos a hora el PLA, cuyo nombre científico es Poliácido láctico. Según Isaac Powell, experto en filamentos, PLA es “el primo hippy con buen olor del ABS”. ¿Por qué está definición? Porque es biodegradable y huele a caramelo cuando se lo imprime. 

 
Temperatura:
 

El PLA se imprime a 180° – 200° C. Puede usarse sin cama caliente, aunque es recomendable usar una que alcance los 60° C. 

La mayor desventaja de este material es que comienza a ablandarse a los 60° C, lo cual limita notablemente el destino de las piezas impresas.
 

Rendimiento:
 

Al contrario del ABS, el PLA se atasca en la boquilla con frecuencia. La razón es que es pegajoso y tiende a expandirse. Pero eso no debe desalentarnos. Se soluciona poniendo una gota de aceite en la boquilla al cargar el rollo de filamento. Así se obtiene una extrusión fluida libre de atascos.
 

La “diversión” con el PLA comienza cuando llega a la cama. Casi no encoge. Se pueden imprimir piezas grandes en máquinas abiertas sin riesgo de que se desprendan de la cama o se quiebren. Es el material ideal para mostrar el proceso de impresión en exposiciones públicas o educativas. ¡Además desprende un olor dulce!
 

Resistencia:
 

Aunque permite imprimir objetos muy fuertes, el PLA es un poquito más quebradizo que otros plásticos. Cuando se cae no rebota sino que se parte o se astilla. Y las partes delgadas se pueden desprender al recibir un golpe.

Sin embargo, si está bien impreso la adhesión entre las capas es muy buena.

 
Vapores:
 

Este filamento no desprende tantos vapores y su olor no es desagradable. 
 

Cuándo usarlo:
 

¡Siempre que se pueda! Es un bioplástico que puede ser reciclado o compostado. Es perfecto para cajas, regalos, modelos, prototipos… Ah, y puede usarse para exteriores, porque la biodegradación requiere un proceso de calor y no es soluble en agua. ¿Quién se anima a imprimir un gnomo de jardín?
 

Cuándo no usarlo:
 

Si vamos a emplear la pieza impresa en un lugar caliente a 60° C o más, debemos evitar el filamento PLA. Por otro lado, debido a su mayor fragilidad no es recomendable para mangos de herramientas. Tampoco para objetos con elementos pequeños o que van a recibir golpes o caídas. 
 

Conclusión:
 

Vale la pena aprender a imprimir con ambos filamentos. Tanto el ABS como el PLA tienen situaciones ideales de uso en base a las características del material. Saber sus particularidades y la experiencia propia nos permitirá determinar cuál es la mejor en cada caso. 
 

Fuente: Make:

0

ABS, FDM, Filamento, Impresoras 3D, PLA

Las impresoras 3D de FMD utilizan filamentos plásticos que pueden ser de distintos materiales. Aquí te explicamos las características de los dos principales:

 

PLA

Si eres nuevo en la impresión 3D, el filamento PLA es un buen material para empezar. Es fácil de usar y funciona bien en la mayoría de las impresiones. El PLA es útil en una amplia gama de aplicaciones en la impresión 3D y tiene varias cualidades. Por ejemplo, no genera olor, no requiere de cama caliente, y las piezas sufren muy baja deformación.

El plástico PLA es también uno de los materiales de impresión 3D más ecológicos disponibles. Está hecho de recursos renovables (almidón de maíz). Y requiere menos energía para procesar plásticos (a base de petróleo) en comparación a los tradicionales.

Temperatura de extrusor: 180-220 ° C 

Temperatura de cama: 20-55 ° C 

 

ABS

Debido a que es más flexible que el PLA, el filamento ABS es ideal para diseños mecánicos o los que tienen piezas encastradas o pines conectados. En comparación con el PLA, el ABS tiene una vida útil más larga y es más resistente al impacto. También tiene un aspecto más mate y acabado. Puede ser post-procesado con acetona para proporcionar un acabado brillante.

Como al calentarse genera vapores con mal olor, la impresora debe ubicarse en un ambiente ventilado. Para evitar el enfriamiento y la consecuente contracción de las capas inferiores, la máquina tiene que tener plataforma climatizada.

Temperatura de extrusor: 220-235 ° C 

Temperatura de cama: 60-80 ° C 

 

Tanto el filamento ABS como el PLA pueden conseguirse en una amplia gama de colores, desde los clásicos blanco y negro hasta colores llamativos o en tonos pastel. Ambos pueden pintarse por encima en caso de necesitar cambiar el color de la pieza o añadir detalles sobre el fondo principal.

 

En Trimaker los filamentos se venden en rollos de 1 kg y son producidos en Argentina por fabricantes nacionales.

0