Your address will show here +12 34 56 78
Costo
COSMOS, Costo, Educación, Filamento, Impresoras 3D, Nicolás Fischman, PLA, Precios, SupraPixel, Trimaker, Video
Video publicado en el canal de Youtube de SupraPixel el 14/09/2016.   SupraPixel se define como “tu punto de información de tecnología”. Es un sitio que se dedica a difundir noticias tech y hacer análisis de smartphones, tablets, hardware y apps.   El objetivo de este video es poder calcular cuánto cuesta imprimir una pieza en 3D. Por eso, es muy útil para quienes lo hacen frecuencia y aún no saben cómo determinar los costos. Así como para principiantes, aficionados dando sus primeros pasos, estudiantes y profesores.   También es relevante para quienes están pensando en comprarse una impresora 3D y están analizando las opciones que brinda el mercado en cuanto a máquinas, materiales de impresión, etc.   El video forma parte de la serie de análisis de impresión 3D en casos reales cotidianos de Nicolás Fischman, quien comienza diciendo que lo ha realizado expresamente a pedido del público. Según sus palabras, “a la gran mayoría de los que vieron los videos de impresión 3D les interesa saber cuánto les costaría imprimirse algo en 3D”.     Método para calcular el costo de impresión   “Tengan en cuenta que en este video les voy a enseñar el método para poder calcular cuánto cuenta imprimir algo en 3D”, anticipa Fischman. Y aclara que no es posible dar un valor final fijo para todos los casos.   Como se podrán imaginar, el valor depende del tamaño de la pieza y su complejidad, del costo del kilogramo de rollo de filamento, y del costo de la electricidad en cada lugar. Desde luego, según dónde se compre el material y a qué precio se consiga, el costo final va a variar. Porque, como mencionamos antes, incluso hay que considerar que el precio de la electricidad es distinto en cada país.   Pero el método va a ser efectivo para todos los casos.   Cálculo con impresora 3D Trimaker COSMOS y filamento PLA   Para hacer el cálculo, Fischman elige la impresora 3D Trimaker COSMOS, la cual ya ha analizado en un video anterior. Y la ha utilizado en muchos otros ejemplos de casos reales.   Asimismo, toma como referencia el filamento PLA de Trimaker como material de impresión.   Primer paso: ir a la PC   Hay un par de datos primordiales para hacer el cálculo que se encuentran en el programa Cura. Llevando a la cama de impresión de Cura el objeto que queremos imprimir en 3D vamos a poder ver la duración del proceso de impresión y la cantidad de material que va a consumir.     Una vez que tiene esos datos, Fischman ingresa al sitio web de la empresa proveedora de electricidad en su región para ver el cuadro tarifario. Con esa información puede determinar cuánto cuesta un kilowatt hora para un usuario de sus características. En este caso, son 0,5 pesos argentinos por kilowatt hora.   “Ahora solamente nos falta ver cuánto es lo que consume la Trimaker COSMOS”, continúa Fischman. Para lo cual accede a la hoja de especificaciones de la COSMOS que puede descargarse en Trimaker.com.   Los valores promedio de consumo de la impresora son 220 voltios y 4 amperios. Es decir, 880 watts por hora.   Creando el método   “Primero vamos a calcular el costo de la pieza en base al material. Y después, dependiendo del tiempo que nos costó imprimir la pieza, vamos a calcular cuánto consumimos de energía eléctrica”, explica Fischman.   Y aclara que la matemática que se utiliza para determinar el método es “súper básica”.   Fischman es muy didáctico y el video tiene la velocidad adecuada para poder seguir sus explicaciones. Con un papel, una lapicera, una calculadora y la famosa regla de tres simple nos mostrará cómo hacer el cálculo.   El método no es más que una serie de reglas de tres simple para ir obteniendo los valores que finalmente hay que considerar. Los números van a variar con cada pieza, con cada máquina y según cada lugar geográfico. Pero el camino a seguir será siempre el mismo.     ¿Les adelantamos cuánto cuesta imprimir la pieza que eligió Fischman para hacer la demostración?   Se trata de un accesorio para empujar el tubo de pasta dental para aprovechar al máximo su contenido. Es una pieza que consume 1 gramo de filamento y tarda 5 minutos en ser impresa. Su costo en pesos argentinos: $0,53.   Recomendamos aprender este sencillo método. Una vez que se internaliza, nos permite hacer rápida y mentalmente un cálculo estimado de cada pieza que deseamos imprimir. ¡Miren el video para aprovechar las imágenes y las explicaciones en vivo, que valen la pena!   Otros videos de Suprapixel sobre Impresión 3D:  

Leer más

1

Costo, Impresión 3D, MakerBot, Video
Hoy compartimos este video de Futurism que nos lleva a hacer un recorrido por el crecimiento de la tecnología de impresión 3D.   A medida que la impresión 3D se va volviendo mucho más accesible, la pregunta no es qué podemos imprimir sino qué no podemos imprimir.   Desde mediados de los `80 la tecnología nos permite materializar modelos 3D gracias a la extrusión de plástico. Una década después de sus inicios probablemente solo existían menos de cien impresoras 3D. Hoy en día podemos hablar de la existencia no de cientos de miles, sino de casi un millón de ejemplares.   ¿Cuánto cuesta una impresora 3D?   La empresa MakerBot fue la primera en reducir el costo de las impresoras 3D en el año 2008. Es posible acceder a una por 1.000 dólares, llevarla a casa, armarla e imprimir una pieza.   Esto permite que las personas se desarrollen y surjan los innovadores del futuro. Nos permite mirar a nuestro alrededor y preguntarnos si las cosas que vemos pueden ser impresas en 3D.   En un principio los precios de las máquinas rondaban entre 500.000 y 1.000.000 de dólares. Actualmente la gran reducción de los costos ha posibilitado el acceso de una manera nunca antes vista. Sería exagerado pagar una suma que superara los 1.000 dólares para obtener el modelo bandera de la marca: “Cupcake CNC”.     Evolución y accesibilidad   Capaces de simplificar un complicado equipo de laboratorio en una herramienta de escritorio, los comienzos de MakerBot tuvieron que ver más que nada con un movimiento destinado a aficionados. Pero a medida que la compañía maduraba fueron descubriendo que algunas personas también compraban las máquinas para uso profesional y educativo.   El hardware se pulió y fue más fácil de utilizar. Hoy sus impresoras 3D cuentan con un pequeño sensor en el interior, son considerablemente más rápidas e incluso tienen conexión Wi-Fi. Andrew Askedall, Director de Diseño de Producto de MakerBot, imprimió una pieza desde un avión que contaba con conexión Wi-Fi. Envió la orden de impresión a la máquina que se encontraba en su oficina y vio desde el aire cómo su proyecto tomaba forma. Bastante impresionante, ¿no?     Se habla sobre la posibilidad de que todas las personas tengan acceso a una impresora 3D como si se tratase de un microondas. Si bien este último tiene cierta superioridad en cuanto a posicionamiento, no debemos desestimar el uso de las impresoras 3D, cuya cotidianeidad podría empezar a compararse con los pizarrones de tiza en las escuelas.   MakerBot busca empoderar a los estudiantes mediante el acceso a impresoras 3D desde los primeros años de escolaridad, en contraposición a restringirlo solo a los años superiores. Imaginen a un niño manipulando este tipo de tecnología desde tan temprana edad. ¡Las cosas que podría llegar a hacer!       Este tipo de impresoras ya se puede encontrar en más de 7.000 escuelas de Estados Unidos, así como en las principales empresas del mundo, como Bayer, Dell, Samsung y Tesla, entre otras. Incluso, cualquier persona que maneja el videojuego Minecraft sabe modelar en 3D, desde donde es posible exportar los modelos e imprimirlos rápidamente. ¡Increible!     Lo emocionante desde el punto de vista del hardware es la posibilidad de experimentar. Cualquier persona puede hacer una herramienta para adicionarle a su máquina. Los planos son fáciles de conseguir online y es posible imprimir piezas en distintos materiales. Incluso existen hacks para hacer impresoras de tatuajes o bio impresoras, por lo que pareciera que todos pueden obtener lo que necesitan.     Entonces, podemos decir que:   – La industria está en crecimiento substancial. – Los precios caen, mientras que la accesibilidad sube. – Las herramientas son cada vez más sencillas de utilizar. – Su adaptabilidad se evidencia cada vez más en los distintos ámbitos de la vida.   ¿Cuál es la diferencia entre ver un diseño en dos dimensiones en una pantalla y tenerlo materializado entre nuestras manos?   En el campo de la Medicina, las impresoras 3D son utilizadas para previsualizar. El Dr. Darin Okuda imprimió unos tumores luego de escanearlos, lo que le dio la posibilidad de tener una mejor idea de lo que iba a enfrentar cuando estuviese realizando la operación.       Enable hand, “mano hábil” en español, es una de las impresiones más exitosas de la compañía. Se trata de una prótesis de mano para niños.   Poseer una impresora 3D para ejecutar este tipo de piezas da la posibilidad de mejorarlas cada vez a un precio accesible partiendo del diseño original y modificándolo según el destinatario particular. El método tradicional, como la inyección, costaría varios miles de dólares, mientras que la impresión 3D rondaría los cinco dólares con el material incluido. Con ese costo, para mejorar las prótesis conviene imprimirlas primero, ya que se puede obtener mucha más información al hacer interactuar las prótesis con los usuarios y los objetos que planificando los cambios solamente en la etapa de diseño.     Felipe Castañeda, diseñador industrial de MakerBot, habla de un gran objetivo personal: empoderar a cien diseñadores para intentar realizar un impacto positivo en el mundo y en las comunidades. De esta manera, busca demostrar que si alguien tiene un problema siempre hay una forma de encontrar una solución.   Aquí se puede ver el video completo:  

Leer más

0

Costo, FDM, Impresión 3D, PLA, tips
Este artículo fue escrito por Jason King en su sitio 3D Print Headquarters.     Cuando le muestro mis impresiones en 3D a la gente, la única pregunta que me hacen es: “¿Cuánto te costó hacerlo?”   Generalmente, mi respuesta es: “No estoy seguro y no me preocupa, porque lo voy a hacer de todas formas”.   Esta es una buena pregunta y mi respuesta es sincera. Pero recientemente me di cuenta de que mi respuesta en realidad no es lo suficientemente buena. Fue cuando recibí un comentario en mi página Serie para principiantes relacionado con los costos que conlleva imprimir en 3D. Me permito citar una parte del comentario:   “Estoy buscando impresoras y conocer sus características y funciones y encontré muchos proveedores, quienes no parecen tener mucha idea sobre los precios de los suministros de impresión en relación con la cantidad en cuanto al carrete o el peso o ambas y ofrecen muy poca asistencia. La única cosa que no mencionas es cuánto cuesta tener tu propia impresora, refiriéndome a la electricidad consumida por hora. Como dueño de un negocio en crecimiento, me es imposible ponerle un precio a mi producto si los fabricantes no pueden decirme cuánta electricidad consume. Para probarlo, tengo un medidor de kilowats por hora, pero no tengo nada sobre qué probarlo y me rehúso a simplemente creerle a estas personas que no han sido de mucha ayuda con otras preguntas que les hice hasta el día de hoy.”   Cito parte de mi respuesta:   “Nunca elaboré un texto ni intenté calcular cuáles son los costos de electricidad, porque imaginaba que sería insignificante en comparación con los otros recursos requeridos, siendo el tiempo uno de los mayores recursos que se utilizan en las impresiones 3D. Aún no he visto información publicada al respecto y ciertamente creo que será interesante para la gente.”   Para hacer frente a esta pregunta comencé por adquirir algunas balanzas de cocina que fueran precisas. Basándose en el peso de un objeto y en el precio del plástico por kilogramo, es fácil sacar el costo material.   Este fue un buen inicio, pero luego comencé a pensar en otros costos, como el de la electricidad, el desgaste de los equipos, los softwares, las reparaciones, las actualizaciones de las impresoras 3D, los consumibles y, por supuesto, el costo de todas las impresiones 3D fallidas. Como se pueden imaginar, calcular el verdadero costo de usar una impresora 3D en casa podía ser engañoso. Pero me gustan los desafíos y, hasta donde sé, esta “pregunta frecuente” permanece sin respuestas.   Hasta ahora.   Aquellas suposiciones prohibidas   Como Ingeniero en Sistemas de oficio he aprendido a no hacer suposiciones nunca, ya que casi siempre son incorrectas y la respuesta usualmente puede ser encontrada si le preguntamos a las personas indicadas.   Sin embargo, con los propósitos de contestar esta compleja pregunta sobre los costos creo que tengo que romper esta regla. Hay tantas variables involucradas con las impresiones 3D que no puedo siquiera considerar todos los escenarios usando cada tipo de impresora, con cada configuración, con cada tipo de filamento, con cada tarifa de electricidad, etc., etc.     Entonces, lo que pretendo hacer es usar el escenario típico de alguien que usa una impresora 3D de tipo MDF (Modelado por Deposición Fundida).   Para realizar mis cálculos voy a imprimir un objeto con buena calidad usando 100 gramos de PLA a lo largo de 5 horas de impresión.   Imprimí algunos ejemplos reales de estos objetos, como los Cráneos y Calabazas Celtas. Ambos pesan alrededor de 100 gramos y tardan 5 horas en imprimirse.   Los 100 gramos también incluirán todos los soportes y balsas que se limpian durante el acabado, ya que insumen tiempo y filamento.   Voy a usar una impresora MakerBot Replicator 2. Simplemente, porque son impresoras 3D muy típicas y comunes en el uso doméstico y yo mismo tengo una.   Como muchos usuarios ya tienen algún tipo de computadora en sus casas, no creo que deba tenerlo en cuenta como un costo adicional a la impresión 3D. Podemos asumir que ya tenemos una computadora.   En cada sección, mientras describo los costos en detalle verán las otras suposiciones que voy haciendo. Solo recuerden que cualquiera sea la configuración usada, van a poder utilizar esto como una buena guía para calcular el costo de una pieza, incluso si utilizan distintos equipos, configuraciones o filamentos.   Voy a usar libras esterlinas como divisa, ya que vivo en Inglaterra. Si deseas convertirlo a otra moneda, solo multiplícalo por el valor que corresponda.   Ok, entonces comencemos con los filamentos…   Costos del filamento   En los viejos tiempos, los filamentos baratos abundaban y eran, usualmente, de calidad muy cuestionable. Algunas veces contenían impurezas (incluso hasta pequeños rodamientos de bolas, por lo que escuché) y su diámetro era muy “variable”, por así decirlo.   Comprar filamento barato no es un gran problema hoy en día, pero creo que recortar costos en eso es una falsa economía. Para ser más específico, si ahorramos dinero en filamentos nuestro margen de impresiones fallidas va a aumentar y también lo harán todos los costos… ah, y nuestros niveles de estrés también.   Por lo tanto, para mis cálculos tomé el precio promedio de los filamentos ColorFabb y RoboSavvy que yo uso. Ambos son de buena calidad y no tuve ningún problema con ninguno de ellos. Con los costos de envío, agregaría 4 libras por kilo, lo que nos queda en £34.19 por kilo para filamentos.   ● Filamento: £3,42 (52,48% del costo de impresión total).     Depreciación de la impresora 3D   Este factor es fácil de olvidar, pero salvo que seamos muy afortunados, nuestra impresora 3D no fue gratis y tenemos que tener en cuenta los costos de las compras y depreciaciones de todo lo que hagamos. A pesar de que es un factor fácil de olvidar, es un factor difícil de calcular y, desafortunadamente, requiere de más suposiciones y variables que cualquier otra parte del cálculo general.   Hice un promedio de algunos precios de mi MakerBot Replicator 2 con varios lugares en Inglaterra y Estados Unidos.   Terminé calculando un costo de envío de £1576.   La mayoría de los financistas calcularían una depreciación usando la suposición de que el precio del equipo se utilizará por 5 años. Creo que esto es razonable para una impresora 3D.   A pesar de que el equipo estará desactualizado en menos de ese tiempo, no creo que muchos usuarios domésticos se alegren de tirarlo antes después de un gasto de capital tan grande para comprarlo.   La próxima suposición es grande y va a variar ampliamente entre cada persona. Asumiendo que los usuarios tienen un trabajo full time pero que también aman la impresión 3D, elegí suponer un tiempo promedio de 2 horas de impresión por día.   Esto nos da unas 3650 horas de vida útil antes de tirar a nuestra impresora. También creo que esto es razonable, especialmente si mantenemos y reparamos nuestra impresora 3D y tomamos en cuenta esos costos. Sí, también consideré todo eso, como verán más adelante.   Hay otros costos de equipamiento (como una caja de herramientas), pero la mayoría de estos materiales van a durar mucho tiempo, haciendo que sus costos de depreciación sean insignificantes. Sin embargo, más adelante sí consideraré los consumibles.   Entonces, si nuestra impresora 3D valuada en £1576 tiene 3650 horas de vida útil y nuestras impresiones nos llevan 5 horas, considero…   ● Depreciación de la impresora 3D: £2,16 (33,14% del costo de impresión total).     Artículos consumibles   Considero artículos consumibles a aquellas cosas como cinta adhesiva, spray, cuchillas para moldear y cualquier producto usado para el acabado, como pinceles, lijas, filamentos de bronce, solventes, pintura, etc.   Estos costos por ítem son mínimos y muy difíciles de calcular, por lo que para nuestros propósitos representan la pequeña suma de…   ● Consumibles: £0,10 (1,53% del costo de impresión total).     Uso de electricidad   El consumo de energía de las impresiones 3D es una materia muy interesante. Esto es, en parte, porque muchas personas están preocupadas por cuánto cuesta tener en funcionamiento una impresora 3D y, en parte, porque el costo es bajo.   ¡De hecho, el costo es tan pequeño que me di cuenta de que el medidor de potencia que compré específicamente para esta publicación costó apenas un poco menos que el uso de energía de mi impresora 3D en su vida útil estimada de 5 años!   Déjenme que explique. Según mi cuenta, el costo de la energía durante el día en Inglaterra es menor que £0,16 por kWh. Cuando puse a prueba mi Replicator 2 en una típica (ahí está esa palabra de nuevo) impresora 3D, usó alrededor de 50 WATTS en promedio (0,55 kWh por una hora de impresión).   Recordemos que si usamos la impresora por la noche, por lo menos en Inglaterra, el costo de la electricidad será significativamente menor. La demanda por las noches es más baja, por lo que los costos caen y creo que esto sucede en muchos países.   De cualquier forma, tengo que asumir que la mayoría de las personas van a imprimir durante el día y para nuestra impresión de 5 horas calculo un bajo costo de…   ● Uso de electricidad: £0,04 (0,6% del costo de impresión total).     Reparaciones y actualizaciones   Desafortunadamente, es un hecho que nuestra amada impresora, en algún punto, se romperá y siempre será durante una importante impresión de 20+ horas.   Al poco tiempo de haber comprado la impresora, encontraremos molestos tanto al porta carretel como a la placa de acrílico, que no es plana. Incluso no lo es desde el día en que fue comprada.   Las reparaciones y actualizaciones van a suceder y sus costos variarán. Para mis cálculos, agregué un 10% del costo de la compra por sobre la vida útil de mi impresora. Para nuestra impresión de 5 horas de trabajo, nos deja un costo de…   ● Reparación y actualizaciones: £0,21 (3,15% del costo de impresión total).     Software gratuito   Este es un sub encabezado muy informativo, que responde a la pregunta del costo de los softwares directamente. Sí, podemos comprar unos paquetes muy costosos de CAD y tal vez también hayamos comprado Simplify 3D (escuhé que es bueno, así que puede que yo también lo compre).   Sin embargo, el quid de la cuestión es que el Sr. Típico ama lo gratuito y con los softwares no tenemos que gastar ni un centavo. Sin duda, la impresora llegará con un software gratuito y podemos usar 123D Design o Tinkercad para los diseños 3D.   Lo que intento decir es que, si lo deseamos, los gastos en software pueden ser…   ● Software: £0,00 (0% del costo de impresión total).     El valor de nuestro tiempo   Temo que esto es imposible de calcular. Cuánto valoramos nuestro tiempo varía ampliamente entre las personas dependiendo de las diferentes situaciones.   Solo es fácil si manejamos un negocio y tenemos una tarifa por hora específica para nuestro tiempo. Muy probablemente, a las personas que están realizando este cálculo les encantan tanto las impresiones 3D que lo harían por nada, por lo que para los usuarios domésticos voy a tener que dejar este valor en cero para que cada uno lo agregue si lo desea.   En ese caso, solo agregaríamos el tiempo de modelado, configuración del equipo, limpieza y acabado de la pieza. No hay que contar las 5 horas que lleva la impresión, a menos que planeemos sentarnos a ver la impresora 3D trabajando durante todo el tiempo. Entonces, para nuestros propósitos, tenemos que agregar…   ● Nuestro tiempo: £0,00 (0% del costo de impresión total).     El precio del error   ¿Recuerdan esas maravillosas impresiones fallidas? Seguramente, había más de ellas al comienzo, antes de que descubriéramos los soportes, las balsas, los buenos filamentos y cómo balancear correctamente la cama.   Hace alrededor de 6 meses que tengo mi impresora (parece mucho más tiempo) y creo que tengo un 10% de margen de error. Esto parece un montón, pero considerando errores de diseño, de prototipos y simplemente que no me gustara lo que había hecho –además de las fallas del proceso de impresión en sí mismo- es bastante realista.   Entonces, basándome en el total de los costos que tenemos hasta ahora -denme un segundo para consultar con mi calculadora…- ok, 10% de £5,93 nos deja con…   ● Errores: £0,59 (9,09% del costo de impresión total).     Costo de impresión 3D total   Sumemos todo esto (aunque ya sumé casi todo para calcular los costos de error).   Esto es lo que le cuesta al Sr. Típico imprimir un objeto de 100 gramos que lleva 5 horas de impresión: £6,52 (100% del costo de impresión total, obviamente).   No estoy seguro de si eso es más o es menos de lo que habían pensado, pero siéntanse libres de hacérmelo saber abajo en los comentarios.   Pienso que el hecho de que estemos considerando casi todo, no solo los costos de los materiales, es bastante razonable. Si usamos una densidad de relleno baja -por ejemplo, del 5%-, un objeto de 100 gramos puede ser de un muy buen tamaño (más grande que el puño promedio). Y la mayoría de los objetos, de hecho, serán más pequeños, haciendo que su precio sea menor.   También consideremos cuánto le podemos cobrar a alguien por personalizar objetos de ese tamaño. Probablemente 10 veces el precio original o incluso más.   Si realmente queremos hacer que nuestras impresiones 3D se paguen por sí solas, quedémonos con las impresiones de objetos personalizados, porque, si bien hay un mayor esfuerzo para diseñarlos, podemos cobrar mucho más por ellos.   Tips para ahorrar   Si el costo general de imprimir nuestro objeto de 100 gramos realmente los asustó, hay algunas formas en que podemos reducir los costos. Como con la mayoría de las cosas, es mejor elegir primero la fruta que cuelga más abajo (me encanta esa frase).   Es por eso que incluí todos esos porcentajes junto con los costos individuales. Los porcentajes más importantes son las cosas en las que debemos concentrarnos primero, porque nos brindarán el mayor valor por nuestros esfuerzos.   Por ejemplo, en un Replicator 2 podemos apagar el sonido, apagar los LED, apagar el Heat Hold y reducir las temperaturas de impresión. Todo esto reducirá los costos de energía.   Sin embargo, como el uso de energía es solo un 0,6% del costo total de impresión, no podremos ver la impresión y tendremos más fallas si la temperatura baja demasiado, realmente no vale la pena.   Así que mejor busquemos abordar los grandes porcentajes, como el filamento (52,48%), la depreciación de la impresora (33,14%) y las fallas (9,09%):   1) Usar el menor relleno posible y no usar soportes o balsas a menos que sea realmente necesario. Nota: se están desarrollando “soportes inteligentes” que usan menos material que los soportes tradicionales.   2) Comprar una impresora más económica, como Printbot, que es pequeña. También podemos construir nuestra propia impresora 3D con un kit, lo cual ahorrará aún más dinero.   3) Aprender a imprimir bien por primera vez reducirá la tasa de impresiones fallidas y también reducirá los costos. Esa es una de las razones principales por las que creé mi Serie para principiantes de la impresión en 3D.   Estas son las áreas a enfocarse que harán una diferencia mayor si deseamos reducir los costos de forma sensata (con “sensatez” me refiero a no comprar una impresora de mala calidad o un filamento súper barato).     Calculadora de costos en Impresión 3D   He tenido la intención de crear una calculadora de costos de impresión 3D desde hace bastante tiempo. Bueno, finalmente lo hice.   Utilizo cálculos muy similares a los que he usado anteriormente, pero intenté simplificar un poco las cosas y modifiqué algunas ecuaciones.   Estas son unas pocas notas rápidas sobre la calculadora:   ● De manera predeterminada, utilizará los mismos valores que he utilizado anteriormente y calculará el mismo resultado (dar o tomar un centavo o dos para redondeos y ajustes de ecuación). Cuando calcule los costos, guardará los valores para cargarlos automáticamente la siguiente vez que se use.   ● Restablecer todos los valores a los valores predeterminados hará precisamente eso. Cambiará todos los valores a los que hemos usado anteriormente en mi ejemplo de impresión 3D y los guardará cuando los vuelva a calcular, así que habrá que prestar atención a los números.   ● Las notas entre paréntesis, por ejemplo (£/kWh), especifican libras esterlinas en el Reino Unido, pero funcionarán bien con otra moneda.   ● Esta calculadora de costos estaba originalmente online dentro de esta publicación en el blog, pero debido a su popularidad la he trasladado a una

Leer más

0

All3DP, Costo, Lifewire
La impresión 3D es uno de los desarrollos recientes del mundo de la tecnología en constante evolución y aceleración. Se trata del proceso de creación de un objeto físico tridimensional a partir de un archivo digital. Es una alternativa interesante a los métodos de fabricación tradicionales y sustractivos que crean objetos quitando material de una materia prima.   La impresión 3D es aditiva: construye objetos mediante la adición de material (comúnmente llamado “filamento”) de acuerdo con las instrucciones del archivo que se envía a la impresora 3D.   La mayoría de las nuevas tecnologías alcanzan un costo elevado cuando llegan al mercado de consumo general. Con la impresión 3D pasa lo mismo. Los costos de materiales y equipos siguen siendo un poco elevados a fines de 2017 para la mayoría de los usos no comerciales que le dan los consumidores en el hogar o en pequeñas oficinas. En respuesta a esto han surgido una gran cantidad de agencias de servicios de impresión en 3D para acaparar esta función, realizando la impresión para aquellos que prefieren no invertir en impresoras 3D, materiales y capacitación.   El problema es que los costos son notorios, varían ampliamente entre proveedores y, para complicar las cosas, cambian incluso dentro del mismo servicio a medida que la tecnología avanza. Dada esta variabilidad en los costos, es importante poder manejarlos para poder compararlos.   Herramientas para calcular precios   Hay varias herramientas disponibles para ayudarnos a estimar el costo de una impresión 3D, lo cual resulta muy útil si nuestro software de laminado (slicer) no tiene esa función.   3YourMind   Esta herramienta gratuita nos permite cargar un archivo para comparar el costo de imprimirlo con diferentes proveedores de servicios. Nos da una estimación de producción y entrega en tiempo real, por lo que siempre estaremos obteniendo el precio actualizado de cada proveedor.   Es especialmente conveniente la posibilidad de agregar un plugin a Rhino, SolidWorks, Blender, Autodesk AutoCAD, Fusion360 y otros softwares de diseño 3D.   Los formatos de archivo aceptados son .3dm, .3ds, .3mf, .acs, .amf, .catpart, .ctm, .dae, .fbx, .iges, .igs, .ipt, .jt, .obj, .ply, .prt, .skp, .slc, .sldprt, .step, .stl, .stp, .vda, .wrl, and .x3d.   3DCompare   Simplemente subimos nuestro archivo y especificamos las medidas y el material elegido. Luego, el servicio busca en una base de datos actualizada regularmente para generar estimaciones que incluyen los costos reales de impresión, plazos de entrega, materiales y tarifas de envío de líderes de la industria como Shapeways, Sculpteo e iMaterialise.   La base de datos se actualiza regularmente para garantizar la información actual y precisa.   Los formatos de archivo aceptados son .stl, .obj, .3ds, .ac, .ac3d, .acc, .ase, .ask, .b3d, .blend, .bvh, .cob, .csm, .dae, .dxf,. enff, .hmp, .ifc, .irr, .irrmesh, .lwo, .lws, .lxo, .m3, .md2, .md3, .md5anim, .md5camera, .md5mesh, .mdc, .mdl, .mesh. xml, .mot, .ms3d, .ndo, .nff, .obj, .off, .pk3, .ply, .prj, .q3o, .q3s, .raw, .scn, .smd, .vta, .x, .xgl, .xml y .zgl.   3DPrintHQ   En este sitio, la publicación de Jason King

Leer más

0

Argentina, Costo, Nicolás Fischman, Software
En este blog ya hemos publicado un artículo sobre este tema. En el post “Cúanto cuesta imprimir algo en 3D” presentamos un video de Suprapixel en el que Nicolás Fischman nos enseña su método para calcular el costo de una pieza impresa en 3D. El método consiste en una serie de reglas de tres simple que debe seguirse siempre en el mismo sentido.   Además del método de Fischman, existen aplicaciones con funciones destinadas a obtener este número. Hoy vamos a hablar sobre un software argentino que permite saber con anticipación cierta información sobre una pieza a imprimir. Entre los datos que obtendremos estará la cantidad estimada de dinero a emplearse para llevar a cabo esa impresión.   La aplicación se llama

Leer más

0

+107 Recursos para convertirte en un/a Lider en Impresión 3D

Apurate! El Mercado evoluciona día a día y tenes que estar a tiro con las últimas técnicas en Impresión 3D…

×

Llevate Gratis 1KG de Filamento*

Esta es una oferta de stock limitado, tenemos 25 unidades del color que selecciones.

*con la compra de una cosmos ii.

×
Abrir chat