Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
Calidad, capas, consejos, COSMOS, Cura, FDM, Impresión 3D, tips, Trimaker, Velocidad

Imprimir más lento para lograr mayor calidad
 
Cuando imprimimos una pieza en 3D por lo general buscamos resultados rápidos. Pero a veces la paciencia es la clave. Sobre todo, si se trata de que el resultado obtenido sea de calidad.
 
Probablemente uno de los mayores impactos en la calidad de la pieza es la velocidad. Cuanto más rápido se imprime, más fuerza se pone en el extrusor. Cada vez que el extrusor cambia de dirección se produce inercia, que puede causar vibraciones que luego se verán en la pieza impresa como imperfecciones.
 
La velocidad también aumenta la presión en el extrusor. Esa presión puede generar una sobre extrusión de material en momentos en que el extrusor se detiene o reduce la velocidad para cambiar de dirección. Porque la presión hace que siga saliendo filamento a través de la boquilla.
 
Este tipo de defectos se notará principalmente en las esquinas, que tendrán ligeras protuberancias que desdibujarán los ángulos nítidos.
 
Al reducir la velocidad de impresión se reducirá esta acumulación y se mantendrá la presión más pareja en toda la impresión.
 
¿Qué se considera una “velocidad lenta”? En una impresora 3D por FDM como la Trimaker COSMOS, alrededor de a 20-30 mm / s es un buen valor aproximado. En general se imprime a 50 mm / s para conseguir un buen equilibrio entre calidad y velocidad. Para geometrías muy simples se puede  imprimir mucho más rápido que esto sin sacrificar demasiada calidad.
 
La mejor apuesta es simplemente probar diferentes velocidades para tener una idea de lo que resulta mejor según el material, la máquina y lo que se desee imprimir.
 
A medida que uno se va familiarizando con su impresora 3D y con los materiales con los que trabaja, le resulta más fácil estimar la velocidad ideal para cada tipo de pieza.
 
Más consejos:
 
Imprimir más de un modelo a la vez para lograr la refrigeración de las capas
 
Aquí podemos encontrar más consejos para imprimir en 3D.

0

capas, consejos, COSMOS, Cura, enfriamiento, FDM, Impresión 3D, refrigeración, tips, Trimaker

Imprimir más de un modelo a la vez para aumentar la refrigeración
 
En la impresión 3D con la técnica FDM la calidad del resultado final está muy relacionada con el enfriamiento. Cuando hablamos de enfriamiento nos referimos a que luego de una capa debe transcurrir el tiempo justo para que el filamento depositado se enfríe lo necesario para soportar a la nueva capa.
 
Una forma de conseguir ese tiempo es imprimir dos o más piezas a la vez. Pueden ser objetos distintos o repeticiones de un mismo modelo. Lo único importante es que requieran las mismas condiciones de impresión, como tipo de filamento, grosor de capa, etc.
 
De esta manera, al haber más superficie para imprimir se le da a cada capa suficiente tiempo para enfriarse correctamente antes de que comience la capa siguiente.
 
¿Cómo imprimir a la vez dos copias de un mismo modelo utilizando Cura?
 
imprimir en 3d dos modelos con cura Trimaker Cosmos
 
– Cargar el mismo modelo dos veces. O cargarlo una sola vez y hacer clic con el botón derecho sobre él y seleccionar Multiplicar objeto.
 
– Cura está configurado para imprimir de a un objeto a la vez (porque se estima que permite lograr una mejor calidad y acelerar el tiempo de impresión de ese objeto en particular). Para cambiar esta configuración, hay que ir a Herramientas > Imprimir todos a la vez.
 
Si no queremos imprimir dos objetos -porque la pieza es muy grande o porque no necesitamos imprimir otra cosa- podemos imprimir un pequeño cilindro que sea por lo menos tan alto como la pieza principal.
 
También podemos aprovechar para hacer una prueba de impresión de un diseño que aún esté en proceso de modelado para ir detectando errores y aciertos. O imprimir una pieza que ya sabemos que siempre sale bien y es útil para el espacio de trabajo, la casa o como obsequio.
 
Más consejos:
 
Imprimir más lento para lograr mayor calidad de impresión
 
Aquí podemos encontrar más consejos para imprimir en 3D.

0

FDM, Filamento, Impresoras 3D, juguetes, mattel, PLA, Thingmaker

Thingmaker es una nueva propuesta dentro del evolucionado mundo del consumo infantil. Se trata de una impresora 3D destinada directamente a los chicos para que ellos puedan crear sus propios juguetes.
 
Además de la impresora 3D, Thingmaker incluye un software de diseño que puede usarse con iOS y Android. La app es necesaria para que los chicos puedan diseñar las piezas y enviarlas a imprimir.
 
Los usuarios –o “jugadores”- pueden elegir modelos prediseñados, como collares, pulseras, dinosaurios, robots o esqueletos. O pueden crear piezas articuladas aisladas para luego ensamblar juguetes más grandes.
 
impresora 3D para juguetes Mattel Thingmaker
 
El proyecto, que es de la compañía Mattel, está destinado a chicos mayores de 13 años. Por eso, la máquina tiene un sistema de seguridad para que los más pequeños no accedan a las zonas de alta temperatura. Las puertas se bloquean automáticamente mientras se imprime y el cabezal queda oculto a la vista.
 
El método de impresión es por FDM y el filamento que se usa es PLA.
 
Además de crear juguetes nuevos, se espera que Mattel ofrezca también la posibilidad de imprimir accesorios para sus otras líneas, como Barbie o Hot Wheels.
 
Por el momento, la impresora aún no está a la venta. Pero las expectativas son muchas. ¡Y no sólo de los chicos! La app, según sus creadores, sí está disponible y puede utilizarse, ya que es apta para otras impresoras además de la Thingmaker.
 
Así es cómo Mattel está promocionando la máquina:

 

0

Arquitectura, Construcción, FDM, Filamento, grafeno, materiales

El grafeno se conoce como uno de los materiales más livianos y resistentes del planeta. A esas cualidades se suman una extraordinaria dureza –muchísimo más que el diamante y el acero- pero con gran flexibilidad. Y, por si eso fuera poco, una notable capacidad de transmitir el calor y la electricidad.
 
Mucho, ¿no? Y si a eso le añadimos que es transparente, parece ser el súper héroe de los materiales.
 
Estructuralmente, el grafeno es una capa de átomos de carbono enlazados de manera octogonal. Pero, en lugar de ser una estructura tridimensional, es una retícula hexagonal bidimensional del grosor de un sólo átomo.
 
Bien, pero, ¿se puede usar en impresión 3D? ¡Sí!
 
Mezclada con plástico, esta sustancia ya está siendo probada para obtener filamentos ultra resistentes. Los objetos con ciertas formas impresos en 3D con este filamento “emponderado” con grafeno son 10 veces más duros y 20 veces más livianos que si estuvieran compuestos de acero.
 

 
Tinta de grafeno para imprimir en 3D
 
En Inglaterra, investigadores españoles e ingleses crearon una “tinta” que puede ser extruida por una impresora 3D para crear estructuras tridimensionales. La pasta es a base de agua y está compuesta de grafeno químicamente modificado, óxido de grafeno (GO) y reducción de óxido de grafeno (rGO) más una pequeña cantidad de un polímero.
 
De esa forma, se están pudiendo imprimir objetos tridimensionales con la técnica de FDM. Porque la pasta tiene la consistencia adecuada para ser extruida por una boquilla y que cada capa soporte el peso de la capa posterior.
 
Lo curioso es que el grafeno es hidrófobo, lo que significa que no se puede hacer una tinta de grafeno con base de agua directamente. Por eso se usa óxido de grafeno para componer la tinta e imprimir la pieza. Luego, esa pieza debe ser sometida a un tratamiento térmico en una atmósfera controlada para recuperar las propiedades del grafeno.
 
Y son precisamente esas propiedades las que hacen que el desarrollo de este material sea especialmente esperado por la biomedicina, la ingeniería espacial y la construcción de grandes infraestructuras, entre otras áreas en las que la impresión 3D está tomando envión.

0

La impresión 3D y la Arquitectura se van a llevar muy bien. De hecho, se están llevando muy bien.

 

La impresión de viviendas ya es una realidad. Lo que hace unos años comenzó como auspiciosos prototipos o como prometedores proyectos a mediano plazo que podrían apreciarse al cabo de tres o cuatro años de trabajo, hoy es un hecho.

 

Ya podemos ver, estudiar y habitar casas realmente impresas en 3D. Las hay de materiales plásticos que lucen muy similares a las maquetas que se imprimen en arquitectura para definir los proyectos. Otras están hechas con bloques impresos de cemento y otros materiales característicos de la construcción tradicional. Y otras parecen retrotraernos al pasado, ya que están construidas a base de adobe y fibras vegetales.

 

Sea cual sea el material y la forma de construcción –imprimiendo una sola pieza de gran tamaño o ensamblando pequeños bloques preimpresos- todas utilizan la técnica de la extrusión. Es decir, el material es extruido desde una boquilla (gigante, claro) y requiere la superposición de capas y capas para obtener la forma final.

 

Hoy nos vamos a ir hasta China para conocer lo que se está haciendo allá.

 

Un edificio de 5 pisos

 

A principios de 2015 se construyó en China un edificio de cinco pisos totalmente impreso en 3D con una mezcla de cemento y residuos industriales. El material se denomina “ink” e implica el reciclaje de residuos como hormigón, fibra de vidrio, arena y otros restos de obra.

 

impresión 3d en arquitectura casa china winsur

 

La impresora mide más de 6 metros de alto y se extiende por un ancho de 40 metros. Como el tamaño del edificio supera la capacidad de impresión por pieza de la máquina, se imprimen grandes bloques que luego son acoplados con refuerzos de acero y capas de asilamiento.

La encargada de la construcción fue la empresa Winsur, que continua experimentando y avanzando en el tema.

 

impresión 3D arquitectura casa china winsur

 

Una casa de 2 plantas en 3 horas

 

A mediados del mismo año, Winsur sorprendió con el ensamble de una casa de dos pisos en tiempo récord: sólo 3 horas. Las piezas habían sido impresas anteriormente con el mismo material que el edificio. Aún así, sumando el tiempo de ensamble de los seis módulos que componen la vivienda el proceso completo de impresión, incluyendo muebles y escaleras, demoró 72 horas.

 

impresión 3d arquitectura casa china winsur

 

10 casas de 200 m2 en un día

 

La misma empresa china, Winsun, desde 2014 fabrica espacios en pocas horas que puede tener destino de vivienda o de oficina. Con la técnica de FDM que se usa en otras áreas para hacer un objeto artístico, una mano ortopédica, o una golosina, esta macro impresora 3D construye bloques.

 

impresión 3d arquitectura casa china winsur

 

El brazo mecánico deposita capas de ink mezclado con endurecedores para armar cada bloque, que está diseñado para ser liviano y resistente a la vez. Posteriormente se unen los bloques a la vez que se realiza el cableado y se instalan los ventanales.

 

Cada una de estas casas permite disminuir al mínimo el costo del metro cuadrado, el derroche de materiales y el tiempo de construcción.

 

impresión 3d arquitectura casa china winsur

 

Por el momento, el edificio chino de Winsun es la edificación más grande construida a través de la impresión 3D. Pero hay muchos proyectos en curso y se están estudiando varias maneras distintas de encarar la impresión. Pronto podremos ver lo que sucede en otras partes del mundo y lo que nos depara el futuro en esta interesante y súper útil aplicación de la impresión 3D.

0

ABS, Educación, FDM, Filamento, Impresoras 3D, Isaac Powell, PLA

Cómo elegir el mejor filamento

 
¿Cómo podemos saber cuál es el mejor filamento para nuestra impresora 3D o para la pieza que deseamos realizar? Lo principal es conocer de antemano las distintas propiedades de cada material. Y, luego, ¡experimentar!
 
 
ABS
 
Comencemos con el ABS. Su nombre completo es Acrilonitrilo butadieno estireno y se lo considera el abuelo de los filamentos de FDM.
 
Temperatura:

 

El ABS se imprime a 210° – 240° C. La cama caliente debe estar a 80° C o superar esa temperatura. 

Es importante saber que el ABS comienza a ablandarse a los 105° C. Por eso, hay que tener en cuenta que el lugar al cual esté destinado el objeto no alcance ni supere esta temperatura. De ser así, perdería rigidez y podría incluso llegar a perder su forma.
 

Rendimiento:
 

El ABS se comporta muy bien durante la extrusión, porque sale sin inconvenientes de la mayoría de las boquillas sin formar grumos o atascarse. Sin embargo, una vez extrusado su comportamiento cambia y puede traernos complicaciones, ya que suele encogerse al enfriarse. Si la pieza se va achicando a medida que la imprimimos se pueden quebrar o despegar las capas, sobre todo si el objeto es muy grande. Con el ABS siempre es fundamental trabajar con una impresora 3D de cama caliente y preferentemente con paredes laterales. Así se garantiza la temperatura constante ideal para este material. Otro aspecto a considerar es que el ambiente en que se ubica la máquina no sea muy frío ni tenga corrientes de aire. 

En cuanto a la rapidez de impresión, el ABS se puede imprimir a gran velocidad.
 

Resistencia:
 

El ABS es un plástico fuerte si se lo imprime a una temperatura suficiente para obtener una buena unión de las capas. Tiene bastante flexibilidad y cuando se lo expone a presión tiende a doblarse o estirarse en lugar de quebrarse.  
 

Vapores:
 

Una desventaja de imprimir con ABS es que al calentarse desprende un olor fuerte. Por lo general no trae problemas, pero algunas personas sensibles pueden sentir irritación si el espacio no está ventilado.
 

Cuándo usarlo:
 

En términos generales el ABS es muy eficiente para la mayoría de los usos. Es útil para objetos que van a ser golpeados o que se van a caer. También para piezas que van a estar en ambientes calientes (siempre y cuando no superen los 100° C). Por ejemplo, mangos de cubiertos, partes de autos o máquinas, fundas de celulares, juguetes, bijouterie…
 

Cuándo no usarlo:
 

Las restricciones para el uso del ABS no aplican a los objetos sino a la máquina y al ambiente. Si la impresora 3D no es de cama caliente y si el espacio no puede ser ventilado para evitar la acumulación de vapores, no es posible usar ABS.
 
 

PLA
 

Analicemos a hora el PLA, cuyo nombre científico es Poliácido láctico. Según Isaac Powell, experto en filamentos, PLA es “el primo hippy con buen olor del ABS”. ¿Por qué está definición? Porque es biodegradable y huele a caramelo cuando se lo imprime. 

 
Temperatura:
 

El PLA se imprime a 180° – 200° C. Puede usarse sin cama caliente, aunque es recomendable usar una que alcance los 60° C. 

La mayor desventaja de este material es que comienza a ablandarse a los 60° C, lo cual limita notablemente el destino de las piezas impresas.
 

Rendimiento:
 

Al contrario del ABS, el PLA se atasca en la boquilla con frecuencia. La razón es que es pegajoso y tiende a expandirse. Pero eso no debe desalentarnos. Se soluciona poniendo una gota de aceite en la boquilla al cargar el rollo de filamento. Así se obtiene una extrusión fluida libre de atascos.
 

La “diversión” con el PLA comienza cuando llega a la cama. Casi no encoge. Se pueden imprimir piezas grandes en máquinas abiertas sin riesgo de que se desprendan de la cama o se quiebren. Es el material ideal para mostrar el proceso de impresión en exposiciones públicas o educativas. ¡Además desprende un olor dulce!
 

Resistencia:
 

Aunque permite imprimir objetos muy fuertes, el PLA es un poquito más quebradizo que otros plásticos. Cuando se cae no rebota sino que se parte o se astilla. Y las partes delgadas se pueden desprender al recibir un golpe.

Sin embargo, si está bien impreso la adhesión entre las capas es muy buena.

 
Vapores:
 

Este filamento no desprende tantos vapores y su olor no es desagradable. 
 

Cuándo usarlo:
 

¡Siempre que se pueda! Es un bioplástico que puede ser reciclado o compostado. Es perfecto para cajas, regalos, modelos, prototipos… Ah, y puede usarse para exteriores, porque la biodegradación requiere un proceso de calor y no es soluble en agua. ¿Quién se anima a imprimir un gnomo de jardín?
 

Cuándo no usarlo:
 

Si vamos a emplear la pieza impresa en un lugar caliente a 60° C o más, debemos evitar el filamento PLA. Por otro lado, debido a su mayor fragilidad no es recomendable para mangos de herramientas. Tampoco para objetos con elementos pequeños o que van a recibir golpes o caídas. 
 

Conclusión:
 

Vale la pena aprender a imprimir con ambos filamentos. Tanto el ABS como el PLA tienen situaciones ideales de uso en base a las características del material. Saber sus particularidades y la experiencia propia nos permitirá determinar cuál es la mejor en cada caso. 
 

Fuente: Make:

0

ABS, FDM, Filamento, Impresoras 3D, PLA

Las impresoras 3D de FMD utilizan filamentos plásticos que pueden ser de distintos materiales. Aquí te explicamos las características de los dos principales:

 

PLA

Si eres nuevo en la impresión 3D, el filamento PLA es un buen material para empezar. Es fácil de usar y funciona bien en la mayoría de las impresiones. El PLA es útil en una amplia gama de aplicaciones en la impresión 3D y tiene varias cualidades. Por ejemplo, no genera olor, no requiere de cama caliente, y las piezas sufren muy baja deformación.

El plástico PLA es también uno de los materiales de impresión 3D más ecológicos disponibles. Está hecho de recursos renovables (almidón de maíz). Y requiere menos energía para procesar plásticos (a base de petróleo) en comparación a los tradicionales.

Temperatura de extrusor: 180-220 ° C 

Temperatura de cama: 20-55 ° C 

 

ABS

Debido a que es más flexible que el PLA, el filamento ABS es ideal para diseños mecánicos o los que tienen piezas encastradas o pines conectados. En comparación con el PLA, el ABS tiene una vida útil más larga y es más resistente al impacto. También tiene un aspecto más mate y acabado. Puede ser post-procesado con acetona para proporcionar un acabado brillante.

Como al calentarse genera vapores con mal olor, la impresora debe ubicarse en un ambiente ventilado. Para evitar el enfriamiento y la consecuente contracción de las capas inferiores, la máquina tiene que tener plataforma climatizada.

Temperatura de extrusor: 220-235 ° C 

Temperatura de cama: 60-80 ° C 

 

Tanto el filamento ABS como el PLA pueden conseguirse en una amplia gama de colores, desde los clásicos blanco y negro hasta colores llamativos o en tonos pastel. Ambos pueden pintarse por encima en caso de necesitar cambiar el color de la pieza o añadir detalles sobre el fondo principal.

 

En Trimaker los filamentos se venden en rollos de 1 kg y son producidos en Argentina por fabricantes nacionales.

0

COSMOS, FDM, Impresoras 3D, Industria argentina, Mariano Aguirre, Mariano Fernández, Stylus, Trimaker

Artículo publicado en énfasys el 04/02/2016.
Con un evento de prensa en Puerto Madero, el mayorista anunció la incorporación de Trimaker a su portfolio de vendors; y junto a ellos lanzaron su primer impresora 3D: Trimaker Cosmos.

 

Impresora 3D Trimaker COSMOS

 

“Hoy sumamos a Trimaker como marca especial, ya que es una nueva tecnología que estamos distribuyendo. Es una tendencia. Vimos un diferencial en ellos , ya que es una marca nacional, tenemos muy buen feeling con todos los del equipo; y es un producto que nos gusta mucho”, dijo en la apertura del evento Mariano Fernández, presidente de Stylus.

 

Sin dudas, el nicho de la impresión 3D está tomando un fuerte impulso a nivel mundial, y hoy es una tendencia disponible en Argentina que apunta a varios mercados. La Trimaker Cosmos viene a penetrar en este mercado, como un equipo diferenciado por sus prestaciones y sus costos. Según explicaron desde la firma, sus usos pueden ir hacia todo tipo de industrias: diseñadores industriales, ingenieros mecánicos y electrónicos, artistas, estudiantes y más.

 

Impresora 3D Trimaker COSMOS presentada por Juan Guecaimburu

 

“El mercado de las impresoras 3D crece a ritmos exponenciales y cada dos años se triplica la venta de impresoras”, dijo Juan Guecaimburu, de Trimaker. “Una impresora 3D es un equipo que permite pasar una pieza que existe en el mundo digital, a una pieza física en la realidad. Para que estos dos mundos coexistan, primero debe existir en el mundo digital. Esto es lo que llamamos modelado 3D, un dibujo de una pieza o más realizadas en una PC con programas específicos. Estas piezas son similares a las de las películas animadas, y se pueden diseñar o descargar desde Internet para luego imprimirlas y convertirlas en un objeto verdadero”, agregó Guecaimburu.

 

Según explicó el vocero, estos equipos y la nueva Trimaker Cosmos, utilizan como material principal para imprimir la tecnología de filamentos (FDM). “Esto es similar a un hilo de plástico; y la impresora toma ese hilo, lo funde y lo pasa por un conducto que lo vuelve más finito. Es similar a una manga de cocinero, pero en vez de usar chocolate usa plástico. Con ese plástico hace las capas de impresión”, remarcó Guecaimburu.

 

La nueva Cosmos de Trimaker ofrece optimización y economía de materia prima, varias personalizaciones; y es ideal para hacer tiradas chicas, de 50 a 200 unidades. A su vez, su diferencial es que está ensamblada en planta, tiene garantía de un año, nuevas partes mecanizadas y servicio en todo el país. “Es un equipo mucho más completo y robusto”, mencionaron desde Trimaker.

 

Según la firma, luego de estar hace seis años trabajando en este mercado de la impresión 3D, optaron por sumar a Stylus para la distribución. “Ellos son expertos en este mercado”, dijo Guecaimburu.

 

Impresora 3D Trimaker COSMOS

 

Por su parte, Mariano Aguirre, Product Manager de Trimaker en Stylus, agregó: “A Stylus le gusta la innovación y buscar betas en el mercado. En Trimaker encontramos un producto innovador; se hicieron análisis, gustó y encaramos este nuevo desafío de traer este producto para el mercado reseller y retail”.

 

Según explicaron ambas empresas, este producto lo ofrecen para cualquier tipo de consumidor, incluso para el que no tenga conocimiento previo. Ellos entregaran a los resellers y a los retailers la impresora, los insumos, el servicio técnico, el software y el kit para preparar las piezas. “Venderemos una solución final al canal, para que luego llegue al usuario final”, destacaron los voceros.

 

0

COSMOS, FDM, Impresoras 3D, Industria argentina, Juan Guecaimburu, Stylus, Trimaker, Uncategorized, Video

Artículo de Edu Camps publicado en Over Cluster el 8/2/16.

 

Trimaker es una marca 100% nacional que fabrica impresoras 3D. Si bien todavía es un nicho, que exista una marca nacional que compita a nivel mundial, es digno de mencionar. Su producto estrella, Trimaker Cosmos, busca diferenciarse por sus prestaciones y sus costos, y puede ser sus usos pueden ir hacia todo tipo de industrias: diseño industrial, ingenieros mecánicos y electrónicos, artistas, estudiantes o prototipistas.

 

Stylus, mayorista informático, realizó un evento para anunciar la inclusión de esta marca a su portfolio, encargandose así de la distribución. Hoy sumamos a Trimaker como marca especial, se trata de una nueva tecnología que ya estamos distribuyendo. Si bien la impresión 3D hoy es una tendencia, vimos un diferencial en ellos , ya que es una marca nacional, tenemos muy buen feeling con ellos; y es un producto que nos gusta mucho, Mariano Fernández, presidente de Stylus.

 

El mercado de las impresoras 3D crece a ritmos exponenciales y cada dos años se triplica la venta de impresoras. Una impresora 3D es un equipo que permite pasar una pieza que existe en el mundo digital, a una pieza física en la realidad. Para que estos dos mundos coexistan, primero debe existir en el mundo digital. Esto es lo que llamamos modelado 3D, un dibujo de una pieza o más realizadas en una PC con programas específicos. Estas piezas son similares a las de las películas animadas, y se pueden diseñar o descargar desde Internet para luego imprimirlas y convertirlas en un objeto verdadero, Juan Guecaimburu, director comercial de Trimaker.

 

 

Así funciona la impresora #3d de @Trimaker3d con un hilo pequeño como insumo

Un vídeo publicado por Edu Camps (@edu_camps) el

 

 
Los equipos 3D utilizan como material principal para imprimir la tecnología de filamentos (FDM). Esto es similar a un hilo de plástico; y la impresora toma ese hilo, lo funde y lo pasa por un conducto que lo vuelve más finito. Es similar a una manga de cocinero, pero en vez de usar chocolate usa plástico. Con ese plástico hace las capas de impresión, remarcó.

 

 

Este producto está siendo enfocado para todo tipo de consumidores, desde expertos hasta principantes. Si uno busca tutoriales o piezas ya diseñadas en Internet, encuentra el modelo y puede mandarlo a imprimir directamente. La idea de Trimaker es comercializar impresora, insumos, el servicio técnico, el software y el kit para preparar las piezas. El precio: $50.000. Muy económica para todos aquellos visionarios de esta tecnología.

 

Nave de #starwars hecha con la impresora #3D de @Trimaker3D

Una foto publicada por Edu Camps (@edu_camps) el

0

Alexis Caporale, COSMOS, FDM, Impresoras 3D, Industria argentina, Mariano Aguirre, Stylus, Trimaker

Artículo publicado en CanalAR el 10/2/16

 

Mayorista y fabricante lanzaron al canal el modelo Cosmos. “En estos años creció mucho el mercado. Por eso apostamos al canal de distribución”

 

El mayorista Stylus y el fabricante nacional de impresoras 3D Trimaker realizaron el pasado miércoles un evento en el que oficializaron su relación frente a resellers y canales del sector retail.

 

De esta manera, Stylus ingresa a un nuevo mercado en crecimiento, y Trimaker apuesta a un nuevo modelo de comercialización de sus productos.

 

Hoy estamos lanzando el producto al canal, tanto de retailers como de resellers”, dijo Mariano Aguirre, Product Manager Trimaker en Stylus.

 

“Stylus siempre se caracterizó por buscar nuevas tecnologías para desarrollarlas localmente. En esta ocasión, se viene analizando el mercado de impresión 3D desde hace 2 años. Hoy el mercado potencial de los productos está a la vista y las características técnicas avanzaron al punto en que la distribución comienza a tener sentido, ya que la tecnología desborda el nicho y se pone al alcance de todos”, agregó Aguirre. “¿Por qué Trimaker? Porque es un excelente producto y reúne buena calidad y un precio razonable pero sobre todo el mejor soporte de postventa, algo clave para una tecnología disruptiva y novedosa como lo es esta”.

 

Apostamos a un producto innovador concentrándonos en el usuario, intentando darle todo lo necesario y la mejor experiencia de uso en un solo paquete, eso es Cosmos de Trimaker“, finalizó el PM.

 

– ¿Cómo surgió Trimaker?, preguntó CanalAR a Alexis Caporale, uno de los fundadores de Trimaker.

 

– Fabricamos impresoras 3D con marca Trimaker desde hace 4 años. Es un desarrollo tecnológico de hardware, software y materiales nuestro, y estamos presentando al canal nuestro cuarto modelo: Cosmos. Hace ya seis años que estamos en el desarrollo de esta tecnología. Nuestro primer paso empresarial lo dimos en 2012, cuando ganamos el premio Innovar. Esto fue un gran impulso para la empresa.

 

– ¿Por qué decidieron optar por la distribución de sus productos en el canal?

 

– Venimos de una lucha de varios frentes. Por un lado, el desarrollo tecnológico, que tiene su complejidad. Y por el otro, el hecho de llevar la tecnología al consumidor. Aprendimos sobre el armado de la máquina, del servicio técnico, de la logística. Y supimos que había cosas que hacíamos muy bien, y otras que quisimos reforzar con especialistas. Definimos entonces dedicarnos a la tecnología y su contenido, y trabajar con Stylus en la comercialización.

 

0