Your address will show here +12 34 56 78
Medio Ambiente
AIMPLAS, CAMBIO CLIMATICO, CARMOF, Ciencia, Curiosidades, Ecología, Impacto ambiental, Impresión 3D, Medio Ambiente
La tecnología de impresión 3D está demostrando ser útil en la elaboración de un dispositivo para capturar dióxido de carbono y contribuir a disminuir los gases de efecto invernadero.   Según las Naciones Unidas, uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo es el cambio climático. Los gases de efecto invernadero son una de las principales causantes de este fenómeno de escala sin precedentes y de alcance mundial.   Una forma de reducir los gases de efecto invernadero es eliminando parte del CO2 que contiene la atmósfera. Y aquí es donde la impresión 3D está demostrando ser una buena herramienta para conseguirlo.   Si bien la captura de CO2 es una acción que se lleva a cabo desde hace mucho tiempo para reducir su presencia en la atmósfera, las tecnologías empleadas son poco eficientes y representan alrededor del 70% de los costos de la cadena de captura y almacenamiento de carbono.   Por eso, el Instituto Tecnológico del Plástico AIMPLAS está llevando adelante el proyecto CARMOF para desarrollar un prototipo de un nuevo proceso de separación y captura de CO2 posterior a la combustión a un costo competitivo.   Este prototipo se basa en

membranas Leer más

0

Decoración, Diseño, Medio Ambiente, Thingiverse
Si pensamos en un objeto primordial de nuestro hogar, seguro las lámparas y los veladores están dentro de nuestro top 5. La impresión 3D mejora nuestra experiencia en el mundo de la decoración con múltiples diseños innovadores para objetos esenciales de uso cotidiano.    

¿Qué partes Leer más

0

Arantzazu Blanco, Ecología, Impacto ambiental, Impresión 3D, Medio Ambiente, Uncategorized
Quienes sostienen que la impresión 3D constituye una tercera Revolución Industrial afirman que para serlo realmente debe lograr ser un método de manufactura que proteja al medio ambiente en la mayor medida posible.   Habiendo pasado cierto tiempo y numerosos avances desde sus inicios, hoy se puede medir la “huella ecológica” de esta tecnología en función de distintos puntos: la escala de producción, los materiales, y el ciclo de vida de los productos fabricados.   Además de los puntos anteriores, hay un tercero que no requiere comparación. Se trata del transporte, que es un factor importante en cuanto a impacto ambiental. La descentralización que permite la producción por medio de la impresión 3D conlleva un ahorro significativo en este campo con respecto a la fabricación centralizada.   1. La escala de producción   Un estudio de Cuboyo realizado en 2013 compara la producción convencional basada en la inyección en moldes con la impresión 3D. Su veredicto es que, en términos ambientales, la impresión 3D es más óptima que la inyección para la producción de pequeña escala (menos de 1000 piezas).   En el estudio se usaron polipropileno y ácido poliláctico como materiales para ambos tipos de producción. El tiempo estándar de producción se estableció en 50 minutos para ambos métodos para calcular el costo energético. Y se comparó la producción en masa (producción de una variante un millón de veces) con la producción personalizada (producción de un millón de variantes una sola vez).   Los resultados mostraron que la manufactura clásica no es buena ambientalmente hablando para bajos volúmenes de producción, mientras que la impresión 3D no puede competir con la inyección en moldes para la producción de grandes volúmenes.   Conclusión: en cuanto a la escala de producción, el impacto ambiental de la impresión 3D es menor en volúmenes de producción inferiores a 300 réplicas.  

2. Leer más

0

Arquitectura, Casas, China, Construcción, Ecología, España, Impacto ambiental, Impresión 3D, Medio Ambiente, NASA, Rusia, Viviendas
La capacidad para construir con recursos naturales y presentes en el lugar de la obra abre un enorme potencial a la impresión 3D, una técnica que ha sido propuesta para edificar estructuras más allá de nuestro planeta.   ¿Más allá de nuestro planeta? Sí, en la Luna o en Marte.   La impresión 3D está siendo estudiada como una opción viable para construir en ese tipo de lugares por el inmenso esfuerzo que supone para los seres humanos realizar tareas en condiciones de baja gravedad. ¿Y qué mejor que usar los propios recursos del lugar, que son los mejor adaptados a esas condiciones y que ya están en el sitio de la construcción? Valerse de recursos autóctonos implica no tener que llevar bordo desde la Tierra todo lo necesario para construir.   Experiencias exitosas   Recientemente la revista Nature publicó una investigación llevada a cabo por el Laboratorio de Ingeniería de Tejidos y Fabricación Aditiva (TEAM Lab, por sus siglas en inglés) de la Northwestern University de Illinois en la que se lograba imprimir estructuras, herramientas y bloques para la construcción de edificios utilizando sucedáneos de polvo lunar y marciano elaborados por la NASA más disolventes simples y biopolímeros (como celulosa).   Además, la NASA ya ha estudiado otras alternativas para aprovechar el suelo lunar o marciano, como la sinterización, que es la creación de una sustancia compacta tras someter a un material a altas temperaturas siempre por debajo de su punto de fusión.   Y la Agencia Espacial Europea (ESA) se asoció con el arquitecto premio Príncipe de Asturias Norman Foster para estudiar la posibilidad de crear bases lunares con techos en cúpula en el cráter Shackleton que solo tomarían de la Tierra el 10% de los materiales. El cráter está ubicado en el polo sur lunar, donde la luz solar -y por lo tanto la energía- llega de forma casi permanente.   Otros estudios han trabajado en la viabilidad de imprimir pistas de aterrizaje, carreteras, hangares y almacenes de combustible con materiales lunares.   ¿Y en casa?   Aprovechar los recursos naturales y locales también es de gran utilidad en nuestro planeta, más allá incluso de la evidente reducción en el impacto ambiental.   La empresa china Winsun, una de las pioneras en la aplicación de la impresión 3D a la construcción, logró hace tres años levantar 10 casas de casi 200 metros cuadrados cada una utilizando la fabricación aditiva en buena parte del proceso (aunque no en todo). Cada casa costaba cerca de 4.500 euros. Hoy Winsun ya levanta bloques de viviendas de seis pisos de altura con impresión 3D y habla de un ahorro de un 40% en promedio con respecto a la construcción tradicional. (Ver “Casas impresas en 3D”)     La empresa de origen ruso Apis Cor, que hoy tiene su sede en Silicon Valley, ya presentó la primera vivienda impresa en su totalidad. Apis Cor logró erigir la vivienda en el lugar destinado para ella (en las afueras de Moscú) y completó toda la construcción e instalación de la casa en 24 horas. El coste total de esa casa de unos 40 metros cuadrados totalmente equipada superó por poco los 9.000 euros, un 70% menos que si hubiese sido construida mediante técnicas tradicionales, según la propia empresa. (Ver “

Leer más

0

Arquitectura, Construcción, Ecología, España, Impacto ambiental, Impresión 3D, Medio Ambiente
En la ciudad española de Madrid se ha creado el primer puente del mundo impreso en 3D. Si bien no es una gran obra de infraestructura, ya que es un puente pequeño que no requiere soportar gran peso, es un avance importante que permite vislumbrar los alcances de la tecnología 3D en este campo.   Se trata de un puente peatonal que mide 12 m de largo y 1,75 m de ancho. Con un fin meramente decorativo, está montado sobre un arroyo en el Parque Castilla – La Mancha de Alcobendas.     La estructura está hecha con ocho piezas impresas previamente de hormigón micro reforzado. Su impresión e instalación estuvieron a cargo de la empresa Acciona, mientras que el diseño fue realizado por el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC).   El diseño paramétrico del puente permite optimizar la cantidad de material utilizado y reducir los residuos, resultando más sostenible que la construcción tradicional con hormigón. Además, brinda un acabado irregular que semeja las formas de la naturaleza.   Otros logros en materia de construcción hecha con impresión 3D:   Impresión de casas rápidas:

Leer más

0

Club de Reparadores, COSMOS, Ecología, Impacto ambiental, Impresión 3D, Medio Ambiente, Reparación, Repuestos, Trimaker
El pirulito, el cosito, el socotroco, la piecita… ¿No se fabrica más? ¿No se consigue en el país? Esto puede dejar de ser un problema: la impresión 3D llegó al rescate. Identificar el repuesto, modelarlo en tres dimensiones e imprimirlo son los pasos para generar un repuesto que no existe.   ¿Quién se encarga de hacerlo?   El Club de Reparadores y Trimaker, dos equipos de emprendedores “made in Argentina”.   El Club de Reparadores es un evento itinerante de reparación colectiva creado con el objetivo de reivindicar la importancia de la reparación como estrategia para el consumo responsable y la práctica de la sustentabilidad. Cada encuentro es abierto y gratuito y está destinado a aprender y enseñar a reparar, y también a fortalecer lazos comunitarios.     Cositos en 3D   En el Club de Reparadores se arregla de todo: electrodomésticos, juguetes, ropa, bicicletas… Y, cuando es necesario, también se fabrican repuestos de todo tipo de la mano de Trimaker y PrintaLot. Las personas llevan el objeto o aparato al que le falta una parte y el equipo de Trimaker lo analiza para intentar modelar digitalmente la pieza y luego producir el repuesto mediante la impresión 3D con la

Leer más

0

3DNatives, Ecología, Emisiones tóxicas, Francia, Impacto ambiental, Impresión 3D, Impresoras 3D, Medio Ambiente, Zimple, Zimpure
Durante gran parte de los procesos de impresión 3D se desprenden emisiones tóxicas que, en mayor o menor medida, son insalubles para los trabajadores y para el ambiente. Para solucionar este problema, dos jóvenes franceses recaudaron fondos a través del crowfunding para desarrollar un sistema que reduce dichas emisiones.   El tema es muy interesante y su proyecto podría tener un impacto positivo muy beneficioso para la industria de la impresión 3D. Para saber los pormenores del sistema Zimpure y conocer a sus creadores, aquí presentamos un resumen de la entrevista realizada a Nicolas y Antoine, los creadores del proyecto Zimple, por el sitio 3DNatives.  

3DN: ¿Pueden presentarse y presentarnos Leer más

0

Ecología, Impresión 3D, Impresoras 3D, Medio Ambiente
El Medio Ambiente, agradecido. Dentro de los usos que está comenzando a tener la impresión 3D en el campo de la ecología destaca –por lindo aunque aún no por útil- una impresora 3D que crea diseños y objetos que brotan y se cubren de césped.   El material utilizado para imprimir es una biotinta compuesta por tierra, semillas y agua.     La máquina puede producir estructuras de cierto tamaño así como motivos planos, como dibujos o letras, principalmente para usar como carteles. En todos los casos, con la humedad adecuada las piezas comienzan a brotar a los pocos días y lucen como una pequeña porción de césped verde brillante.   Este tipo de proyectos añade valor al análisis sobre el impacto ambiental de la impresión 3D.   Hoy se puede medir la “huella ecológica” de esta tecnología en función de distintos puntos: la escala de producción, los materiales, y el ciclo de vida de los productos fabricados. En esta nota te presetamos un análisis de cada uno de estos aspectos.   Además de los puntos anteriores, hay un tercero que no requiere comparación. Se trata del transporte, que es un factor importante en cuanto a impacto ambiental. La descentralización que permite la producción por medio de la impresión 3D conlleva un ahorro significativo en este campo con respecto a la fabricación centralizada.  
0

+107 Recursos para convertirte en un/a Lider en Impresión 3D

Apurate! El Mercado evoluciona día a día y tenes que estar a tiro con las últimas técnicas en Impresión 3D…

×

Llevate Gratis 1KG de Filamento*

Esta es una oferta de stock limitado, tenemos 25 unidades del color que selecciones.

*con la compra de una cosmos ii.

×
Abrir chat