Your address will show here +12 34 56 78
Discapacidad
Discapacidad, Educación, Impresión 3D, Libro, No videntes
Un libro impreso en 3D es un recurso para que los niños y niñas con discapacidad visual puedan interpretar a través del tacto lo que se cuenta en la historia. Consiste en una serie de bases cuadradas o rectangulares con figuras simples en relieve que acompañan un texto escrito en braille. Las bases ilustradas componen las distintas páginas del libro, que está pensado para quienes aún no saben leer braille o para quienes están comenzando este proceso.   Algunos libros contienen historias y otros contienen conceptos como “arriba – abajo”, “izquierda – derecha”, “grande – pequeño” y figuras geométricas. Estas nociones son necesarias como paso previo al aprendizaje del sistema braille, por lo que los libros constituyen un material didáctico a la vez que recreativo.   tactile pictura books libro táctil impreso 3d trimkaer discapacidad visual no videntes ciegos   Tocar la historia   Las figuras tridimensionales acompañan la narración, que suele estar impresa en la misma página en sistema braille para poder ser leída en voz alta mientras el niño que escucha recorre el libro con la mano.   Por otro lado, la coexistencia de las palabras en braille con sus correspondientes figuras ilustrativas ayuda a aprender a leer a quien está dando sus primero pasos.   ¿Con qué material están hechos los libros impresos en 3D?   Por lo general, los libros se imprimen con impresoras de tipo FDM (modelado por deposición fundida). El material usado por estas impresoras 3D es una bobina de filamento de plástico que se calienta hasta fundirse y se va depositando capa por capa hasta obtener el diseño deseado.   Los filamentos más comunes están hechos de termoplásticos resistentes como PLA, que es un bioplástico no tóxico, o ABS, muy resistente a golpes y caídas.   El diseño de cada libro se puede crear desde cero o se puede recurrir a sitios que ya tienen modelos pre-armados como Tactile Picture Books.   tactile pictura books libro táctil impreso 3d trimkaer discapacidad visual no videntes ciegos   ¿Por qué son necesarios?   Porque brindan una herramienta única que facilita el aprendizaje de la lectura y la escritura para niñas y niños con discapacidad visual que aún no cuentan con las nociones necesarias para usar braille.   Porque complementan el proceso de enseñanza de una forma amena que implica diversión y descubrimiento.   Porque son durareros y resisten el uso intensivo. No se rompen y pueden mojarse sin riesgo de que se estropeen. Además, no son tóxicos, por lo que los pequeños pueden llevarlos a la boca y tenerlos consigo todo el tiempo que quieran.   ¿Qué libros podemos encontrar impresos en 3D?   Los primeros libros impresos en 3D han sido títulos infantiles famosos como La oruga hambrienta, Buenas noches Luna y El Arca de Noé.   Los archivos digitales de código abierto de estos libros ilustrados están disponibles para su descarga desde la biblioteca de Tactile Picture Books, lo que permite a cualquier persona que tenga acceso a una impresora 3D crearlos de forma gratuita.    
0

Argentina, COSMOS, Discapacidad, Impresión 3D, Medicina
Con 19 prótesis impresas en una Cosmos II, el equipo de “Te doy una mano” acaba de terminar su primera misión en Mozambique destinada a personas que no tienen una de sus extremidades.   ¿Cómo comenzó el proyecto?   A los 18 años y con una impresora 3D, Gerónimo Cabrera decidió realizar prótesis de juguete totalmente gratis para niñas y niños que aún no habían accedido a una prótesis real.   Para muchos de ellos, este juguete significó un paso previo a la mano prostética que esperaban recibir del hospital. Un paso previo clave que mejoró su calidad de vida.   Al ser una mano de juguete, los niños podían elegir el diseño que más les gustara, incluso inspirados en superhéroes y princesas, y hasta su color o cuadro favorito.   Este estudiante de Administración de Empresas y Comercio Exterior de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), le había pedido a su padre que le comprase una impresora 3D para fabricar spinners luego de ver este producto como un boom en webs de Estados Unidos y Europa. Para ese entonces solo una persona vendía estos juguetes en Argentina y, casualmente, los fabricaba con tecnología aditiva.   Pero su padre, Guillermo, redobló la apuesta. Vio un documental donde descubrió que con impresoras 3D era posible fabricar manos y se le ocurrió que ellos también podrían hacerlas y regalarlas a quienes las necesitaran.   Gerónimo se sumó a la idea de su entusiasta padre, se bajó los programas necesarios y aprendió a modelar en 3D para poder “cambiarle la vida” a muchos dándoles una mano.   Oriundos de Banfield, Gero y Guillermo comenzaron su producción con modelos básicos que encontraron en las librerías de webs de diseño 3D. Los diseños servían, pero no cumplían con algunas funciones básicas de las manos, como el agarre de pinza.   Luego de mucha investigación y de mucho “ensayo y error”, el modelo que imprimen actualmente ha mejorado esta función para que los usuarios sean capaces de agarrar cosas, como muñecos, una guitarra, el mate, y todo lo que tengan a su alcance.   Hasta el momento llevaban fabricadas más de 200 manos para niños, y no tan niños, de toda Argentina. Pero hoy regresan felices de Mozambique con el orgullo de haber entregado allí muchas más prótesis. La misión en África comenzó en noviembre y se realizó en el marco de un viaje solidario coordinado por médicos argentinos.   La iniciativa de “Te doy una mano” pretende generar una pandemia solidaria para ayudar a quienes lo necesiten sin esperar nada a cambio. Trimaker sumó su grano de arena a este gran proyecto donando una Cosmos II.  
    ¿Cómo se hace una prótesis impresa en 3D (o trésdecis)? Gero explica que las impresoras 3D pueden trabajar con una amplia cantidad de materiales. PLA fue el elegido por ellos, ya que es resistente y liviano, ideal para que los usuarios puedan usar su mano sin incomodidad.   A 200º C, la impresora demora 30 horas para hacer la impresión completa de una mano. Luego, el ensamblado demora otras 2 horas.       Fuentes: Facebook oficial de “Te doy una mano”   Entrevista radio nacional
0

Argentina, Discapacidad, Educación, fabricación digital, Impresión 3D, Impresoras 3D, Material de estudio, No videntes, Trimaker
Un grupo de investigadores del Área de Ciencias y Tecnologías Básicas de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) desarrolló un juego didáctico que ayuda al proceso de enseñanza/aprendizaje matemático. Destinado a personas con discapacidad visual, este dispositivo fue íntegramente impreso en 3D.   Eduardo Rodriguez, físico investigador de la UNGS, estaba enseñándole a su hija funciones matemáticas cuando le surgió la siguiente inquietud: ¿Cómo hace un docente para enseñarle funciones matemáticas a una persona con discapacidad visual?   Parte de la investigación fue determinar la existencia de los dispositivos disponibles para la enseñanza de conceptos matemáticos a estudiantes con discapacidad visual, ciegos o disminuidos. Si bien existe la escritura Braille para las ecuaciones matemáticas, no es posible realizar análisis gráficos. Esta demanda dio como resultado la idea de Ju.di.t.h, Juego Didáctico para Tareas Hápticas (designa la ciencia del tacto, por analogía con la acústica -oído- y la óptica -vista-).   Además, este dispositivo sirve también para los alumnos con visión normal, ya que favorece la visualización de conceptos matemáticos que al primer contacto suelen ser complejos.   Entre los ingresantes al Curso de Aprestamiento Universitario (CAU) de la universidad hay personas con discapacidad visual que deben aprobar el taller de matemática, más allá de la carrera elegida. Por tal motivo, y a pesar de la limitación en cuanto a recursos, el Laboratorio de Ingeniería de la universidad se encargó de la fabricación aditiva de Judith a un bajo costo.   Esta pieza busca contribuir al incremento de infraestructura pedagógica que brinda accesibilidad a estudiantes con discapacidad visual, en principio dentro de la universidad, pero también con la posibilidad de expandirse a otras instituciones gracias a su fácil reproducción.   ¿Cómo funciona? Podemos distinguir tres partes en JUDITH:   1. Un sistema cartesiano representado por un tablero rectangular con lados de 16 cm y 17 cm.   2. Un soporte para el tablero, que incluye: – una regla con marcas cada 1 centímetro – un transportador con marcas cada 10 grados para que el estudiante pueda medir longitudes y ángulos.   3. Las funciones que quedan en relieve.   Aunque no es parte del dispositivo en sí, también incluye un manual destinado a los docentes.   Centralizado en el movimiento exploratorio de las manos, el usuario focaliza su aprendizaje a través de tres fases. La primera es la decodificación efectiva del entorno físico definido por el tablero que mencionamos anteriormente, y el relieve sobre el mismo. Luego, la decodificación avanzada de las formas como representación de objetos matemáticos. Por último, la deducción de las propiedades del objeto matemático representado.   La primera persona que utilizó este dispositivo fue una estudiante invidente del profesorado universitario de Historia, Judit Martínez.   “La primera vez que la estudiante usó el tablero resultó una experiencia de mucho impacto. Su expresión cambiaba mientras recorría con los dedos la función que llamamos ‘parábola’ y que ella empezaba a descubrir. Fue una experiencia fructuosa, también por la compresión de conceptos al desarrollar las consignas, tales como decir cuántas raíces (cuantos ceros) tenía la función y encontrar sus extremos y zonas de crecimiento y decrecimiento”, cuenta Maximiliano Véliz, ingeniero electromecánico egresado de la UNGS.   Los mismos investigadores desarrollaron piezas para ejercicios matemáticos de cálculo de áreas de figuras, al que llamaron J.a.i.m.e: juego de áreas impresas para matemática.   Ambos juegos didácticos ya se encuentran a disposición de estudiantes y docentes del Curso de Aprestamiento Universitario de la UNGS. Se espera que los alumnos sean capaces tanto de reconocer las curvas en relieve -y, en consecuencia, identificar objetos matemáticos sobre un sistema cartesiano-, como de sumar y restar áreas de figuras.    
0

Discapacidad, Impresión 3D
Este hombre de 32 años que nació en la ex Yugoslavia y hoy es noticia por su participación en la selección de Croacia no solo se destaca en el campo del fútbol. Según algunas fuentes informativas, Luka Modrić también es un 10 en materia solidaria: maneja una compañía que fabrica prótesis en 3D para niños amputados.   Probablemente la inspiración para este proyecto tiene raícez en su infancia, que fue muy dura y le hizo vivir en carne propia el sufrimiento humano. Durante la guerra croata por la independencia que se desarrolló entre 1991 y 1995 su padre fue reclutado por el ejército y, a la edad de seis años, vio cómo asesinaban a su abuelo junto a otros ancianos a 500 metros de su casa. Esta situación lo llevó a escaparse junto a su madre a un hotel de refugiados en Zadar.   Allí, en los estacionamientos del hotel, nació también su pasión por el fútbol. El pequeño Modrić pasaba las horas jugando a la pelota junto a otros niños en su misma condición. Pero su habilidad era notablemente superior a la del resto. El personal del hotel notó su talento y contactó al NK Zadar, lo que finalmente lo llevó a convertirse en quien es hoy: jugador del Real Madrid, capitán de la selección de Croacia y una persona con una gran sensibilidad social que destina parte de sus ganancias para imprimir y donar prótesis impresas en 3D.   Siendo conocido principalmente por su rol en el fútbol, y actualmente como figura del Mundial 2018, este proyecto solidario permanece como un aspecto poco difundido de su vida privada. Por lo tanto, no abunda la información sobre las características y el alcance de su iniciativa.   Pero conocemos otras iniciativas similares que han surgido en Argentina y en España y tienen alcance internacional. Nos referimos a Atomic Lab, liderado por el argentino Gino Tubaro, y a Ayudame3D, iniciado por Guillermo Martínez durante un viaje humanitario a Kenia.    
0

Argentina, Discapacidad, Impresión 3D, Industria argentina, Medicina, planos 3D
A los 16 años, Gino Tubaro ya había armado su primera impresora 3D sin ayuda de nadie. Y estamos hablando del año 2011, cuando la tecnología de impresión 3D aún no estaba tan extendida como hoy.   Aquel impulso de la adolescencia no fue solo un interés transitorio. Gino siguió experimentando y jugando con la impresión 3D hasta convertirse en lo que es hoy: el fundador de Atomic Lab, una organización no gubernamental sin fines de lucro que está cambiando la vida de millones de personas en el mundo.   Atomic Lab cuenta con cinco proyectos en curso y otros por venir. El que destacaremos en este artículo es el proyecto #Limbs, que tiene la misión de proveer un brazo ortopédico a todos los chicos (y grandes) que lo necesiten.   Las prótesis, que son entregadas sin costo alguno, están impresas en 3D con PLA, un material derivado del maíz que, a diferencia de otros materiales, es biodegradable y, para mayores beneficios, no genera picazón en la piel.   Se trata de prótesis de manos y brazos que funcionan con la flexión de la muñeca o del codo. En instagram.com/theatomiclab pueden verse videos de gente usándolas para tener una idea de su utilidad.     Superhéroes   En este proyecto hay muchos héroes involucrados.   Por un lado, las personas que reciben las prótesis. Con sus nuevos brazos y manos impresos en 3D, Gino quiere que los chicos se sientan “superhéroes” y desarrollen al máximo su potencial.   Por otro lado, quienes producen esas prótesis, ya que Atomic Lab no se trata de una fábrica ni de una única persona imprimiendo de manera aislada en su taller.   Cualquier persona mayor de 18 años con una impresora 3D puede ser un “Embajador Atómico” y crear una prótesis desde cualquier lugar del mundo. Los planos y las instrucciones son provistos por la organización, que se ocupa de recibir y organizar los pedidos de quienes necesitan una mano o un brazo ortopédico.   Los voluntarios que deseen formar parte del proyecto como personas independientes o equipos de instituciones educativas, empresas o ONG, pueden hacerlo ingresando aquí.   Los pedidos llegan a través de la plataforma www.limbs.earth, donde la gente ingresa especialmente para solicitar su prótesis. Todo el proceso es gratuito.  
0

Alexis Caporale, Argentina, Discapacidad, No videntes
Julián Brizuela es el nuevo semifinalista de Eureka. Su proyecto es IBIS, una impresora que transforma archivos digitales en impresiones de textos en braille.   IBIS es una impresora braille de bajo costo desarrollada por estudiantes de la carrera de Diseño Industrial de la UBA con licencia abierta para que cualquiera pueda fabricar su propia impresora.   Las piezas de color celeste son realizadas mediante impresión 3D.   El tercer capítulo de “Eureka. Desafío de ideas” estuvo dedicado a una categoría muy esperada: Diseño.   Con la conducción de Miki Lusardi, el programa tuvo la presentación de tres proyectos creativos e innovadores que hicieron difícil la tarea del jurado.   Rocío López, de C.A.B.A. / Proyecto: FIUM – Bicicleta a motor sustentable. Julián Brizuela, de San Miguel, provincia de Buenos Aires / Proyecto: IBIS – Impresora braille. Ruy Vivanco, de C.A.B.A. / Proyecto: VÉRTIGO – Sistema de limpieza semiautomático en altura.   Eureka, una producción original de Canal Encuentro, es un concurso de inventos científicos enmarcado en distintas categorías: energía, salud, tecnología, medioambiente, sustentabilidad, diseño y textil. Evaluados por un jurado de expertos, los participantes compiten por un importante estímulo económico para invertir en el desarrollo y profundización del proyecto/prototipo o para recibir asesoramiento y capacitación. El 1° premio consta de cien mil pesos ($100.000), el 2° de treinta mil ($30.000) y el 3° de veinte mil ($20.000).   La selección de dos finalistas por categoría se realiza a través de la evaluación de un jurado fijo integrado por el emprendedor tecnológico Alexis Caporale y la especialista en inteligencia artificial y robótica Marcela Riccillo. Además, en cada episodio se suman otros dos miembros al jurado, de acuerdo con la temática de cada día. En este tercer capitulo las juradas invitadas fueron Raquel Ariza -directora del Centro Industrial del INTI- y Anabella Rondina -directora de la carrera de Diseño Industrial de la Universidad de Buenos Aires-.     Una impresora inclusiva y de bajo costo   IBIS (Impresora Braille para la Inclusión Social) es un proyecto que comenzó como trabajo académico en la UBA en la carrera de diseño industrial y consiste en un modelo de impresora Braille Open source que punzona sobre el papel para generar el relieve necesario para leer mediante el tacto.   El proyecto fue realizado dentro de la asignatura Tecnología catedra Louzau en 2015 por un equipo de 5 integrantes: Joaquín Cortés, Romina París, Julián Brizuela, Margarita Cortizas y Luciana Burrieza. Sus creadores señalan: “La idea de diseñar una Impresora Braille nació de la falta de acceso de las mismas debido a su altísimo costo y la problemática que surge por su gran necesidad”.   Más información: a través de su perfil de Facebook o por mail a ibis.braille@gmail.com   El objetivo del proyecto IBIS es poder generar una plataforma web en la cual se pueda acceder a los planos e instrucciones para poder armar las impresoras. Y, a su vez, que cualquiera pueda subir diferentes reversiones de este modelo para mejorarlo comunitariamente. Esto ya sucede con las impresoras 3D en sí mismas, las cuales ya cuentan con estas plataformas que han hecho que se viralicen en todo el mundo por su acceso gratuito a los planos.   Lo maá importante de trabajar en Open Source es básicamente la soberanía del conocimiento, lo que permite también que la impresora pueda ser más fácilmete reparada y sus componentes puedan ser remplazados sin complicaciones.     Fuentes: Artículos publicados en TV Pública y IBIS    
0

Discapacidad, diseños 3D, Impresión 3D, No videntes, Thingiverse, Uncategorized
Como hemos visto en artículos anteriores, la impresión 3D trabaja codo a codo con el ámbito educativo. Más específicamente, se está revelando como una excelente herramienta para crear nuevos recursos que amplían la accesibilidad a la educación de personas con discapacidad visual.   Como educadores, familiares o emprendedores de la impresión 3D, ¿qué es lo que realmente podemos imprimir para trabajar con niños y niñas en esta situación?   A continuación presentamos 10 útiles y divertidos objetos para usar en el aula y en la casa. Todos los diseños que les recomendamos en esta oportunidad son tomados de Thingiverse. Por lo tanto, son gratuitos y están a nuestra disposición para imprimirlos tal cual o hacerles modificaciones a gusto.   En artículos anteriores mostramos cómo usar un Convertidor de texto a braille que nos permite incluir palabras en un modelo que va a ser impreso en 3D. Es una herramienta gratuita muy fácil de usar con la que podremos personalizar nuestras piezas y sacar el mayor provecho de esta tecnología en el campo de la discapacidad visual.     También conocimos el proyecto Tactile Picture Books para imprimir libros táctiles de manera gratuita. Estos libros, que pueden o no contener palabras en braille, son un recurso muy preciado, ya que representan una oportunidad para que los lectores con discapacidad visual puedan seguir la trama de la historia tocando las figuras tridimensionales que ilustran cada página.     Una vez dicho esto, ¡prosigamos a descubrir los maravillosos diseños gratuitos que podemos imprimir en 3D!   LIBROS   impresión 3d gratuito diseño libro thingiverse trimaker   Libro ilustrado con animales   Este libro consta de 9 piezas cuadradas con imágenes en relieve y la narración en braille al pie de la imagen. En Thingiverse podrán encontrar la versión traducida al castellano.   thingiverse impresión 3d libro ciegos no videntes discapacidad visual gratis trimaker   “Silencio”, poesía Ilustrada   Siguiendo con la temática de los libros ilustrados, esta recopilación de poesías de 14 páginas en relieve puede ser una hermosa experiencia literaria para jóvenes y adultos. Su diseñadora nos señala que la altura de capa es de 0,2 para que las páginas no tengan un grosor demasiado alto y el tiempo de impresión se reduzca. La temperatura de impresión utilizada fue de 235° para que oscile entre los 230-240 (ya que no es estable) con el fin de crear una superficie homogénea. Las retracciones deben ser lo más rápidas y distantes posibles para que no se generen residuos indeseados.   ANIMALES   thingiverse discapacidad visual no videntes ciegos braille impresión 3d rompecabezas gratis   Gatito ensamblable   Este objeto con forma de gato está compuesto por tres piezas separadas que pueden ser ensambladas para formar al animal. Cada una de sus piezas tiene en braille una letra y, al juntarse, forman la palabra “CAT”. Para la versión en castellano se pueden customizar las piezas con los archivos editables que Thingiverse nos permite descargar. Es un proyecto de aproximadamente 5 horas.   impresión 3d no videntes ciegos discapacidad perro rompecabezas gratis thingiverse   Perro ensamblable   Con la misma modalidad del gatito ensamblable podemos imprimir este simpático perro. Son necesarios soportes y el solo requiere un 25% de relleno   ¡Si quisieran ver otros animales en este formato, aquí podemos encontrar peces y elefantes también!   ABECEDARIO   thingiverse gratis ciegos no videntes abecedario letras cubos visual impresión 3d trimaker   Cubos con las letras del abecedario   ¡Aprender el abecedario puede ser un desafío! Para facilitar un poco este proceso aquí hay un kit que trae un cubo pequeño por cada letra del alfabeto. En una de sus caras se imprime la letra latina y en otra de sus caras el equivalente en braille. Se puede llegar a utilizar hasta un 20% de relleno y no necesita soportes. Como es una impresión monocromática, podemos utilizar un marcador indeleble para contrastar las letras en braille.   Si el modelo anterior no nos convence, podemos buscar otros formas de hacer el alfabeto, como esta.   Ciencias naturales   thingiverse ciegos no videntes braille escuela tierra trimaker gratis   Tierra texturizada   ¿Cuán grande es nuestro planeta? ¿Dónde vivimos nosotros? ¿Dónde viven otras personas? Todas estas preguntas (y seguramente muchas otras más) pueden ser abordadas con este modelo de la Tierra en 3D que cabe en la palma de la mano. Cada continente tiene su nombre escrito en braille y podemos encontrar dos versiones de este modelo.   tierra textura braille ciegos discapacidad visual no vidente thingiverse gratis trimaker   Corteza terrestre   Si ya hemos aprendido cómo es la tierra por fuera, ¿por qué no aprender cómo es la tierra por dentro? La pieza de la corteza terrestre tiene etiquetas con los nombres en braille, pero, por falta de espacio, el Núcleo Externo está abreviado como NE y el Núcleo Interno no cuenta con su nombre en braille.   braille impresión 3d   Sistema Solar   ¡La Tierra nos quedó chica! Es hora de salir al espacio exterior y conocer el Sol, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Todos ellos se encuentran montados en tablas de 3 mm de espesor.   JUEGOS   braille impresión 3d cubo rubik   Cubo Rubik   Sí, así como lo leemos no lo podemos creer. ¿El Cubo Rubik sin colores? Este increíble diseño nos demuestra que con ingenio y una impresora 3D no hay nada que pueda detenernos. Las caras no están determinadas por colores sino por números identificados por puntos, como los dados.   reloj braille impresión 3d trimaker gratis   Reloj interactivo para aprender los números   ¡Aprender los números y la hora con un puzzle en forma de reloj! La base circular tiene los números en relieve y, junto a cada uno, un hueco para insertar una ficha con el correspondiente número escrito en braille.  
0

Discapacidad, Impresión 3D, Medicina
¿Quieres cambiar el mundo? Toma tu impresora, busca gente, y “ayúdales3D”.   La invitación es de Guillermo Martínez, un español que trabaja en el desarrollo de prótesis de manos y brazos para personas que lo necesitan de cualquier parte del mundo.   A veces, algo inimaginado nos permite innovar con pocos materiales y bajo presupuesto. Y, con eso, cambiarle la vida a muchas personas.   Así le pasó a Guillermo, quien se compró una impresora 3D sin saber nada al respecto y terminó entregando sin costo brazos ortopédicos para gente de escasos recursos de Kenia.   Su historia   Mientras estudiaba en la Universidad Rey Juan Carlos, el futuro ingeniero madrileño Guillermo Martínez aplicó como voluntario en la ONG Bamba Project con el objetivo de impulsar proyectos de cooperación sostenibles en la comunidad de Kabarnet (Kenia).   Faltando solo unos meses para su partida, Guillermo compró y aprendió a utilizar una impresora 3D. Primero practicó con objetos chicos, como juguetes, para adquirir la práctica necesaria y poder imprimir piezas más grandes y complejas. En vista de su viaje y acorde con sus estudios, no tardó en preguntarse de qué forma su impresora 3D podría aportar una nueva mirada en su voluntariado, ya que había descubierto moldes gratuitos que podía descargar por internet para imprimir manos y brazos ortopédicos.   Se contactó con la directora de Bamba Project para averiguar si había personas allí que pudieran hacer uso de esas prótesis. Y sí, había. Guillermo recibió las fotos de los candidatos y pronto se dio cuenta de que muchas de las personas amputadas no tenían codos. Debía reformular el diseño de sus prótesis para idear un mecanismo que permitiera que la articulación de la mano funcionara en distintos cuerpos.   Ayúdame3D Guillermo Martínez Kenia España prótesis manos brazos impresas 3d Trimaker gratisr   Innovación   Las prótesis de manos que pueden descargarse de software libre y a bajo costo no son aptas para las personas que no tienen codo, por lo que la innovación de Guillermo al modificar y perfeccionar los diseños de estas prótesis se basó en adaptar los modelados para hacerlos extensibles a todas las personas.   Además, tenía el desafío de que fueran objetos realmente útiles y efectivos a largo plazo. Había que eliminar la preocupación por repuestos caros o reparaciones que no se pudieran efectuar en el país. Y lo consiguió: Sus prótesis están construidas con filamento de plástico y funcionan sin motores ni sensores. Por el contrario, son encastradas a través de un mecanismo con hilos tensores y gomas, las cuales se tensan con el movimiento del cuerpo hacia arriba o hacia abajo y los dedos de la mano reaccionan abriéndose y cerrándose. Se adhieren al cuerpo con un sistema de velcro que va cruzado en el pecho o en el codo e instantáneamente la persona ya puede comenzar a practicar. Al principio, la escasa fuerza de los músculos atrofiados por haber estado inmóviles solo llega para sujetar y levantar cosas pequeñas. Con el tiempo, esos músculos recuperan la fuerza y la mano ortopédica se transforma en un sustituto eficiente de la mano real.   Guillermo logró imprimir todas las piezas de cinco brazos ortopédicos y las llevó a Kenia totalmente desarmadas. Allí ensambló los brazos y pasó por la prueba de fuego de probarlos por primera vez. No había probado las prótesis hasta el momento de conocer a sus destinatarios y en varias entrevistas radiales cuenta lo emotivo que fue ver el resultado y el caer en la cuenta de que ese conjunto de piezas impresas en 3D representaban una segunda oportunidad para mucha gente.   Ayudame3D   De vuelta en España, no quiso dejar toda su experiencia atrás y convirtió en un emprendimiento lo que había empezado como una curiosidad: Ayudame3D. Ahora Guillermo espera poder mandar más prótesis sin costo a Kenia y alienta a la gente a colaborar con su proyecto:   “Ahora es el momento de ofrecer esta ayuda a cualquier persona que la necesite. ¿Me ayudas? Si tienes una impresora 3D y ganas de ayudar, no necesitas nada más. Gestiona, busca, investiga, personas que lo necesitan pueden estar más cerca de lo que imaginas y tú les puedes dar una segunda oportunidad.” Además de los brazos, Guillermo ha comenzado en la investigación de nuevas prótesis y órtesis para mascotas, tecnologías sensoriales para brazos robóticos a distancia, domótica en el hogar, inteligencia artificial y realidad aumentada.  
0

Discapacidad, Educación, Impresión 3D, Libro, Material de estudio, No videntes, Software
La impresión 3D es la herramienta que hoy promete liderar una revolución en el aumento de la accesibilidad, personalización y difusión de los recursos didácticos y de esparcimiento destinados a personas con discapacidad visual.   Los objetos impresos en 3D son el material por excelencia para portar imágenes corpóreas en tres dimensiones y placas con texto en braille, ya que es una característica intrínseca de esta tecnología la posibilidad de crear formas complejas en relieve con tamaños milimétricos y altísimo nivel de detalle.   Hoy en día, cualquier persona con acceso a una impresora 3D puede crear objetos con texto escrito en braille.   Pero si no sabemos braille, ¿cómo podemos incorporarlo a nuestras creaciones?   ¿QUÉ ES EL BRAILLE?   El braille es un sistema de lectura y escritura táctil pensado para personas ciegas o con diferentes niveles de discapacidad visual.   La disposición de puntos en relieve varía según el idioma. En español, el método braille consta de 256 patrones lingüísticos codificados.   Quienes deseen incluir textos escritos en braille en sus piezas impresas en 3D pueden hacerlo de manera sencilla por medio de un convertidor gratuito que transforma el texto con solo un click.   convertir texto braille lumi videntes discapacidad visual gratis aplicación converter trimaker impresión 3d   ¿CÓMO INCLUIR BRAILLE EN OBJETOS IMPRESOS EN 3D?   Si nos dedicamos al diseño o a la impresión de piezas impresas en 3D y deseamos incluir texto escrito en braille, podemos hacerlo sin dificultades gracias al desarrollo de un nuevo software creado por la empresa italiana Lumi Industrias en colaboración con Libralylyna.   Veamos en detalle cómo funciona esta aplicación.   Primero que nada, hay que destacar que es una herramienta completamente gratuita que podemos descargar desde la página web de Lumi.   Una vez instalado el programa, introducimos el texto que queremos convertir a braille y hacemos click en “Convert”. De esta forma, el programa generará una imagen con nuestro texto en braille.   Podemos modificar la placa en la que se encuentra el texto y customizarla a nuestro gusto para que se adapte a la pieza que estamos modelando.   Una vez que hayamos realizado todas las modificaciones necesarias, simplemente hacemos click en “Save 3D model” y ya tenemos nuestro archivo .stl listo.   Ahora no simplemente podemos hablar de accesibilidad educativa para las personas con discapacidad visual, ¡también podemos crearla!    
0

Abrir chat