Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
Alemania, Estereolitografía, Impresión 3D, Impresoras 3D, Vidrio

Imprimir en 3D usando cerámica o vidrio es un desafío. Uno de los motivos por los que resulta tan complejo lograr una impresión 3D de calidad empleando estos materiales es que se requieren temperaturas muy altas para que adquieran el estado líquido necesario para su extrusión. Hablamos de más de 1000° C, cuando los plásticos y resinas precisan únicamente entre 80° y 150° C.
 
Sin embargo, en Alemania han desarrollado un método que prescinde de las altas temperaturas para poder imprimir con vidrio. Una impresora estereolitográfica con luz ultravioleta solidifica capas superpuestas de un nanocompuesto especial y así logra construir piezas de vidrio de alta calidad, transparente y no poroso.
 
El compuesto es un líquido similar a la resina que se usa generalmente en este tipo de impresoras 3D. Pero en este caso contiene nanopartículas de sílice -vidrio en polvo-.
 
El proceso de impresión es igual al de cualquier impresora estereolitográfica. La diferencia está al culminar la impresión: la pieza debe ser calentada en un horno para eliminar la resina y convertir las nanopartículas de sílice en vidrio.
 
El esfuerzo vale la pena, ya que el vidrio es uno de los materiales más usados en la ciencia, la industria, el arte y la sociedad en general. Los atributos que lo hacen tan popular y que alientan a los innovadores en tecnología 3D a conseguir los mejores resultados en su impresión son su transparencia óptica, sus propiedades aislantes, y su resistencia mecánica, química y térmica.
 
Además, el compuesto puede teñirse con sales mecánicas para obtener vidrio de distintos colores.

0

Argentina, COSMOS, Impresoras 3D, Industria argentina, Juan Guecaimburu, Trimaker

Trimaker es una de las 100 empresas argentinas que integran “ARGENTINA INVIERTE I+D”, una iniciativa por la cual nos comprometemos a generar capacidad de investigación e innovación que promuevan el desarrollo tecnológico dentro de nuestras organizaciones.
 
Esta semana, integrantes de las distintas empresas nos reunimos en la Residencia de Olivos con el presidente Mauricio Macri para reafirmar nuestro compromiso de invertir en políticas de investigación y desarrollo (I+D) que permitan mejorar la competitividad de nuestros productos y servicios en los mercados mundiales y promover la creación de nuevos empleos.
 
“Creamos este proyecto con la idea de que desarrollar tecnología en Argentina era posible. Ser una de las primeras empresas en firmar este convenio de colaboración con el Ministerio de Ciencia y Tecnología es un paso importante para seguir sosteniendo esa idea”, sostuvo Juan Gueçaimburu, quien participó del evento en calidad de COO de Trimaker.
 
La reafirmación se dio en el marco del inminente lanzamiento de la última impresora 3D de Trimaker, un equipo de tecnología FDM que continúa la línea de máquinas robustas, confiables y duraderas que venimos confeccionando desde 2011.
 
“Estamos confiados en que la Trimaker Cosmos II marcará una gran diferencia de calidad y usabilidad respecto a todos los productos disponibles en el mercado”, afirmó Gueçaimburu. “Concebimos cada una de nuestras máquinas en base a la experiencia obtenida de la versión anterior. Escuchamos a nuestros usuarios y tratamos de brindarles soluciones.”
 
Además de formar parte de “ARGENTINA INVIERTE I+D”, Trimaker fue distinguida por el Ministerio de Ciencia y Tecnología en 2012 con el premio Innovar, en 2014 como una de las 100 empresas jóvenes más innovadoras del mundo por los gobiernos de Rusia y China, y nuevamente en 2015 como una de las 50 empresas jóvenes más innovadoras del mundo, en este último caso evaluado por empresas como General Electric, Cisco, Alibaba y American Airlines.

0

Cama caliente, Diccionario, Glosario, Impresión 3D, Impresoras 3D

Aquí encontrarás las definiciones de todas las palabras y términos en español y en inglés vinculados con la Impresión 3D. Un diccionario completo y útil actualizado continuamente.
 
En este artículo te presentamos todas las palabras con las letras E y F. Para ver otras definiciones hay que hacer clic sobre la letra correspondiente.
 
Letras: A – BCDE – F – G – H – I – J – K – L – M – N – O – P – Q – R – S – T – U – V – W – X – Y – Z
 
 

G
 
G-Code: En español se lo llama Código G. Es el lenguaje que entiende la impresora 3D. Se trata de un lenguaje de programación que se utiliza para el control de máquinas y herramientas automatizadas. En impresión 3D, el código determina una trayectoria a partir de la cual se mueven las partes de la impresora encargadas de crear la pieza.
 
H
 
Hackerspace: Es un espacio de participación abierta que agrupa a personas interesadas en el flujo libre de información, electrónica y fabricación digital.
 
Haz de electrones: En inglés se lo conoce por las siglas EBM, provenientes de Electron Beam Melting. Se trata de un tipo de fabricación aditiva con metal que utiliza un haz de electrones como fuente de energía en lugar de un láser para fusionar el polvo metálico. Es un método que puede producir piezas metálicas con un 100% de densidad y conservar las características del material mucho mejor que empleando metales fundidos. Esta tecnología se usa con cobre, niobio, y con aleaciones de titanio para realizar implantes médicos, por ejemplo.
 
Heated bed: Significa “cama caliente”. En impresoras 3D con tecnología FDM, es una superficie que se incorpora a la base de impresión. Está hecha de vidrio, cerámica o metal (aluminio) y su principal característica es que puede ser calefaccionada. Su objetivo es lograr mayor adherencia del filamento y evitar deformaciones debido a la diferencia de temperatura entre el material que sale por la boquilla y el material ya depositado. La temperatura de calentamiento para ABS es de aproximadamente 90° C, mientras que para imprimir PLA no es imprescindible calentar la cama. En caso de hacerlo, suele ser a 60° C.
 
Híbrido / impresora 3D multiuso: Se llama así a las impresoras 3D que son polivalentes para distinguirlas de las regulares. Las máquinas híbridas por lo general imprimen en 3D y funcionan como fresadora CNC. Los equipos multiuso, por su parte, además de ser impresora 3D y fresadora, tienen funciones de corte láser.
 
Homing: En inglés significa “volver a la ubicación inicial”. En impresión 3D, se refiere a la acción de ubicar al extrusor en la posición inicial predefinida para comenzar la impresión.
 
Hot end: Quiere decir “final caliente” en inglés. También se lo llama “cabezal” y “fusor”. En impresoras 3D por FDM, es una pieza del extrusor que sobresale hacia abajo. Su función es fundir el filamento y hacerlo fluir hacia afuera para terminar de extruirlo. Está compuesto por un tubo de latón hueco recubierto de un tubo de aislante térmico, más un bloque de latón o aluminio con dos agujeros (uno para la resistencia que calienta el sistema y otro para el termistor que mide la temperatura), más una rosca donde se introduce la boquilla (nozzle).
 
I
 
IceSL: Es un software de laminado (slicer) y modelado 3D gratuito.
 
Impresión 3D: Es una tecnología de fabricación aditiva en la que el objeto es creado a partir de la superposición de capas de material. La fabricación se hace por medio de una impresora 3D que interpreta la información producida en una computadora con un software. La información brindada a la impresora le permite generar sucesivas capas de material siguiendo parámetros determinados durante el modelado y preparación de la pieza en el software, como ubicación, velocidad, espesor de capa, trama, etc.
Dentro de la impresión 3D hay distintas tecnologías que dependen de las diferentes formas posibles de generar las capas. Las más usadas son las que se basan en la extrusión de material plástico o metálico fundido y las que se basan en la solidificación de un polvo o de un líquido a partir de luz, láser, calor, etc.
 
Impresora 3D: Es una máquina de fabricación aditiva que crea figuras con volumen (en tres dimensiones) a partir de un diseño generado en una computadora.
Impresora 3D cartesiana: Es la impresora 3D por FDM cuyo movimiento se basa en el sistema de coordenadas cartesiano. La conformación de las capas se realiza por extrusión a partir de desplazamientos del cabezal y de la base en los ejes cartesianos (x, y, z).
 
Impresora 3D delta: Es la impresora 3D por FDM cuyo movimiento se basa en el deslizamiento vertical de tres brazos articulados. La conformación de las capas se realiza por extrusión a partir de desplazamientos del cabezal resultantes de una combinación de la altura de los tres brazos, que se mueven de manera independiente hacia arriba o abajo guiados por un motor llamado “delta”. La base de impresión es circular y se mantiene fija.
 
Impresora 3D por deposición de material fundido (FDM): Es una impresora 3D que deposita capas sucesivas de un material fundido sobre una base plana para crear un objeto tridimensional. El material suele ser un termoplástico en estado sólido que se coloca como un rollo de filamento, el cual va siendo fundido y extruido por una boquilla siguiendo un recorrido y con una velocidad y temperaturas definidas durante la instancia de modelado y preparación de la impresión. También se la conoce como FFF, que significa “fabricación por filamento fundido”. Las impresoras por FDM o FFF pueden ser cartesianas o deltas.
 
Impresora 3D por Estereolitografía (SLA): Es una impresora 3D que aplica un haz de luz ultravioleta a una resina líquida sensible a la luz que está contenida en un cubo. La luz UV solidifica la resina y de esa forma se van formando las capas sucesivas que conforman el objeto impreso. Para formar cada capa, la base que soporta la pieza se desplaza hacia abajo para que ésta entre en contacto con el material y reciba el haz de luz en la zona determinada para la nueva capa a partir de los datos generados durante la instancia de diseño y preparación de la impresión.
 
Impresora 3D por Inyección: Es una impresora 3D que aplica un haz de luz ultravioleta a una combinación conformada por un fotopolímero y un material de soporte (cera) que es inyectada por un cabezal. La luz UV, también ubicada en el cabezal, solidifica la mezcla a medida que es inyectada, creando así las capas que conforman el objeto impreso. El proceso que usa esta tecnología se conoce como MJM (MultiJet Modeling) o Modelado de Inyección Múltiple.

 
Inkscape: Es un software de dibujo vectorial de código abierto.
 

Inyección de material: En inglés se la conoce como “material jetting”. Es una tecnología de impresión 3D en la que el cabezal de impresión se mueve inyectando un fotopolímero y un material de soporte (cera). Una luz UV ubicada en el cabezal solidifica el material a medida que es inyectado, creando así las capas que conforman el objeto impreso. Una ventaja es que se puede imprimir con múltiples materiales en un mismo trabajo. El proceso que usa esta tecnología se conoce como MJM (MultiJet Modeling) o Modelado de Inyección Múltiple.

0

Dalia Drajnudel, Impresoras 3D, Industria argentina, INTI, Trimaker, Usabilidad

¿Qué es la usabilidad de un producto? Con el objetivo de responder a este interrogante y compartir el trabajo que realiza el INTI en la temática, se llevó adelante una charla en el ciclo “Hablando de Diseño”.
 
A la hora de desarrollar un nuevo producto se deben tomar decisiones sobre condicionantes internos y externos a la empresa, desde elecciones de materias primas hasta estrategias de comercialización. Sin embargo, hay un factor que debe primar sobre el resto porque responde a las necesidades reales de las personas que lo van a utilizar: la usabilidad.
 
“Este concepto se refiere a la facilidad de uso de un producto y está vinculado con los que tienen los usuarios. En este sentido, es importante tener en cuenta qué es lo que imaginan sobre estos objetos”, explican Victoria Díaz y Manuel Goglino del Centro de Diseño Industrial del INTI, área que impulsa una línea de trabajo denominada “Diseño para las personas”.
 
El Centro realiza pruebas con usuarios tomando como variables la eficacia, la eficiencia y la satisfacción en la interacción entre el usuario y el producto. En la actualidad se está evaluando la usabilidad de impresoras 3D de industria nacional.
 

Análisis de las impresoras 3D de la empresa argentina Trimaker
 
“Nos acercamos al INTI con el fin de someter a una de nuestras impresoras 3D a un panel de pruebas con usuarios para saber qué dificultades se presentaban durante su uso. Los resultados que arrojó la investigación fueron muy interesantes porque nos permitieron confirmar ciertos problemas que ya nos imaginábamos que podían aparecer y también conocer otros errores que no teníamos en cuenta”, detalla Dalia Drajnudel de la empresa argentina Trimaker.
 

 
Usabilidad es la medida en que un producto puede ser usado por determinados usuarios para conseguir objetivos específicos con efectividad, eficiencia y satisfacción.
 
Las pruebas de usabilidad que realiza el INTI permiten trazar relaciones entre los resultados obtenidos y las características de los productos. A partir de esto los especialistas redactan un informe a las empresas con sugerencias de mejora. Esta asistencia que brinda el Centro INTI-Diseño Industrial es aplicable a terminales de servicios, equipamiento médico, software, sitios web y todos aquellos productos con interfaces complejas.
 
La charla cerró con preguntas del público que fueron respondidas por los disertantes y profesionales del Instituto que aportaron su experiencia desde diferentes sectores (micro y nanoeletrónica, mecánica, eletrónica e informática, entre otros).
 
usabilidad INTI impresoras 3d Trimaker
 
Este artículo fue publicado en el Boletín Informativo del INTI. Sugerimos ver el video de la charla y escuchar las entrevistas realizadas a los disertantes.

0

3DNatives, Ecología, Emisiones tóxicas, Francia, Impacto ambiental, Impresión 3D, Impresoras 3D, Medio Ambiente, Zimple, Zimpure

Durante gran parte de los procesos de impresión 3D se desprenden emisiones tóxicas que, en mayor o menor medida, son insalubles para los trabajadores y para el ambiente. Para solucionar este problema, dos jóvenes franceses recaudaron fondos a través del crowfunding para desarrollar un sistema que reduce dichas emisiones.
 
El tema es muy interesante y su proyecto podría tener un impacto positivo muy beneficioso para la industria de la impresión 3D. Para saber los pormenores del sistema Zimpure y conocer a sus creadores, aquí presentamos un resumen de la entrevista realizada a Nicolas y Antoine, los creadores del proyecto Zimple, por el sitio 3DNatives.

 

3DN: ¿Pueden presentarse y presentarnos a Zimple?

 

Yo soy Nicolas, fabricante de corazón. Me encanta crear proyectos que combinan la electrónica y la mecánica. Y que me permiten aplicar lo que he aprendido durante mis estudios de ingeniería en sistemas.
 
Yo soy Antoine. Hace poco descubrí la impresión 3D. Me fascinó inmediatamente por lo tecno que es y sus posibles aplicaciones.

 

Nos dimos cuenta de que las impresoras 3D de escritorio tienen varias deficiencias y problemas de uso y aplicación que los fabricantes no anticipan. Con Zimple queremos ofrecer a los usuarios soluciones innovadoras y eficaces a los diversos problemas encontrados al usar una impresora 3D.
 
zimpure zimple emisiones gases tóxicos impresión 3d francia
 
3DN: ¿Cómo se inició su proyecto?

 

El proyecto Zimple nació después de una primera exposición a las emisiones de las impresoras 3D.
¡Mi primera experiencia fue muy desagradable! Eso fue hace tres años, con un i3 Prusa y un filamento ABS. La había instalado junto a mí en mi escritorio. Después de veinte minutos, empecé a sentir un gran dolor de cabeza, a tener picazón en los ojos e incluso una sensación de irritación en la garganta.

 

Entonces, informándome me di cuenta de que el termoplástico de fusión libera una enorme cantidad de gas y nanopartículas tóxicas. Así que opté por la solución clásica en el medio: poner la impresora alejada de mí y junto a una ventana abierta. Pero imposible pensarlo en invierno o en días de lluvia.

 

Es por esto que decidimos desarrollar un sistema de filtrado compatible con todas las impresoras 3D, eficiente, asequible y que no aumente el tamaño de la impresora.

 

3DN: ¿Cuáles son los detalles de su sistema de filtración?

 

Desde Zimple desarrollamos Zimpure con el deseo de ofrecer una solución real a los usuarios. Una solución compatible con todas las impresoras, realmente eficaz y certificada por un laboratorio serio. Que fuera asequible y que no aumentara el volumen ocupado por la impresora. Eso es lo que hicimos.

 

En lugar de encerrar a la impresora en una cámara decidimos aspirar las partículas y el gas cuando se crean: en la boquilla de extrusión. Aquí es donde se elimina la contaminación.

 

Para conseguirlo colocamos un tubo de silicona al extrusor. Desde un extremo de la tubería, Zimpure va aspirando las emisiones del filtro. Por otro lado, ponemos una tapa impresa en 3D, lo que permite llevar el flujo de succión más cerca de la boquilla.

 

Se adapta y se fija según la impresora. Es compatible con todas las máquinas.

 

Las pruebas científicas son muy importantes para Zimple. Después de numerosas pruebas y mejoras, el objetivo se consiguió: 99,9% de nanopartículas y más del 90% del gas son filtrados por Zimpure.

 

Esperamos que los fabricantes aprecien la posibilidad de descubrir lo que hay detrás de esos olores y vean que hemos trabajado en serio para el desarrollo de nuestro producto.

0

All3DP, FDM, Impresión 3D, Impresoras 3D, Israel, Micron3DP, Video, Vidrio

La compañía israelí de tecnología de impresión 3D Micron3DP ha dado los primeros pasos para estandarizar la impresión 3D de vidrio.
 
En 2015 la impresión 3D con vidrio era aún un proceso difícil. Estaba limitado a formas simples y bajas resoluciones. Si bien había filamentos semejantes al vidrio que ofrecían impresiones transparentes y fuertes, en la práctica no terminaban de ser realmente eficientes.
 
Hoy vemos que Micron3DP ha hecho grandes progresos en este campo. Recientemente, anunció que ha instalado varias versiones Alpha de su propia impresora 3D de vidrio.
 
Eran Gal-Or, CTO de Micron3DP explica:
 
“Estamos mejorando constantemente nuestra tecnología de impresión 3D con vidrio. Y estamos orgullosos de estar operando las primeras impresoras Alpha en nuestras instalaciones con la capacidad de imprimir partes complejas de alta resolución con un espesor de capa tan bajo como 100 micrones”.
 
Las impresoras de Micron3D usan un proceso muy similar al FDM (modelado por deposición fundida). La única diferencia es que el extrusor es realmente muy caliente. Se necesita una temperatura extremadamente alta para extruir el vidrio fundido.
 
Para ser exactos, el borosilicato y la cal sodada extruyen a alrededor de 1000 grados centígrados. El área de impresión mide 200 x 200 x 300 mm. Aparentemente, el tiempo de impresión es comparable al de una típica impresora 3D por FDM.

 

 

Aplicaciones posibles del vidrio impreso en 3D
 
Al ser uno de los materiales más comunes hechos por el hombre, los beneficios de usar vidrio están bien documentados. Por ejemplo, es un elemento básico de la industria médica y química gracias a su resistencia al calor y a los productos químicos. Además, es fácilmente esterilizable y biocompatible.
 
Esas ventajas no se pierden sino que se mantienen al estar impreso en 3D.
 
Además, con las posibilidades que facilita la impresión 3D de hacer formas muy detalladas con pocos errores, podríamos estar ante una nueva era de estructuras complejas de vidrio.
 
Al menos, eso es lo que parece al leer lo que dice el CEO de Micron3DP, Arik Bracha: “Estamos seguros de que hay muchos usos que están a la espera de ser explorados. Estamos abiertos a cualquier idea que provenga de ingenieros, diseñadores, artistas y otros profesionales que vean el gran potencial de esta nueva tecnología”.
 
Micron3DP actualmente opera varias versiones Alpha de sus impresoras en su base de Israel y ha expresado su intención de iniciar la próxima fase antes de finales de 2017.
 
 

Artículo traducido de All3DP.

0

Ecología, Impresión 3D, Impresoras 3D, Medio Ambiente

El Medio Ambiente, agradecido. Dentro de los usos que está comenzando a tener la impresión 3D en el campo de la ecología destaca –por lindo aunque aún no por útil- una impresora 3D que crea diseños y objetos que brotan y se cubren de césped.
 
El material utilizado para imprimir es una biotinta compuesta por tierra, semillas y agua.
 
Medio ambiente Printgreen impresora 3d semillas tierra brota césped
 
La máquina puede producir estructuras de cierto tamaño así como motivos planos, como dibujos o letras, principalmente para usar como carteles. En todos los casos, con la humedad adecuada las piezas comienzan a brotar a los pocos días y lucen como una pequeña porción de césped verde brillante.
 
Este tipo de proyectos añade valor al análisis sobre el impacto ambiental de la impresión 3D.

 

Hoy se puede medir la “huella ecológica” de esta tecnología en función de distintos puntos: la escala de producción, los materiales, y el ciclo de vida de los productos fabricados. En esta nota te presetamos un análisis de cada uno de estos aspectos.

 

Además de los puntos anteriores, hay un tercero que no requiere comparación. Se trata del transporte, que es un factor importante en cuanto a impacto ambiental. La descentralización que permite la producción por medio de la impresión 3D conlleva un ahorro significativo en este campo con respecto a la fabricación centralizada.

 

0

FDM, Filamento, Impresoras 3D, juguetes, mattel, PLA, Thingmaker

Thingmaker es una nueva propuesta dentro del evolucionado mundo del consumo infantil. Se trata de una impresora 3D destinada directamente a los chicos para que ellos puedan crear sus propios juguetes.
 
Además de la impresora 3D, Thingmaker incluye un software de diseño que puede usarse con iOS y Android. La app es necesaria para que los chicos puedan diseñar las piezas y enviarlas a imprimir.
 
Los usuarios –o “jugadores”- pueden elegir modelos prediseñados, como collares, pulseras, dinosaurios, robots o esqueletos. O pueden crear piezas articuladas aisladas para luego ensamblar juguetes más grandes.
 
impresora 3D para juguetes Mattel Thingmaker
 
El proyecto, que es de la compañía Mattel, está destinado a chicos mayores de 13 años. Por eso, la máquina tiene un sistema de seguridad para que los más pequeños no accedan a las zonas de alta temperatura. Las puertas se bloquean automáticamente mientras se imprime y el cabezal queda oculto a la vista.
 
El método de impresión es por FDM y el filamento que se usa es PLA.
 
Además de crear juguetes nuevos, se espera que Mattel ofrezca también la posibilidad de imprimir accesorios para sus otras líneas, como Barbie o Hot Wheels.
 
Por el momento, la impresora aún no está a la venta. Pero las expectativas son muchas. ¡Y no sólo de los chicos! La app, según sus creadores, sí está disponible y puede utilizarse, ya que es apta para otras impresoras además de la Thingmaker.
 
Así es cómo Mattel está promocionando la máquina:

 

0

Alexis Caporale, Clarín, COSMOS, Impresoras 3D, Industria argentina, Trimaker

Artículo de Mariana Pernas publicado en Clarín el 15/01/17.

 

La fabricación y venta de impresoras 3D es un negocio incipiente en la Argentina y el mundo. La demanda proviene de universidades, laboratorios y estudios de diseño.

 

El mercado local de fabricantes de impresoras 3D atraviesa un proceso de cambio con el uso nuevas tecnologías, materiales de impresión y la búsqueda de modelos de negocios para diferenciarse y crecer en un segmento cuya demanda no siempre es constante.

 

El uso de la impresión 3D, un proceso de fabricación a pequeña escala que produce objetos tridimensionales a partir de un original modelado digitalmente en una computadora, aún es incipiente a nivel local y global. En el mundo, la principal demanda para aplicar impresión 3D proviene de los sectores automotor, aeroespacial, plástico, mecánico, ingeniería de planta, electrónica, farmacéutico y médico, según una encuesta de EY realizada a 900 empresas de 12 países.

 

Ese mismo estudio muestra que, mientras que el 24% de las compañías encuestadas ya experimentó con esta tecnología, otro 12% prevé adoptarla. Entre los principales obstáculos para usarla, se mencionan el alto costo de los sistemas de impresión (40% de los casos), la falta de conocimiento (28%) y el elevado precio de los materiales y servicios (20%).

 

En el ámbito local, según un relevamiento del Centro de Diseño Industrial del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el ecosistema de impresión 3D está integrado por unos 123 actores (proveedores de equipos e insumos, prestadores de servicios y centros educativos), con una alta concentración en Buenos Aires. Sus principales clientes son colegios técnicos y universidades, pymes, estudios de diseño y arquitectura, y laboratorios farmacéuticos, médicos y de investigación académica.

 

“La mayoría de las empresas la utiliza para crear prototipos, probar un diseño antes de lanzar la producción masiva y fabricar internamente algún repuesto de sus máquinas o las piezas de un producto.

 

La impresión 3D permite optimizar y agilizar las primeras etapas del proceso de desarrollo y fabricación, pero la producción de bienes finales todavía es escasa, principalmente porque no permite hacer un gran volumen en serie”, señala Nicolás Berenfeld, cofundador de Trideo, una empresa que desarrolló tres modelos de máquinas y un kit para armar impresoras de menor costo que apunta al mercado educativo y de “hobbistas”. El año pasado facturó $2 millones.

 

La impresión 3D se logra mediante un proceso de adición de capas de material que se van superponiendo. Estos insumos han crecido en calidad y cantidad: la mayoría son distintos tipos de plástico, pero también se emplean materiales compuestos, cerámica y hasta colágeno.

 

Con precios de venta que oscilan entre $25.000 y $60.000 por impresora, los fabricantes también brindan servicios de consultoría, implementación y mantenimiento de un producto sobre el cual no hay demasiado expertise en las empresas clientes.

 

Impresión vital

 

A medida que se innova en métodos y materiales de impresión se abren oportunidades. Y la medicina es un campo fértil gracias al desarrollo de las bioimpresoras. Con estos equipos –que fabrican estructuras tridimensionales con material biológico o biocompatible a partir de un diseño digital– es posible producir tejidos humanos y órganos biológicos funcionales (esto último se encuentra en fase de experimentación a nivel mundial).

 

En la Argentina, el emprendimiento de ingeniería biomédica Life SI desarrolló 3-Donor, la primera bioimpresora del país. Durante dos años, con el primer prototipo se testeó la impresión con colágeno en un laboratorio de ingeniería de materiales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). En otra dependencia de la UNC actualmente se investiga sobre la impresión de medicamentos funcionales (diferentes a las tradicionales cápsulas) que sean fácilmente absorbidos por el organismo.

 

El objetivo de Aden Díaz Nocera y Gastón Galanternik, socios de Life SI, es demostrar que su máquina es una “solución polivalente”, que puede adaptarse a distintas necesidades de investigación y a la impresión de diferentes biomateriales. “La potencialidad de esta tecnología es enorme; en la Argentina hay mucho por hacer sobre materiales y células. La meta es tener un equipo accesible para los investigadores; pero el hecho de que no sea una tecnología conocida, retrasa la adopción de los usuarios”, admite Galanternik.

 

De hecho, dos equipos 3-Donor también se utilizan en la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). Uno de ellos se destinó al Laboratorio de Biomateriales, Biomecánica y Bioinstrumentación que trabaja en el desarrollo de un kit para reemplazar tejido humano en casos de quemaduras y así poder minimizar la cantidad de intervenciones quirúrgicas. “Ellos están probando la impresión con distintos materiales, como alginato y ácido hialurónico”, señala el emprendedor. “Otro desafío fue que experimenten con el equipo para mejorar la usabilidad.”

 

La empresa Trideo fabricó recientemente su prototipo de bioimpresora para uso médico que se está probando con distintos materiales en el Laboratorio de Células Madre del instituto de neurología Fleni. “La idea es mejorar y hacer evolucionar el producto con el aporte de los investigadores”, señala Berenfeld. “Este año queremos llevar la bioimpresora a otros laboratorios académicos. El futuro de la medicina pasa por la impresión”.

 

Negocio diversificado

 

Pero las dificultades también sacuden al sector. Kikai Labs, una firma pionera que en 2011 desarrolló un prototipo de impresora basado en open hardware, en septiembre pasado cerró sus operaciones tras enfrentar un año sin ventas, dificultades de acceso a financiamiento, suba de costos y el arrastre de las restricciones para importar los componentes electrónicos que llevan sus equipos.

 

Luego de funcionar cuatro años, durante los cuales vendió 400 impresoras, su fundador, Marcelo Ruiz Camauer, dice que “al principio el negocio funcionó, había mucha demanda”. Pero a finales de 2015 “se vendía muy poco; el año pasado no hubo compradores y tampoco tuvimos financiamiento para producir la siguiente tanda de impresoras. No veo planes para fomentar la industria”, expresa. A su entender, la baja demanda obedece a la falta de conocimiento sobre “los beneficios de esta tecnología, la escasa cultura local de diseño y prototipado, y la retracción de la economía; aunque las máquinas no son caras, se ha postergado la inversión”.

 

Una experiencia similar tuvo la empresa Trimaker, que en 2012 desarrolló su primer prototipo y un año después salió con la preventa de 42 máquinas. También impactados por las últimas devaluaciones y el aumento del costo de los componentes importados, tuvieron que reconvertir su sistema de producción y modelo de negocios.

 

“Comenzamos a vender online por Staples, encaramos una profesionalización de la cadena productiva, ampliamos la oferta de productos y ahora compartimos la planta, que tiene certificación ISO, con una empresa de electrónica. Hoy es más rentable importar máquinas de China, pero en estos dos años nos pudimos reacomodar para ser competitivos”, dice Alexis Caporale, socio de Trimaker.

 

Como parte de ese proceso, la empresa recibió una inversión del distribuidor mayorista de informática Stylus, que se convirtió en socio y les permitió tener 70 puntos de servicio técnico y representantes de venta en todo el país. Además de la fabricación de equipos –como la impresora Cosmos-, Trimaker fabrica bienes finales que llevan impresión 3D en su proceso productivo, como instrumental para tratamientos odontológicos y sensores para control del medioambiente.

 

Trimaker también incursiona en el sector educativo, con el desarrollo de contenidos para el uso de las impresoras en aula, y en el sector Pyme industrial. “Hay procesos que se pueden optimizar significativamente usando impresión 3D, porque bajan los costos y los tiempos a partir de un mejor trabajo de prototipado”, señala. “Lo interesante es la venta de hardware con un servicio incluido que agrega valor”, dice Caporale, cuya empresa prevé facturar US$1 millón este año.

 

También diversificó su negocio la firma Chimak, que fabrica máquinas desde hace cinco años. Fundada por David Cimino, incorporó distintas líneas de negocios alrededor de la producción de hardware: desarrollo de kits educativos para armar destinados a escuelas y hobbistas, la venta de insumos (distintos tipos de plásticos para imprimir) y la fabricación de productos finales hechos con esta tecnología, un negocio que van a encarar durante este año.

 

La empresa actualmente tiene dos modelos de impresoras, uno de los cuales (León 200) vendió 70 equipos para escuelas secundarias de la Ciudad de Buenos Aires; sus máquinas también se usan en el INTI y la Fundación Argentina de Nanotecnología.

 

“Como la demanda no es constante, es preciso desarrollar otras líneas de negocios o un nicho de especialización. Requiere mucha inversión y es difícil tener una estructura sólo dedicada a la producción de hardware”, reconoce Cimino, cuya empresa comparte procesos, estructura y algunos recursos con una metalúrgica en la localidad de Caseros.

 

“La tecnología ha evolucionado mucho, pero la adopción para fabricar productos finales no es masiva”, agrega. Su empresa está por lanzar una línea de calzado para bebés y niños fabricados íntegramente con impresión 3D y con un socio están por presentar un modelo de lámparas también hechas con esta tecnología. “Debemos empezar a migrar: que la impresión 3D deje de ser una tecnología de prototipos para pasar a fabricar productos finales –comenta Cimino-. Aunque no va a servir para hacer cualquier cosa, por sus tiempos y volumen, sino para productos personalizables, de bajo lote y más dinámicos”.

0

La impresión 3D y la Arquitectura se van a llevar muy bien. De hecho, se están llevando muy bien.

 

La impresión de viviendas ya es una realidad. Lo que hace unos años comenzó como auspiciosos prototipos o como prometedores proyectos a mediano plazo que podrían apreciarse al cabo de tres o cuatro años de trabajo, hoy es un hecho.

 

Ya podemos ver, estudiar y habitar casas realmente impresas en 3D. Las hay de materiales plásticos que lucen muy similares a las maquetas que se imprimen en arquitectura para definir los proyectos. Otras están hechas con bloques impresos de cemento y otros materiales característicos de la construcción tradicional. Y otras parecen retrotraernos al pasado, ya que están construidas a base de adobe y fibras vegetales.

 

Sea cual sea el material y la forma de construcción –imprimiendo una sola pieza de gran tamaño o ensamblando pequeños bloques preimpresos- todas utilizan la técnica de la extrusión. Es decir, el material es extruido desde una boquilla (gigante, claro) y requiere la superposición de capas y capas para obtener la forma final.

 

Hoy nos vamos a ir hasta China para conocer lo que se está haciendo allá.

 

Un edificio de 5 pisos

 

A principios de 2015 se construyó en China un edificio de cinco pisos totalmente impreso en 3D con una mezcla de cemento y residuos industriales. El material se denomina “ink” e implica el reciclaje de residuos como hormigón, fibra de vidrio, arena y otros restos de obra.

 

impresión 3d en arquitectura casa china winsur

 

La impresora mide más de 6 metros de alto y se extiende por un ancho de 40 metros. Como el tamaño del edificio supera la capacidad de impresión por pieza de la máquina, se imprimen grandes bloques que luego son acoplados con refuerzos de acero y capas de asilamiento.

La encargada de la construcción fue la empresa Winsur, que continua experimentando y avanzando en el tema.

 

impresión 3D arquitectura casa china winsur

 

Una casa de 2 plantas en 3 horas

 

A mediados del mismo año, Winsur sorprendió con el ensamble de una casa de dos pisos en tiempo récord: sólo 3 horas. Las piezas habían sido impresas anteriormente con el mismo material que el edificio. Aún así, sumando el tiempo de ensamble de los seis módulos que componen la vivienda el proceso completo de impresión, incluyendo muebles y escaleras, demoró 72 horas.

 

impresión 3d arquitectura casa china winsur

 

10 casas de 200 m2 en un día

 

La misma empresa china, Winsun, desde 2014 fabrica espacios en pocas horas que puede tener destino de vivienda o de oficina. Con la técnica de FDM que se usa en otras áreas para hacer un objeto artístico, una mano ortopédica, o una golosina, esta macro impresora 3D construye bloques.

 

impresión 3d arquitectura casa china winsur

 

El brazo mecánico deposita capas de ink mezclado con endurecedores para armar cada bloque, que está diseñado para ser liviano y resistente a la vez. Posteriormente se unen los bloques a la vez que se realiza el cableado y se instalan los ventanales.

 

Cada una de estas casas permite disminuir al mínimo el costo del metro cuadrado, el derroche de materiales y el tiempo de construcción.

 

impresión 3d arquitectura casa china winsur

 

Por el momento, el edificio chino de Winsun es la edificación más grande construida a través de la impresión 3D. Pero hay muchos proyectos en curso y se están estudiando varias maneras distintas de encarar la impresión. Pronto podremos ver lo que sucede en otras partes del mundo y lo que nos depara el futuro en esta interesante y súper útil aplicación de la impresión 3D.

0

PREVIOUS POSTSPage 1 of 2NO NEW POSTS