Your address will show here +12 34 56 78
capas
3DPrinterOS, All3DP, capas, Impresión 3D, Laminado, Software
3DPrinterOS es una plataforma radicada en la nube que integra todos los componentes esenciales para la impresión 3D. El nombre nos dice bastante de qué se trata: conectamos nuestra impresora 3D a nuestra computadora y trabajamos desde el navegador o la aplicación de escritorio.   Además de laminar, 3DPrinterOS incluye diferentes opciones para reparar la malla, descargar desde Sketchfab.com o imprimir en una máquina industrial. Pero algunas funciones premium no están disponibles en el plan gratuito. Sin embargo la compañía ha prometido que el laminado siempre va a ser gratuito. Hay que aplicaciones de laminado 3D integradas dentro de 3DPrinterOS: el software de laminado 3D standard (apodado “Cloud Slicer”), “Slicer 2” y el específico “Makerbot Slicer”. El rango de impresoras 3D que soporta es muy amplio, como puede esperarse de un programa comercial.   “Cloud Slicer” y “Makerbot Slicer” son prácticamente idénticos en términos de usabilidad y funcionalidad. Como en otros tres softwares de laminado 3D, podemos elegir entre varios niveles de complejidad (simple, avanzado y experto). Como un plus, la aplicación puede también estimar el costo del objeto impreso.   “Slicer 2” persigue otra filosofía de usabilidad. Podemos elegir de una lista de predeterminados que se adaptan a nuestras necesidades o, si nos gusta tener el control absoluto de nuestras impresiones, nos sumergimos directamente en las complejidades de la configuración manual de nuestra impresora desde cero.   Lo bueno: Una vez que se genera el Código G, podemos previsualizarlo. Incluso, si confiamos mucho en nuestras habilidades, podemos usar código JSON (JavaScript Object Notation).   Lo no tan bueno: Desde luego, nos gustaría usar las funciones premium sin pagar. Pero eso sería injusto para la compañía, ¿no?   Destinatarios: Principiantes y semi profesionales que desean una herramienta confinable para imprimir sus modelos 3D.   Dónde se consigue: En la página de 3DprinterOS   Costo: Freemium   Sistema Operativo: Browser, Windows, Mac    

Leer más

0

Argentina, capas, COSMOS, Diseño 3D, Educación, FDM, Guía, Laminado, Material de estudio, modelos 3D, Relleno, Software
Tanto las instituciones educativas como los ámbitos de educación no formal están incorporando la tecnología de impresión 3D como recurso didáctico y como materia de enseñanza.   Por ese motivo, en Trimaker creamos una Guía de impresión 3D para educadores que puede aplicarse y adaptarse a todos los niveles de la enseñanza.   En esta edición hablaremos sobre el modelado. Aquí brindamos una versión resumida del contenido de la guía que sirve como referencia y eje para comenzar a hablar sobre este tema. Quienes deseen la versión completa pueden contactarnos a [email protected]    TEMA 3   MODELADO   Los modelos 3D son representaciones matemáticas de cualquier objeto tridimensional (real o ficticio) en un software 3D. Son una parte esencial de la construcción de gráficos tridimensionales y sin ellos no habría animaciones por computadora. No existirían Toy Story ni Wall-E, no tendríamos juegos en 3D ni películas de Transformers (al menos, en la forma en que los conocemos hoy en día). Cada objeto, personaje, escena de una película animada por computadora o videojuego se compone de modelos en 3D.   El proceso de crear y dar forma a un modelo 3D se conoce como modelado 3D. Existen tres maneras de obtener un modelado:   Descargarlo de una biblioteca on-line:   Una de las mejores maneras de comenzar a relacionarse con este tipo de archivos es encontrar un objeto en la web y utilizarlo como referencia. Thingiverse y GrabCAD son grandes lugares de referencia para descargar objetos y conseguir inspiración.   Escanear un objeto existente:   Escanear un objeto también permite obtener un modelado sin tener que diseñar la pieza. Hoy existen muchas maneras de digitalizar objetos, desde aplicaciones que utilizan la cámara de nuestros celulares, hasta escaners de altísima precisión, pasando por accesorios para tabletas. Una vez obtenido el escaneo se puede imprimir como está, escalarlo o modificarlo.   Diseñar la pieza a medida:   A esta etapa se la llama modelado y consiste en dar forma a los objetos usando un software. Hay una serie de técnicas, métodos o lógicas de modelado 3D, cada una de las cuales sirve para lograr modelados diferentes. A continuación explicaremos algunas de ellas y sus aplicaciones.   Lógicas de modelado   Geometría sólida constructiva: Permite modelar formas complejas combinando volúmenes simples. Este tipo de modelado, usado por ejemplo en los softwares Rhinoceros y Tinkercad, permite obtener objetos simples o bases sobre las que realizar un diseño más detallado.   Modelado por curvas: En este tipo de modelado las superficies del modelo están definidas por curvas e influenciadas por puntos de control que permiten modificarlas. Puede hacerse con el software Rhinoceros y se usa para objetos con superficies muy complejas y orgánicas manteniendo una cierta rigurosidad técnica.   Diseño paramétrico: El término “paramétrico” se refiere al uso de parámetros o variables que permiten definir el modelo final. Los parámetros pueden ser tanto numéricos (longitudes, diámetros, ángulos, etc.) como geométricos (tangente, paralelo, concéntrico, etc). Este tipo de modelado, que se usa en producción y en diseño estructural, puede hacerse con los softwares Solidworks, CATIA y Grasshopper.   Escultura digital: Es el modelado con un software específico que ofrece herramientas que simulan la manipulación de arcilla. Es posible comprimir, estirar, generar texturas o alisar, entre muchas otras. Se usa para animación y diseño de personajes.   Software específico: Existen también programas diseñados específicamente para ciertas industrias. Por ejemplo, en diseño textil hay programas que permiten diseñar un molde y luego verlo realizado en 3D en distintas telas.     Softwares de pre-impresión   A los programas de preparación se los llama ‘slicers’, que se traduce del inglés como cortadores o laminadores. Esto se debe a que la pieza es cortada en “rodajas”, llamadas capas, a las que luego convertirá en caminos lineales.   Uno de los grandes beneficios de la impresión 3D es poder definir los parámetros en cada objeto según sus requisitos. Una definición de 0,1 mm se utilizará con poca frecuencia y para piezas con gran cantidad de detalle, mientras que para la mayoría de los modelos una definición de 0,3 mm dará un resultado muy bueno.     Parámetros de impresión   Los parámetros de impresión van a definir las características que luego tendrá la pieza final. Su definición, estructura interna, material, etc. En muchas impresoras, como la Trimaker Cosmos, pueden modificarse algunos de estos parámetros durante la impresión. Por ejemplo, modificar la temperatura en un día muy caluroso o bajar la velocidad si se observa que está imprimiendo demasiado rápido.   Espesor de capa   Es la altura que tendrá cada capa. Se mide en micras o milímetros. Suele ir desde 100 micras (0,1 mm) a 300 micras (0,3 mm). La definición es uno de los factores que más afecta al tiempo de impresión, ya que define la cantidad de capas que tendrán que realizarse para obtener la pieza. Si tenemos una definición de 0,3 mm serán necesarias menos capas y, por ende, menos tiempo de impresión. Al contrario, si tenemos una altura de capa de 0,1 mm se necesitarán el triple de capas y de tiempo.   Capa   Las capas se componen de tres elementos: la pared exterior, la pared o paredes interiores, y el relleno. A lo largo de la impresión el extrusor depositará el material generando estos tres elementos.     Pared   Las paredes son perímetros que siguen el borde de la pieza. Cada uno tendrá un ancho determinado dado por el diámetro de la boquilla.   Relleno   Cuando hablamos de relleno nos referimos a la estructura interna de la pieza. Uno de los beneficios que da la impresión 3D es el de poder definir cómo será esta estructura. Podemos elegir tanto el porcentaje de material que tendrá el relleno como el diseño del patrón que se usará. De esta manera, la estructura interna de cada pieza se decidirá según sus aplicaciones y las características que queremos que tenga. La mayoría de las impresiones no son sólidas, están impresas con un patrón interior que puede variar dependiendo del destino que se le vaya a dar al objeto. Podrá usarse un bajo porcentaje de relleno para un objeto meramente decorativo o uno más alto para una pieza que requiera resistencia mecánica.     Posición   Debido a que el modelo será impreso capa por capa, la orientación de la impresión tendrá un impacto en la definición, la calidad y la resistencia de la pieza. Para posicionar una pieza correctamente recomendamos orientar el objeto teniendo en cuenta dos cosas: que la base de apoyo sea el lugar más plano de la pieza y que los detalles importantes de la pieza queden verticales (en el eje z), ya que suelen salir más prolijos.     Soportes   Cuando un modelo tiene salientes, las capas que no están directamente soportadas en una capa inferior pueden caerse, generando imperfecciones. Para evitarlo, debemos construir soportes que actúen como base de las capas que conforman los salientes del modelo.   Para poder entender cuándo se necesitan soportes y cuándo no, usaremos como ejemplo las letras “Y”, “H” y “T”. En el caso de la “Y”, las salientes se abren a un ángulo mayor a 60°, de manera que cada capa se desfasa muy poco respecto de la anterior. Por lo tanto, a pesar de tener salientes, las capas tendrán soporte suficiente para construirse sin problemas y no se tendrá que usar soportes extras. En el caso de la “H” vamos a usar soportes en el puente solamente cuando la distancia sea mayor a 7 mm. En una distancia menor no será necesario usarlos porque no habrá riesgos. Llamaremos a estas excepciones “puentes”. En el caso de la “T”, vamos a necesitar usar soportes sí o sí, ya que no hay capas inferiores sobre las que se puedan construir los brazos, que tienen una extensión mayor a 7 mm.     Temperatura   Este parámetro se define según el material a utilizar. Existen dos parámetros de temperatura. La del extrusor, que es la temperatura a la que funde el material, y la de la placa de construcción, que sirve para que el material se adhiera a la plataforma. Por ejemplo, en el caso del PLA, el extrusor estará entre los 190° C – 200° C y la placa estará a 60° C.     Consejos   A la hora de diseñar una pieza para ser impresa en 3D sugerimos tener en cuenta los consejos y límites que enumeramos aquí.     GUÍA DE IMPRESIÓN 3D PARA EDUCADORES   TEMA 1:

Leer más

0

All3DP, capas, Impresión 3D, Laminado, Software
¿Qué son los softwares de laminado 3D?   Los laminadores 3D son softwares que actúan como intérpretes entre la computadora y la impresora 3D.   Para que funcione tenemos que descargar un archivo con un modelado 3D -generalmente de formato STL, M3F o OBJ- que describe coordenadas de un objeto en una red tridimensional. El software procede a cortar el objeto en muchas capas horizontales y genera una trayectoria de recorrido para que sea realizada por el cabezal de la impresora 3D. Línea por línea, capa por capa.   Entonces, cualquier software de laminado 3D podrá crear:   1. Una trayectoria -más o menos “inteligente”- basada en la geometría de nuestro archivo STL.   2. Un porcentaje de relleno (densidad) para ahorrar material y tiempo de impresión.   3. Soportes de material en los puntos necesarios en el caso de que la forma del objeto sea difícil de imprimir. Estos soportes serán quitados al finalizar la impresión.   Luego de analizar el archivo y determinar las configuraciones y preferencias, el software genera un archivo de Código G que está hecho a medida para la impresora 3D que estamos usando. El archivo de Código G describe las coordenadas, la temperatura de la cama y de la boquilla, la ventilación, la velocidad de impresión y otras variables.   ¿Por qué son importantes los softwares de laminado 3D?   Si usamos un buen software de laminado obtendremos mejores resultados incluso si nuestra impresora 3D es mediocre. Si el software de laminado no es bueno, es más probable que ocurran errores de impresión o problemas comunes en la impresión 3D.   ¿Qué distingue a un buen software de laminado 3D de uno malo?   Hay muchas variables que debemos tener en cuenta cuando buscamos el mejor software de laminado para nuestra impresora 3D:   1. Velocidad de importación del archivo STL: No parece ser gran cosa, pero si estamos trabajando con archivos complejos en una computadora lenta, no queremos ir a prepararnos un café hasta que el software termine de mostrar el objeto.   2. Opciones de vista: Si no tenemos un programa CAD, probablemente veremos nuestro archivo imprimible por primera vez cuando lo abramos con el software laminador. Un buen software debería ofrecer la posibilidad de moverse y hacer zoom en cualquier parte del modelo 3D con exactitud y rapidez.   3. Reparación del modelo: Un buen software de laminado 3D no nos va a dejar en la oscuridad. Si hay errores en nuestro modelo 3D nos los mostrará e, idealmente, los reparará automáticamente.   4. Usabilidad: ¿Cuán difícil es usar un laminador 3D? ¿Hay configuraciones para principiantes? ¿Más opciones para expertos? ¿Tiene un historial de modificación? ¿Guarda los archivos localmente o en la nube? ¿Se pueden usar las opciones de Deshacer y Rehacer? Todas estas preguntas para identificar a un buen laminador 3D son subjetivas, pero nos dan una idea de lo importante.   5. Estimaciones: Un buen software de laminado nos dará estimaciones de la duración del proceso de impresión y del material usado. Estos datos, por supuesto, podrían diferir un poco de la realidad.   6. Costos: ¿El software es gratis o tenemos que pagar por él?   7. Ayuda: Los principiantes y los profesionales deben poder recibir la ayuda necesaria en el mismo programa y poder interactuar con otros usuarios en grupos y foros.     ¿Cuáles son los mejores softwares de laminado para impresoras 3D?  

Leer más

0

Calidad, capas, FDM, Impresión 3D
Cuando imprimimos en 3D debemos tener en cuenta que el cabezal se mueve en la dirección Z (arriba y abajo) y en la dirección X – Y (izquierda – derecha).   La resolución es mucho mejor siempre en la dirección Z.   Por eso, la posición en la que ubicamos al modelo dentro del área de impresión va a variar la resolución de la impresión. Por ejemplo, los detalles finos y los textos (en relieve o calados) van a quedar mucho mejor si están en una superficie superior o inferior que si están en zonas laterales.   La orientación de la pieza se decide al momento de prepararla para su impresión. Cuando preparamos los archivos es probable que tendamos a ubicarlos de la forma en que los vamos a usar una vez impresos, “boca arriba”. Pero a veces esa no es la mejor orientación para imprimirlos. Hay que observar la forma independientemente del uso para identificar la manera en que debe quedar ubicada en la cama para optimizar la resolución.   También debemos intentar que el área de contacto de la pieza con el lecho de impresión sea la parte más plana del objeto para que se adhiera mejor en las primeras capas.     En esta imagen vemos un objeto que va a imprimirse bien en ambas direcciones. Pero una dirección resultará más fácil que la otra.   Si orientamos el objeto con los dientes de costado, en cada capa van a imprimirse todos los dientes en su totalidad. Los dientes serán más fuertes y la pieza será de mayor calidad. En cambio, si los dientes están orientados hacia arriba, en cada capa se irá achicando la superficie de impresión para formar los picos. Para lograrlo requeriremos hacer retracción y seguramente quedarán hilos que luego deberemos quitar. Además, ante golpes o fricciones las puntas correrían riesgo de quebrarse por separación de las capas.   En este caso, entonces, la orientación de costado es la más adecuada. El único espacio que podría perjudicarse con la orientación de costado es el interior de las cuñas laterales, ya que al quedar ubicadas arriba y abajo podrían no tener un acabado perfecto. Pero siempre será más fácil solucionar esa pequeña imperfección que reparar cada diente.   Más consejos:  

Leer más

0

Calidad, capas, consejos, COSMOS, Cura, FDM, Impresión 3D, tips, Trimaker, Velocidad
Imprimir más lento para lograr mayor calidad   Cuando imprimimos una pieza en 3D por lo general buscamos resultados rápidos. Pero a veces la paciencia es la clave. Sobre todo, si se trata de que el resultado obtenido sea de calidad.   Probablemente uno de los mayores impactos en la calidad de la pieza es la velocidad. Cuanto más rápido se imprime, más fuerza se pone en el extrusor. Cada vez que el extrusor cambia de dirección se produce inercia, que puede causar vibraciones que luego se verán en la pieza impresa como imperfecciones.   La velocidad también aumenta la presión en el extrusor. Esa presión puede generar una sobre extrusión de material en momentos en que el extrusor se detiene o reduce la velocidad para cambiar de dirección. Porque la presión hace que siga saliendo filamento a través de la boquilla.   Este tipo de defectos se notará principalmente en las esquinas, que tendrán ligeras protuberancias que desdibujarán los ángulos nítidos.   Al reducir la velocidad de impresión se reducirá esta acumulación y se mantendrá la presión más pareja en toda la impresión.   ¿Qué se considera una “velocidad lenta”? En una impresora 3D por FDM como la Trimaker COSMOS, alrededor de a 20-30 mm / s es un buen valor aproximado. En general se imprime a 50 mm / s para conseguir un buen equilibrio entre calidad y velocidad. Para geometrías muy simples se puede  imprimir mucho más rápido que esto sin sacrificar demasiada calidad.   La mejor apuesta es simplemente probar diferentes velocidades para tener una idea de lo que resulta mejor según el material, la máquina y lo que se desee imprimir.   A medida que uno se va familiarizando con su impresora 3D y con los materiales con los que trabaja, le resulta más fácil estimar la velocidad ideal para cada tipo de pieza.   Más consejos:  

Leer más

1

capas, consejos, COSMOS, Cura, enfriamiento, FDM, Impresión 3D, refrigeración, tips, Trimaker
Imprimir más de un modelo a la vez para aumentar la refrigeración   En la impresión 3D con la técnica FDM la calidad del resultado final está muy relacionada con el enfriamiento. Cuando hablamos de enfriamiento nos referimos a que luego de una capa debe transcurrir el tiempo justo para que el filamento depositado se enfríe lo necesario para soportar a la nueva capa.   Una forma de conseguir ese tiempo es imprimir dos o más piezas a la vez. Pueden ser objetos distintos o repeticiones de un mismo modelo. Lo único importante es que requieran las mismas condiciones de impresión, como tipo de filamento, grosor de capa, etc.   De esta manera, al haber más superficie para imprimir se le da a cada capa suficiente tiempo para enfriarse correctamente antes de que comience la capa siguiente.   ¿Cómo imprimir a la vez dos copias de un mismo modelo utilizando Cura?     – Cargar el mismo modelo dos veces. O cargarlo una sola vez y hacer clic con el botón derecho sobre él y seleccionar Multiplicar objeto.   – Cura está configurado para imprimir de a un objeto a la vez (porque se estima que permite lograr una mejor calidad y acelerar el tiempo de impresión de ese objeto en particular). Para cambiar esta configuración, hay que ir a Herramientas > Imprimir todos a la vez.   Si no queremos imprimir dos objetos -porque la pieza es muy grande o porque no necesitamos imprimir otra cosa- podemos imprimir un pequeño cilindro que sea por lo menos tan alto como la pieza principal.   También podemos aprovechar para hacer una prueba de impresión de un diseño que aún esté en proceso de modelado para ir detectando errores y aciertos. O imprimir una pieza que ya sabemos que siempre sale bien y es útil para el espacio de trabajo, la casa o como obsequio.   Más consejos:  

Leer más

0

+107 Recursos para convertirte en un/a Lider en Impresión 3D

Apurate! El Mercado evoluciona día a día y tenes que estar a tiro con las últimas técnicas en Impresión 3D…

×

Llevate Gratis 1KG de Filamento*

Esta es una oferta de stock limitado, tenemos 25 unidades del color que selecciones.

*con la compra de una cosmos ii.

×
Abrir chat