Your address will show here +12 34 56 78
Libro
Discapacidad, Educación, Impresión 3D, Libro, No videntes
Un libro impreso en 3D es un recurso para que los niños y niñas con discapacidad visual puedan interpretar a través del tacto lo que se cuenta en la historia. Consiste en una serie de bases cuadradas o rectangulares con figuras simples en relieve que acompañan un texto escrito en braille. Las bases ilustradas componen las distintas páginas del libro, que está pensado para quienes aún no saben leer braille o para quienes están comenzando este proceso.   Algunos libros contienen historias y otros contienen conceptos como “arriba – abajo”, “izquierda – derecha”, “grande – pequeño” y figuras geométricas. Estas nociones son necesarias como paso previo al aprendizaje del sistema braille, por lo que los libros constituyen un material didáctico a la vez que recreativo.   tactile pictura books libro táctil impreso 3d trimkaer discapacidad visual no videntes ciegos   Tocar la historia   Las figuras tridimensionales acompañan la narración, que suele estar impresa en la misma página en sistema braille para poder ser leída en voz alta mientras el niño que escucha recorre el libro con la mano.   Por otro lado, la coexistencia de las palabras en braille con sus correspondientes figuras ilustrativas ayuda a aprender a leer a quien está dando sus primero pasos.   ¿Con qué material están hechos los libros impresos en 3D?   Por lo general, los libros se imprimen con impresoras de tipo FDM (modelado por deposición fundida). El material usado por estas impresoras 3D es una bobina de filamento de plástico que se calienta hasta fundirse y se va depositando capa por capa hasta obtener el diseño deseado.   Los filamentos más comunes están hechos de termoplásticos resistentes como PLA, que es un bioplástico no tóxico, o ABS, muy resistente a golpes y caídas.   El diseño de cada libro se puede crear desde cero o se puede recurrir a sitios que ya tienen modelos pre-armados como Tactile Picture Books.   tactile pictura books libro táctil impreso 3d trimkaer discapacidad visual no videntes ciegos   ¿Por qué son necesarios?   Porque brindan una herramienta única que facilita el aprendizaje de la lectura y la escritura para niñas y niños con discapacidad visual que aún no cuentan con las nociones necesarias para usar braille.   Porque complementan el proceso de enseñanza de una forma amena que implica diversión y descubrimiento.   Porque son durareros y resisten el uso intensivo. No se rompen y pueden mojarse sin riesgo de que se estropeen. Además, no son tóxicos, por lo que los pequeños pueden llevarlos a la boca y tenerlos consigo todo el tiempo que quieran.   ¿Qué libros podemos encontrar impresos en 3D?   Los primeros libros impresos en 3D han sido títulos infantiles famosos como La oruga hambrienta, Buenas noches Luna y El Arca de Noé.   Los archivos digitales de código abierto de estos libros ilustrados están disponibles para su descarga desde la biblioteca de Tactile Picture Books, lo que permite a cualquier persona que tenga acceso a una impresora 3D crearlos de forma gratuita.    
0

Discapacidad, Educación, Impresión 3D, Libro, Material de estudio, No videntes, Software
La impresión 3D es la herramienta que hoy promete liderar una revolución en el aumento de la accesibilidad, personalización y difusión de los recursos didácticos y de esparcimiento destinados a personas con discapacidad visual.   Los objetos impresos en 3D son el material por excelencia para portar imágenes corpóreas en tres dimensiones y placas con texto en braille, ya que es una característica intrínseca de esta tecnología la posibilidad de crear formas complejas en relieve con tamaños milimétricos y altísimo nivel de detalle.   Hoy en día, cualquier persona con acceso a una impresora 3D puede crear objetos con texto escrito en braille.   Pero si no sabemos braille, ¿cómo podemos incorporarlo a nuestras creaciones?   ¿QUÉ ES EL BRAILLE?   El braille es un sistema de lectura y escritura táctil pensado para personas ciegas o con diferentes niveles de discapacidad visual.   La disposición de puntos en relieve varía según el idioma. En español, el método braille consta de 256 patrones lingüísticos codificados.   Quienes deseen incluir textos escritos en braille en sus piezas impresas en 3D pueden hacerlo de manera sencilla por medio de un convertidor gratuito que transforma el texto con solo un click.   convertir texto braille lumi videntes discapacidad visual gratis aplicación converter trimaker impresión 3d   ¿CÓMO INCLUIR BRAILLE EN OBJETOS IMPRESOS EN 3D?   Si nos dedicamos al diseño o a la impresión de piezas impresas en 3D y deseamos incluir texto escrito en braille, podemos hacerlo sin dificultades gracias al desarrollo de un nuevo software creado por la empresa italiana Lumi Industrias en colaboración con Libralylyna.   Veamos en detalle cómo funciona esta aplicación.   Primero que nada, hay que destacar que es una herramienta completamente gratuita que podemos descargar desde la página web de Lumi.   Una vez instalado el programa, introducimos el texto que queremos convertir a braille y hacemos click en “Convert”. De esta forma, el programa generará una imagen con nuestro texto en braille.   Podemos modificar la placa en la que se encuentra el texto y customizarla a nuestro gusto para que se adapte a la pieza que estamos modelando.   Una vez que hayamos realizado todas las modificaciones necesarias, simplemente hacemos click en “Save 3D model” y ya tenemos nuestro archivo .stl listo.   Ahora no simplemente podemos hablar de accesibilidad educativa para las personas con discapacidad visual, ¡también podemos crearla!    
0

Discapacidad, Impresión 3D, Libro, Material de estudio, No videntes
¿Alguna vez se han puesto a pensar en la multiplicidad de usos que le podemos dar a la impresión 3D? Desde la NASA ideando un prototipo para imprimir comida espacial, empresas automotrices creando partes de autos y científicos imprimiendo órganos humanos, hasta objetos personalizadas de plástico reciclado para cuidar el medio ambiente.   Pero, ¿han pensado alguna vez que las impresiones 3D pudieran ser usadas como una herramienta de inclusión en el aula?   Sí, las impresiones 3D están revolucionando muchos espacios que conocemos y uno de ellos es la escuela. Esta tecnología ya se emplea en los salones de las escuelas inclusivas con varios proyectos. Uno de ellos es la creación de libros interactivos para niños con discapacidad visual.   Probablemente estén pensando que ya existen libros en braille y no encuentran la necesidad de tener que realizarlos a través de la impresión 3D.   Hay que tener en cuenta que para aprender el método braille la persona debe antes dominar los conceptos de arriba, abajo, derecha e izquierda. También se debe tener conocimiento de las figuras geométricas elementales y de las siluetas de los objetos de la vida cotidiana. Es por eso que en algunos países los niños con discapacidad visual no empiezan a aprender braille hasta los 6 años de edad.   Los libros impresos en 3D son una herramienta previa a la enseñanza del sistema braille. Se trata de un recurso didáctico y recreativo que permite enseñar el lenguaje en contexto.   tactile picture books libros táctiles impresión 3d no videntes ciegos braille trimaker   Aquí es donde la impresión 3D abre un mundo de posibilidades para infantes que no han aprendido el método braille aún. La existencia de programas de diseño especializados y fáciles de manejar, sumado a la oferta creciente de impresoras 3D semi profesionales que pueden ser operadas por docentes y familiares, brinda una herramienta económicamente accesible para crear material personalizado adaptado a cada grupo de niños.   En Estados Unidos, la iniciativa “Tactile Pictures Book Project” le permite a cualquier persona que lo desee pedir y personalizar de forma gratuita un libro infantil a elección y ayudar en el proceso de diseño del mismo.   Este tipo de libros es una experiencia táctil en la que los niños con discapacidad visual pueden “tocar las historias” a medida que los adultos las leen en voz alta. También les da la oportunidad de desarrollar los conceptos mencionados anteriormente, lo cual favorece que puedan comenzar a leer por su cuenta a una edad más temprana.
0

Argentina, Discapacidad, Impresión 3D, Libro, Material de estudio, No videntes, Uncategorized
¿Cómo se vinculan con el mundo las personas invidentes? ¿Qué propuestas de lectura existen y se pueden ofrecer a los chicos con discapacidades visuales? ¿Las nuevas tecnologías abren alternativas para la elaboración de contenidos destinados a niños no videntes o con baja visión? Un panorama acerca de algunos proyectos inclusivos en distintas etapas de desarrollo.   ¿Qué ves?, un documental de Sofía Vaccaro, que se estrenó en la Argentina en la segunda mitad del año 2014, explora a través de las historias de distintas personas invidentes los diversos modos de crear y percibir sensorialmente el mundo. Precisamente uno de sus protagonistas es un chico que se inicia en la lectura y la escritura en braille. Tal como se muestra en la primera escena de los avances de la película, el ingreso en el mundo de las letras es un hito muy significativo en la vida de cualquier niño. Ahora bien, ¿disponemos de un conjunto lo suficientemente rico de libros y recursos inclusivos y accesibles para que esa emoción inaugural que provoca la lectura perdure y se prolongue en el tiempo?   A contrapelo del aluvión de libros innecesarios y superficiales con los que la industria editorial atiborra el circuito de las grandes librerías, existe una serie de pequeñas iniciativas editoriales, de alcance todavía reducido, que intenta revertir y cubrir la escasez de materiales de lectura inclusiva necesarios para ofrecerles a niños con deficiencias visuales. Los invitamos a hacer un repaso a través de distintos proyectos editoriales embarcados en esa dirección.   libros táctiles ciegos no videntes educar impresión 3d trimaker   Leer y comprender mundos invisibles   Las investigadoras Alicia Oiberman, Daniela Teisseire, Elsa Bei y Jorgelina Barres trabajan en el Centro Interdisciplinario de Investigaciones en Psicología Matemática y Experimental (CIIPME-CONICET). Estudian de qué manera conocen y aprenden los bebés no videntes o con baja visión. En la comunidad científica internacional existe un conjunto diverso de trabajos de investigación que abordan este tema y plantean distintas respuestas sobre este asunto. No obstante, hay un consenso con respecto a que, durante los primeros dos años, la inteligencia sensoriomotriz constituye el núcleo prioritario a través del cual todo niño construye conocimientos. Según los estudios realizados por las investigadoras argentinas que integran este equipo, los bebés ciegos utilizan distintas vías sensoriales para comprender su entorno. Y, a través de esas otras estrategias, logran una integración sensorial que les facilita llegar a la representación mental del mundo que los rodea. Apenas nace un niño —vidente o invidente—, su principal herramienta de conocimiento es la boca. El niño ciego también reconoce los objetos al chuparlos, a la vez que se inicia en el uso de sus manos y desarrolla tempranamente el sentido del tacto. Por lo tanto, en opinión de estas especialistas, acompañar la evolución del bebé ciego con una adecuada estimulación temprana resulta muy importante.   Mientras desarrollaban estos estudios, las investigadoras se percataron de la falta de libros y juguetes específicos para trabajar con niños con esas características. En materia de lectura, los bebés ciegos necesitan libros que les permitan integrar distintas experiencias sensoriales: texturas, sonidos y olores, y así poder lograr un acercamiento paulatino a la escritura en el sistema braille y a las convenciones de la lectoescritura. Fue así que a este grupo de profesionales se les ocurrió la idea de diseñar ellas mismas un libro objeto, adaptado a las necesidades que descubrieron que tienen estos niños. El osito y la rana es el resultado de esa iniciativa y contempla la estimulación auditiva, táctil y olfativa de los bebés ciegos o con baja visión. La producción de este material didáctico es un desarrollo a pequeña escala y de forma casi artesanal, aunque sus mentoras esperan contar con apoyo financiero para que el proyecto prospere y este libro llegue a muchos chicos no videntes.   Proyectos editoriales para leer con todos los sentidos   En otros países, existen sellos editoriales que ya llevan varios años en el mercado, dedicados exclusivamente a la fabricación de este tipo de materiales de lectura, pensados especialmente para niños ciegos. Por ejemplo, en Francia, Les doigts qui rêvent [Dedos que sueñan], una pequeña editorial de la ciudad de Dijon, está enteramente abocada a la producción de libros álbum táctiles ilustrados para niños con dificultades visuales. Los libros que conforman su catálogo se realizan combinando técnicas artesanales e industriales. Se valen de todo tipo de materiales: distintos papeles, telas de diferente textura, filtros, botones, etc. Su fundador, Philippe Claudet, es un antiguo profesor de niños ciegos, que, preocupado por la ausencia de materiales para ofrecerles a sus alumnos, en 1993, comenzó a editar él mismo libros de este tipo. Claudet ha visitado diversos países —incluyendo algunas ciudades de Latinoamérica— para difundir este proyecto y alentar a otras personas a embarcarse en propuestas parecidas en otros sitios y en otros idiomas.   Living Painting es otro interesante proyecto editorial dentro del panorama internacional —en este caso afincado en Gran Bretaña— que se dedica a diseñar, crear y editar libros táctiles, con el audio del texto incluido, generalmente leído por actores famosos. El catálogo abarca libros para adultos y especialmente para niños. Entre los libros infantiles se encuentran grandes obras literarias de autores como Oliver Jeffers, David McKee, Quentin Blake, etc. Por ejemplo, el actor Ethan Hawke prestó su voz para la audioguía de un libro táctil basado en el cuento Donde viven los monstruos, de Maurice Sendak.   libros táctiles ciegos no vidente impresos 3d educar trimaker   Las texturas de la naturaleza   En la Argentina, la joven editorial Estudio Erizo se dedica a la creación y edición de libros ilustrados para la población vidente y no vidente, elaborados específicamente por noveles escritores y artistas plásticos contemporáneos. Se trata de libros ilustrados, con imágenes en relieve. Exploran la técnica del gofrado, un proceso que consiste en producir un relieve en el papel por el efecto de la presión y que se emparenta con la tradición artística del grabado. Sus impulsoras, Verónica Tejeiro y Paula Orrego, subrayan que se trata de hacer libros inclusivos. El gran desafío es pensar las imágenes para la lectura táctil. La materialidad del libro responde a los requerimientos del sistema braille y al mismo tiempo busca atender las necesidades artísticas y sustentables. La impresión del texto se realiza tanto en tinta como en braille, de forma tal que la lectura puede ser compartida por niños videntes e invidentes.   Naturalia es una colección de libros con un eje conceptual, está compuesta por libros que cuentan pequeñas y grandes transformaciones de la naturaleza. Las editoras buscan que las imágenes sean simples y al mismo tiempo poéticas. Genoveva es el primer libro que lanzaron y narra la transformación de una oruga en mariposa. El mar y las caracolas, segundo título de la serie, está a punto de salir y prometen más novedades. Ya recorrieron varias ferias y exposiciones internacionales, a las que fueron invitadas para mostrar lo que hacen. Esta flamante editorial financia la producción de estos libros a través de la presentación de sus proyectos en diferentes concursos y/o convocatorias nacionales e internacionales, que brindan subsidios a la creación.   Actualmente Estudio Erizo participa del proyecto Libros infantiles en formato accesible, impulsado por el INADI. Este organismo se propone reunir a un grupo de editoriales argentinas para compartir la experiencia pionera de desarrollar libros de este tipo, contribuir con nuevas propuestas y trabajar en forma conjunta.   Los colores de la imaginación   También existen sellos editoriales que eventualmente deciden incluir dentro de su catálogo una obra literaria que integra temáticas y lenguajes para niños ciegos. Ese es el caso de El libro negro de los colores, de las venezolanas Menena Cottin y Rosana Faría, editado originalmente en México por la prestigiosa Ediciones Tecolote. Esta obra ha merecido el primer premio en la categoría Nuevos Horizontes, otorgado por la Feria del Libro Infantil de Bolonia en 2007. Actualmente El libro negro de los colores forma parte del catálogo de la selectiva editorial Libros del Zorro Rojo. Esta es una obra singularísima que habla sobre la percepción de los colores. ¿Es posible ver los colores con los ojos cerrados?. Esta historia permite descubrirlos a través de descripciones visuales y poéticas que muestran que los colores también se pueden tocar, oler y sentir. El libro tiene el texto impreso convencionalmente y también en braille. Las ilustraciones son en relieve y, aunque se refiere a muchos colores, las imágenes solo aparecen en blanco y negro. Una pieza de arte que presenta una propuesta integradora en el tratamiento de la forma y el contenido.   Libros y lecturas hechas a mano   En la localidad de Argüello (Córdoba), reside un pequeño grupo de emprendedores, liderados por Grisel Capretti y Gustavo Calcaterra. Ellos son artesanos y hacedores de una colección de libros didácticos totalmente artesanales. Su microemprendimiento se llama Tela Papel y Madera Libros, y fabrican libros de tela, bordados, en cartapesta y demás técnicas manuales para obtener libros en relieve y con figuras y personajes tridimensionales. Los libros responden a dos temáticas: vida cotidiana, por un lado, y leyendas argentinas, por otro. Sus creadores mantienen un blog y tienen una página en Facebook. Ellos mismos se ocupan de todo el proceso, desde la concepción de la idea, el diseño, la manufactura y la distribución de sus productos. Si bien estos libros no son deliberada ni exclusivamente hechos para niños invidentes, se prestan y adaptan para compartir con ellos ya que los lectores pueden explorar la historia a través del tacto; el texto se incluye en forma separada. Han recorrido importantes ferias internacionales dedicadas a la producción editorial y también llevan sus libros artesanales a toda clase de ferias y exposiciones de diseño y artesanías que se realizan en todo el país. Han obtenido varias menciones y diplomas en reconocimiento a su labor, incluyendo una mención especial de los destacados de la Asociación de Literatura infantil y Juvenil de la Argentina (ALIJA), en el año 2010.   libros táctiles impresos 3d ciegos no videntes trimaker   Impresoras 3D y el futuro de la lectura táctil   Hasta ahora, las impresoras 3D se empleaban en sofisticados procesos industriales. Pero eso está cambiando; esta tecnología se ha vuelto mucho más accesible y comienzan a fabricarse estas herramientas para uso hogareño. Los diseños que realiza un usuario en la pantalla pueden volverse corpóreos en pocos minutos o en un par de horas —dependiendo del tamaño y complejidad del objeto desarrollado—. Se pueden utilizar diseños preelaborados —muchos de acceso libre y gratuito— disponibles en diversas plataformas web: una de las más conocidas es Thingiverse. Como muchos de los diseños que aparecen en esta clase de sitios están bajo licencia Creative Commons, cualquiera puede usarlos o modificarlos a su conveniencia. Previamente hay que descargar el archivo digital correspondiente y luego imprimir de forma casera en la impresora.   Varias empresas argentinas (Trimaker, Kikai Labs, Replikat) proveen estos equipos, algunos para uso educativo que permiten a los alumnos y docentes elaborar proyectos, juegos y herramientas para enriquecer las clases. Los materiales que se utilizan para imprimir varían: plástico, cera o goma. En el ámbito industrial, se conocen como máquinas de prototipado rápido o fabricación bajo demanda. Emplean una tecnología que se denomina FDM (Fused Depotition Modeling): deposición de material fundido capa a capa. Estas impresoras facilitan una nueva manera de fabricar libros táctiles; ya sea para uso familiar —por ejemplo, un papá que inventa un cuento para sus hijos utilizando impresiones 3D— o para confeccionar libros táctiles a gran escala y siguiendo criterios profesionales.   El profesor Tom Yeh, de la Universidad de Colorado (EE. UU.), dirige el proyecto Tactile Picture Books, que impulsa la creación de libros táctiles para niños invidentes. También desarrollan talleres para enseñarles a los papás a diseñar sus propios libros para compartir con sus hijos.   El costo de los modelos básicos de estas impresoras arranca a partir de 20.000 pesos apróximadamente. Una posible alternativa para acceder a ellas, sin necesidad de comprarlas en forma particular, o para ponerlas a prueba antes de decidir la inversión es visitar un lugar como 3D Lab Fab & Café.     Artículo escrito por Mónica Klibanski para educ.ar.    
0

Educación, FDM, Filamento, Guía, Libro
En Trimaker creemos que la tecnología de la impresión 3D debe estar presente en todas las instancias de la enseñanza formal e informal. Porque representa una herramienta clave para desarrollarse en un mundo en el que cada vez es más común el uso de este tipo de tecnologías. Y porque es un instrumento que permite el traspaso del mundo digital al físico, dándole un nuevo sentido al trabajo en una computadora.   Por eso, creamos una Guía de impresión 3D para educadores que puede aplicarse y adaptarse a todos los niveles de la enseñanza.   Aquí hablaremos sobre la tecnología FDM. Ofrecemos un panorama resumido del contenido de la guía que sirve como referencia y eje para comenzar a hablar sobre este tema. Quienes deseen la versión completa pueden contactarnos a [email protected]   TEMA 2   ¿Qué es FDM?   FDM son las siglas de Fused Deposition Modelling, que significa “modelado por deposición de material fundido”. Es una técnica de impresión 3D que consiste en depositar capas planas de material fundido superpuestas entre sí para conseguir un objeto con volumen. Por extensión, se llama impresora 3D por FDM a las impresoras que utilizan esta técnica. Es decir, que imprimen a partir de la fundición de filamento plástico.   La tecnología de filamentos es actualmente la más popular y accesible. Además, es la más adecuada para el uso en el aula.   Ventajas:   – Usa materiales no tóxicos, biodegradables y reciclables.   – Es de fácil uso.   – Es de fácil instalación e implementación.   – Puede verse con facilidad cómo es su funcionamiento.   – Es segura para el manejo por parte de personas no profesionales, ya que sus mecanismos y espacios peligrosos (extrusor y cama caliente) quedan protegidos y están señalizados como tales.   – Hay bibliotecas de material libre y descargable on-line.   Diagrama de una impresora FDM   impresión 3d fdm impresora diagrama partes esquema trimaker cosmos   En esta sección veremos en detalle los componentes de las impresoras FDM y su funcionamiento. De esta manera, comenzaremos a familiarizarnos con los términos específicos de la tecnología que usaremos de acá en adelante.   1- Bastidor y Ejes cartesianos: La impresora trabaja en tres ejes -X, Y y Z- de manera que las capas se dibujarán en X e Y. Luego habrá un desplazamiento en Z equivalente a la distancia de la altura de las capas y comenzará la impresión de la capa siguiente. Dependiendo del modelo de la impresora, el movimiento en Z podrá ser un desplazamiento de la plataforma de construcción hacia abajo o un desplazamiento del extrusor hacia arriba.   2- Plataforma de construcción: Es la superficie sobre la cual se deposita la primera capa de material. Es fundamental lograr una correcta adhesión del material a la plataforma, ya que de esto dependerá que se construya correctamente la impresión. La mayor parte de los filamentos necesitan una plataforma calefaccionada que mantenga al material extruido a una temperatura que evite que la pieza se contraiga y se despegue de la base. Si es necesario, sobre la plataforma se aplican sprays adhesivos (como el Roby) que generan una película adherente. O se cubre la superficie de la plataforma con cinta de papel para crear una superficie rugosa. Dependiendo de la configuración de la impresora, la plataforma se moverá hacia arriba y abajo o hacia atrás y adelante.   3- Filamento: Las impresoras FDM utilizan material termoplástico que vienen en bobinas. Los termoplásticos son polímeros que se funden al aplicarles calor. Los más usados en impresión 3D son el ABS y el PLA, que vienen en una gran variedad de colores.   El PLA (Ácido Poliláctico) es un plástico derivado del maíz o la caña de azúcar. Es biodegradable y su comportamiento y resistencia son similares a los del PET. En la industria, el PLA se usa para realizar envases para alimentos. Es óptimo para imprimir en el aula, ya que es uno de los plásticos que presenta menos dificultades durante el proceso, además de no ser tóxico.   El ABS es un material muy usado en los objetos cotidianos. Es de lo que están hechas las carcasas de los productos electrónicos, como los monitores y los controles remotos, entre otros. Se caracteriza por ser resistente a los golpes y, en impresión 3D, se recomienda para piezas que busquen tener resistencia mecánica como, por ejemplo, un engranaje.   4- Extrusor: El extrusor funciona de una manera muy similar a una pistola de silicona. Tiene un orificio por el que se introduce el filamento plástico, que es empujado por una rueda tractora hacia la zona de calentamiento para finalmente salir por una boquilla varias veces más chica que el diámetro original. En impresión 3D se usan dos diámetros de filamento: 3 mm y 1,75 mm. Cada impresora usa solamente uno de estos diámetros y debería estar especificado en los datos técnicos del fabricante. La Trimaker Cosmos, por ejemplo, usa filamento de 1,75 mm.   a) Resistencia: Se ocupa de calentar el barril del extrusor para fundir el filamento.   b) Recubrimiento aislante: Evita que el filamento se adhiera al conducto y tape el extrusor.   c) Boquilla de extrusión: Reduce el diámetro del filamento, que es de 3 mm o de 1,75 mm dependiendo de la máquina que se use. Es por donde saldrá el filamento a lo largo de la impresión y lo que definirá el ‘trazo’ con el que se dibujará cada capa. El diámetro estándar de la boquilla suele ser de 0,4 mm, pero pueden encontrarse también boquillas de 0,1 mm a 1 mm. Cuanto mayor sea el diámetro de la boquilla, menor será la definición y mayor será la velocidad de impresión. Esto solo modificará la definición en X e Y, que es dónde veremos los trazos de la boquilla, pero no será tan influyente en la definición en Z. Si se necesita usar la impresora para piezas que no tengan detalles muy pequeños en su cara superior, podría ser conveniente usar una boquilla más grande. Mientras que si tenemos una pieza sumamente detallada convendrá usar una boquilla de menor diámetro a pesar del mayor tiempo de impresión para sacar más provecho de la herramienta.   5- Pieza impresa: Se construye sobre la plataforma y queda adherida a ella hasta que su temperatura baja a temperatura ambiente. Una vez fría, la pieza se desprende sola de la plataforma y está lista para usar o darle terminación.   Uso de la impresora   Antes de empezar, asegurarse de tener los siguientes elementos:   – Hoja de calibración (por ejemplo, un post-it o una hoja de computadora).   – Fijador de pelo Roby o similar para mejorar la adherencia.   – Suficiente filamento para la impresión que se desea hacer.   – Tarjeta SD con una pieza lista para imprimir.   Calibración: Al comenzar una impresión, la primera capa de material debe estar bien adherida a la plataforma de construcción. Para lograr esto, debemos calibrar la distancia entre la boquilla y la placa de construcción para que sea igual a lo largo de toda su superficie. Además, debe procurarse que se mantenga una distancia que no sea muy grande ni demasiado pequeña. Si la boquilla se encuentra alejada de la placa, el material no se va a adherir y va a comenzar a acumularse en el extrusor generando una bola de plástico, pudiendo incluso llegar a romper el extrusor. Por otro lado, si la boquilla está muy cerca de la placa la salida del filamento se bloqueará, la rueda tractora que empuja al material continuará haciéndolo y, al no avanzar, éste rebalsará y se acumulará plástico en los dientes de la rueda.   La distancia correcta entre el extrusor y la cama es el espesor de un papel. Éste debe pasar fácilmente entre la placa y la boquilla sin arrugarse o desgarrarse, pudiéndose sentir una pequeña fricción al moverlo. Para regular la cama se utilizan las cuatro perillas ubicadas bajo la misma. Según el sentido en que se giren, se agrandará o se achicará la distancia.   Carga de filamento: Cargar o cambiar el filamento es una de las acciones más frecuentes en el uso de la máquina. Esto sucede en tres ocasiones: antes del primer uso, cuando está por terminarse el rollo que tiene cargado la máquina o en el caso de querer usar otro material y/o color.   El modo en que se cambia el filamento difiere según la marca y modelo de la impresora, pero todos tienen en común que para cambiarlo debe tenerse en cuenta la temperatura de los materiales. Por ejemplo, si estamos utilizando ABS, cuya temperatura de fundición es ~ 230°c, tendremos que llevar el extrusor a esa temperatura. Esto suele hacerse por medio del menú del panel de control. Una vez alcanzada la temperatura, se puede retirar el material e inmediatamente colocar el nuevo que se va a utilizar. Si el cambio se va a hacer por otro tipo de material con una temperatura de fundición distinta, necesitaremos, una vez cambiado, modificar la temperatura del extrusor hasta la temperatura del nuevo material elegido.   Impresión: Antes de comenzar la impresión, rociar una fina capa de Roby sobre el vidrio procurando no rociar sobre las barras y mecanismos. Luego, colocar la tarjeta SD y elegir el nombre del archivo que se quiere imprimir. La impresión puede tardar unos minutos en comenzar. Durante la impresión, la pantalla mostrará el progreso de la impresión y las temperaturas. Cuando la impresión haya terminado, esperar a que la cama de impresión se enfríe antes de retirar la pieza.   PROBLEMAS FRECUENTES   Durante la impresión con FDM hay algunos problemas frecuentes que tienen fácil solución. Cada usuario irá conociendo las características de su equipo y podrá ir probando las soluciones para los inconvenientes que se le presenten durante la impresión. Es importante que los alumnos se familiaricen con estos temas, ya que se les presentarán durante el trabajo en el aula. Saber hacer frente a ellos les aportará una ventaja durante el proceso de estudio y, posteriormente, en la aplicación de los conocimientos en el campo laboral.   ¿Cuáles son los problemas frecuentes en impresión 3D por FDM y cómo solucionarlos? Aquí te lo explicamos.     GUÍA DE IMPRESIÓN 3D PARA EDUCADORES   TEMA 1: ¿QUÉ TECNOLOGÍAS EXISTEN?   TEMA 2: ¿QUÉ ES FDM?   TEMA 3: MODELADO   TEMA 4: SOFTWARE   Para seguir formándose, sugerimos la lectura de los siguientes artículos:   – El primer libro sobre impresión 3D en español.   – Impresión 3D desde cero.   – ¿Cuánto cuesta imprimir algo en 3D?   Si te interesa realizar un curso, aquí encontrarás información al respecto.
0

Arquitectura, Educación, Guía, Impresión 3D, Libro
En Trimaker creemos que la tecnología de la impresión 3D debe estar presente en todas las instancias de la enseñanza formal e informal. Porque representa una herramienta clave para desarrollarse en un mundo en el que cada vez es más común el uso de este tipo de tecnologías. Y porque es un instrumento que permite el traspaso del mundo digital al físico, dándole un nuevo sentido al trabajo en una computadora.   Por eso, creamos una Guía de impresión 3D para educadores que puede aplicarse y adaptarse a todos los niveles de la enseñanza.   Aquí hablaremos de las distintas tecnologías que existen. Ofrecemos un panorama resumido del contenido de la guía que sirve como referencia y eje para comenzar a hablar sobre este tema. Quienes deseen la versión completa pueden contactarnos a [email protected]   TEMA 1   ¿Qué tecnologías existen en impresión 3D?   Cuando hablamos de manufactura digital nos referimos a una producción que se basa en un modelo original digital, o sea que no existen moldes ni modelos físicos a copiar.   Por otro lado, la noción de adición se refiere a la construcción a partir del agregado de material para crear un objeto tridimensional mediante la superposición de capas sucesivas.   De la misma manera en que existen impresoras de tinta y láser, existen impresoras 3D que usan distintos materiales y tecnologías para llegar al objeto final. A continuación haremos un recuento de las que podemos encontrar hoy en día, divididas según la manera en la que se construye la pieza final y los materiales que usa para esto. Cada una tiene tanto resultados como aplicaciones diferentes y explicaremos el porqué de cada una y cuáles son sus fortalezas.     Tecnología de filamentos   La tecnología más popular actualmente es la denominada FDM o FFF, que significa “Modelado por Deposición Fundida”. Las máquinas que tienen este tipo de tecnología trabajan con filamentos plásticos que luego son fundidos en el proceso de impresión de forma similar a una pistola de silicona. La impresora extruye filamento caliente a través de un cabezal sobre una base de construcción y dibuja una capa tras otra para construir la pieza. Cada capa está conformada por un recorrido lineal dibujado por el cabezal. Una vez terminada la extrusión de esa capa, la plataforma de impresión bajará la distancia de una capa (o el extrusor subirá esa distancia, dependiendo de cada máquina) y así quedará el espacio necesario para poder extruir la siguiente capa sobre la anterior.   Aquí se puede ver cómo es el proceso de impresión:     Tecnología de resinas fotosensibles   Las tecnologías DLP (proceso de luz directa) y SLA (aparato de estereolitografía) utilizan resinas fotosensibles como material de construcción. Estas fueron las primeras tecnologías de impresión 3D en desarrollarse. Las primeras patentes y pruebas se hicieron en los años 20, aunque usaban brea y stencils hechos a mano en lugar de resinas fotosensibles, proyectores o lásers.   SLA: Es la tecnología conocida como “estereolitografía”. También se la denomina fabricación óptica, foto-solidificación o SL. Es un proceso de fabricación aditiva que se basa en la solidificación de resina mediante luz ultravioleta. Los objetos tridimensionales se forman por la adición de capas superpuestas una encima de otra. Cada capa se genera dirigiendo un láser de luz ultravioleta a los sectores del objeto donde hay que añadir material, lo que hace que la resina se solidifique y quede así una fina capa de material sólido pegado a la capa previa. El objeto puede crearse desde arriba hacia abajo o desde el interior de la cubeta hacia arriba.   DLP: Son las siglas de Digital Light Processing, que significa “proceso digital por luz”. Es un tipo de impresora 3D que solidifica resina fotosensible por medio de una fuente de luz que puede ser un proyector, una bombilla halógena o de led, o una placa LCD o de diodos led UV. Con DLP el proceso de impresión es similar al que ocurre con SLA pero más veloz. Al igual que con SLA, el objeto puede crearse desde arriba hacia abajo o desde el interior de la cubeta hacia arriba. En ambos casos, la superficie de la pieza resultante es más lisa que con procesos como FDM o FFF, ya que las capas son menos visibles.   Estas tecnologías permiten generar formas complejas tanto en su estructura externa como en la interna y un alto nivel de definición (25 micrones en algunos casos). Aunque trabaja únicamente con resinas, existe una variedad muy grande de durezas y colores. Estas tecnologías se usan, por ejemplo, en joyería, empleando como material de impresión ceras que luego pueden enviarse a fundir para obtener una pieza metálica.     Tecnología de polvos   El sinterizado láser selectivo (SLS), el sinterizado láser de metal directo (DMLS) y el binder jetting (3DP) usan como insumo de construcción polvos de diversos materiales. Se deposita una fina capa del material en polvo y, en el caso de SLS y DMLS, un láser dibuja la capa derritiendo el polvo y uniendo las partículas para generar la capa. En 3DP, en cambio, se usa un líquido aglutinante que es depositado por un cabezal inkjet, como el de las impresoras de papel, en los lugares en que se quiere que el material quede rígido, y luego una luz cura el aglutinante generando la capa.   En SLS se usa comúnmente Nylon y derivados del nylon con distintas propiedades, por ejemplo, con fibra de vidrio o sustancias que dan flexibilidad. Las piezas tienen alta precisión y detalle. DMLS usa polvo metálico de distintos metales y aleaciones. Las piezas que genera son altamente funcionales y precisas. Se utiliza en grandes industrias como la aeroespacial y armamentística, ya que su costo es muy elevado para aplicaciones de industrias más pequeñas o prototipado. El BJ en algunos casos permite impresiones full color usando un cabezal de impresora sobre polvos cerámicos. En otros casos, en impresoras más sofisticadas, permite usar combinaciones de una variedad de resinas (poliamidas y derivados con cargas que le dan distintas propiedades) y una variedad de materiales en polvo (cerámicos y metálicos con aleaciones específicas para ciertas aplicaciones) permitiendo una variedad enorme de combinaciones y resultados que se adapten a las necesidades de la pieza a fabricar.   Tecnología de ‘materiales digitales’   Las impresoras polyjet funcionan de una manera similar al binder jetting pero, en lugar de depositar el aglutinante sobre un polvo, lo depositan sobre la base de construcción y lo curan simultáneamente. Llamamos “material digital” al resultado de combinar dos o tres fotopolímeros en concentraciones específicas para crear un material compuesto con características híbridas. Esto permite generar tanto gradientes de colores como sectores de la pieza rígidas o flexibles según lo que haga falta.   guía impresión 3D educadores tecnologías comparación     GUÍA DE IMPRESIÓN 3D PARA EDUCADORES   TEMA 1: ¿QUÉ TECNOLOGÍAS EXISTEN?   TEMA 2: ¿QUÉ ES FDM?   TEMA 3: MODELADO   TEMA 4: SOFTWARE   Para seguir formándose, sugerimos la lectura de los siguientes artículos:   – El primer libro sobre impresión 3D en español.   – Impresión 3D desde cero.   – ¿Cuánto cuesta imprimir algo en 3D?   Si te interesa realizar un curso, aquí encontrarás información al respecto.
0

Dalia Drajnudel, Educación, Guía, Libro, Trimaker
En Trimaker creemos que la tecnología de la impresión 3D debe estar presente de una manera u otra en todas las instancias de la enseñanza formal e informal. Enseñar a los alumnos a comprender el funcionamiento, aplicación y potencial de la impresión 3D es darles una herramienta clave para desarrollarse en un mundo en el que cada vez es más común el uso de este tipo de tecnologías.   Por otro lado, es un instrumento que permite el traspaso del mundo digital -al cual los chicos están acostumbrados- al físico, dándole un nuevo sentido al trabajo en una computadora.   Por eso, creamos una Guía de impresión 3D para educadores que puede aplicarse y adaptarse a todos los niveles de la enseñanza.   Además de los contenidos teóricos y las imágenes ilustrativas correspondientes, cada módulo incluye ejercicios para que los educadores se familiaricen con los programas que van a usarse en el proceso de impresión, así como actividades sugeridas para realizar en clase.   Siguiendo la pedagogía construccionista de Seymour Papert, que considera que el aprendizaje es una reconstrucción más que una transmisión de conocimiento y que éste es más efectivo cuando es parte de una actividad donde el alumno experimenta mientras construye un producto significativo, creemos la impresora 3D puede usarse como una herramienta que permita a los alumnos construir sus conocimientos.   No solo aprenderán a imprimir y modelar los archivos digitales sino que también se involucrarán y generarán conocimientos y habilidades durante el proceso de generación del objeto, teniendo que resolver los problemas que encuentren a lo largo de ese proceso.   El desafío, por el momento, está en la articulación de la currícula con estas nuevas herramientas que van surgiendo para poder darle un uso que realmente haga la diferencia.   En algunos casos, donde el tipo de institución así lo requiera, el diseño e impresión 3D en sí mismos podrán ser un tema de estudio. Pero en otras instituciones será el trabajo interdisciplinario y en grupo lo que le dé una oportunidad a la impresión 3D, al ser utilizada como parte de la investigación o construcción de un proyecto. Allí el aprendizaje surgirá de forma natural, incentivando y acompañando la creatividad que surge intuitivamente de los alumnos.   Ventajas de la impresión 3D para la enseñanza:   La implementación de la impresión 3D en la educación prepara a los estudiantes para sus futuras carreras y les enseña valiosas habilidades.   También sirve como una herramienta adicional para aportar valor en muchas áreas de la educación y proporciona a los educadores nuevas formas de transmitir su mensaje.   Bien empleada, la incorporación de la impresión 3D en la educación permite:   – Captar el interés de los estudiantes   – Estimular la interacción durante la clase   – Generar una nueva relación entre los alumnos y las ciencias duras   – Crear ayudas didácticas tangibles a través de modelos 3D   – Concretar en objetos reales lo aprendido de forma teórica   – Incluir y desarrollar distintas inteligencias   Para que todo esto efectivamente se pueda cumplir, el educador debe contar con una base sólida de conocimiento y contenido que permita una implementación exitosa de la tecnología en el aula.   Con ansias de aportar nuestro grano de arena en este camino, cada semana iremos subiendo al blog una parte de la guía para que todos puedan acceder a ella. Quienes deseen la versión completa pueden contactarnos escribiendo a [email protected]   GUÍA DE IMPRESIÓN 3D PARA EDUCADORES   TEMA 1: ¿QUÉ TECNOLOGÍAS EXISTEN?   TEMA 2: ¿QUÉ ES FDM?   TEMA 3: MODELADO   Para seguir formándose, sugerimos la lectura de los siguientes artículos:   – El primer libro sobre impresión 3D en español.   – Impresión 3D desde cero.   – ¿Cuánto cuesta imprimir algo en 3D?   Si te interesa realizar un curso, aquí encontrarás información al respecto.
0

Andrei Vazhnov, Educación, Impresión 3D, Industria argentina, Libro, Material de estudio
El primer libro sobre impresión 3D escrito en español es “Impresión 3D. Cómo va a cambiar el mundo”, de Andrei Vazhnov.   De lectura amena y con un temario abarcativo de todos los aspectos relacionados con la impresión 3D, es un material muy útil para estudiantes, profesores y aficionados a la tecnología.   El objetivo del libro no es explicar cómo modelar o imprimir en 3D, sino brindar un panorama histórico y económico vinculado con este tema.   “Impresión 3D. Cómo va a cambiar el mundo” fue publicado por el Instituto Baikal de Argentina. Su autor, Andrei Vazhnov, fue orador sobre impresión 3D, innovación y el impacto de las tecnologías digitales en SAP CIO Summit, en el Día del Emprendedor Porteño, en South American Business Forum y en muchos otros eventos y conferencias. También es asesor estratégico en Trimaker y en varias otras startups.   Aquí ofrecemos un adelanto de cada capítulo del libro. Para leer el libro completo se puede ingresar a la página del Instituto Baikal.   CAPÍTULO 1. El genio digital se escapa de la botella   Con el rápido desarrollo de la tecnología de la impresión 3D estamos cada vez más cerca de tener una máquina que puede construir cualquier producto a base de diseños digitales. El mundo físico y el mundo digital están fusionando con profundas consecuencias que van a redefinir el concepto de trabajo y de valor. Cómo el extraño invento de Alan Turing se está comiendo el mundo.   CAPÍTULO 2. De la Edad de Piedra a la Edad de Adición   ¿Cómo funciona la impresión 3D? ¿Por qué es tan diferente de las modalidades de producción más tradicionales de sustracción y moldeo? ¿Cuáles son las ventajas revolucionarias de esta tecnología? ¿Qué nuevas posibilidades de diseño y manufactura se abren a partir de su desarrollo? Tecnologías similares a la impresión 3D fueron inventadas en 1951, 1971 y 1984. ¿Por qué llevo tanto tiempo para llegar al mercado masivo? ¿Por qué recientemente empezó a crecer tan rápido? El Triángulo Estratégico de la Impresión 3D.   CAPÍTULO 3. La palanca 3D   “Denme un punto de apoyo y moveré el mundo”, dijo Arquímedes de Siracusa explicando el principio de la palanca. Cada tecnología revolucionaria tiene como fin multiplicar alguna de nuestras habilidades naturales. La palanca de Arquímedes multiplica nuestra fuerza física; la imprenta, la radio y Youtube multiplican el poder de difusión de información; la computadora aumenta nuestra capacidad de razonamiento y toma de decisiones. Y al multiplicar nuestras capacidades, las nuevas tecnologías siempre tienen un impacto profundo y muchas veces no esperado en cómo transforman nuestras relaciones laborales y personales, nuestras instituciones y hasta nuestra historia. En las revoluciones tecnológicas siempre hay ganadores y perdedores. ¿Qué tipo de palanca nos dan las impresoras 3D? ¿Qué habilidad multiplican? ¿A quién beneficiarían en el corto y largo plazo?   CAPÍTULO 4. Artesanía de Siglo XXI   A medida de que la calidad de impresión 3D llega al punto suficientemente bueno (good enough) en más y más categorías de consumo, la modalidad de producción y el paradigma de diseño van a cambiar por completo. Los consumidores van a valorar otros aspectos de los productos y las empresas que entienden estas tendencias van a poder escapar del destino que afectó a las empresas de entretenimiento cuando llegó el formato MP3. El artesano del siglo XXI tendrá ventajas enormes frente a las empresas de producción masiva y va a ser más parecido al DJ moderno que a un sastre de siglos pasados.   CAPÍTULO 5. Mover materia en el espacio: impresión 3D en medicina, construcción y alimentación.   Los usos de las impresoras 3D en la medicina, la construcción y la producción de comida suelen ser los más sorprendentes de todas las aplicaciones de esta tecnología. Sin embargo, imprimir un edificio, una prótesis o una hamburguesa en principio no es muy distinto que imprimir un objeto de diseño, una silla o una mesa -en todos estos casos el proceso de impresión 3D es, en el fondo, colocar material en una configuración determinada por el programa digital- lo que es distinto de una situación a otra es el material que usamos. Como decía el filósofo Bertrand Russell, todo el trabajo consiste en mover materia en el espacio. Este capítulo profundiza en el impacto de la impresión 3D en las distintas industrias y desarrolla la tesis que plantea que las consecuencias de la revolución 3D van a ser universales.   CAPÍTULO 6. Economía 3D   ¿Qué pasará en 20-30 años cuando para todos sea posible imprimir lo que quieran por tan sólo el costo de la materia prima? ¿Qué significaría tener fronteras o sistemas de transporte en un mundo donde productos físicos se mueven digitalmente a través de Internet? ¿Qué valor tendrán las patentes y marcas registradas cuando la copia de un producto físico sea idéntica al original? Las implicancias de la impresión 3D para los gobiernos y las políticas públicas en las próximas décadas serán enormes.   CAPÍTULO 7. La dura realidad   Apenas estamos en el comienzo del uso masivo de las impresoras 3D. Las tecnologías de hoy en día tienen muchas limitaciones importantes. Habría que evaluarlas cuidadosamente, para ver si las impresoras 3D actualmente disponibles en el mercado tienen las características necesarias para el propósito específico del usuario. En este sentido, un problema importante es que en los medios se suele hablar de las impresoras 3D como si ya fueran máquinas que pueden fabricar casi cualquier cosa que quieras, pero -al menos por ahora- estamos muy lejos de esto. Este capítulo hace un recorrido detallado de los usos principales de la impresión 3D, de las características de desempeño claves y de las cinco tecnologías principales de impresión 3D.   CAPÍTULO 8. Oportunidad 3D   Si estuviésemos viviendo en la época de la invención del automóvil, ¿podríamos haber predicho qué fabricantes permanecerían y cuáles perderían como consecuencia de este invento revolucionario? ¿Podríamos haber predicho la necesidad de construir caminos que atraviesan continentes? ¿Las estaciones de servicio? ¿Las aseguradoras de automóviles? ¿Las playas de estacionamiento? ¿Las empresas de remolque de autos? ¿Las escuelas de conducir? ¿Los talleres mecánicos? ¿Las empresas proveedoras de partes? ¿Los moteles y sitios de camping? ¿Los productos de tunning? ¿Los lavaderos de coches? ¿La enorme industria del petróleo, las revistas dedicadas a los automóviles, la Fórmula 1 y el Nascar? Cada vez que surge una tecnología revolucionaria -ya sean automóviles, televisores o aviones-, existe la tentación de buscar oportunidades en el ámbito más obvio: entre las empresas que están creando esta nueva tecnología. Pero la historia demuestra que las mejores oportunidades de negocio muchas veces están en los efectos secundarios que surjan debido a la revolución. Este capítulo hace un análisis sistemático de las oportunidades que van a aparecer en los próximos años.   CAPÍTULO 9. La profecía de 100 años   En 1930, el economista John Maynard Keynes hizo una predicción chocante. En su ensayo “Las posibilidades económicas para nuestros nietos” dijo que dentro de 100 años la humanidad solucionaría completamente lo que él llamaba el problema económico, o sea, que algún día desaparecería la necesidad de trabajar para crear bienes. En el año que se publicó el ensayo, esta afirmación pareció muy excéntrica, pero hoy en día la profecía de Keynes ya no suena tan extraña. Hoy existen impresoras 3D que imprimen casas, comida y prótesis odontológicas. Se están desarrollando impresoras de carne sintética y órganos para trasplantes. Estando en el comienzo de la revolución 3D, las posibilidades de las que hablaba Keynes parecen cada vez más cercanas. En este capítulo tratamos de ver cómo será nuestro futuro lejano con un recorrido de pensamiento de Keynes, Bertrand Russell y Jean Fourastié. Afirma Keynes que “sin embargo, no existen países ni sociedades que puedan esperar a que llegue la época de ocio sin temor”. Veremos de qué se trata su advertencia dramática.
0

Abrir chat