Discapacidad, Impresión 3D, Medicina

Ayúdame3D: Brazos ortópedicos gratuitos impresos en 3D

¿Quieres cambiar el mundo? Toma tu impresora, busca gente, y “ayúdales3D”.
 
La invitación es de Guillermo Martínez, un español que trabaja en el desarrollo de prótesis de manos y brazos para personas que lo necesitan de cualquier parte del mundo.
 
A veces, algo inimaginado nos permite innovar con pocos materiales y bajo presupuesto. Y, con eso, cambiarle la vida a muchas personas.
 
Así le pasó a Guillermo, quien se compró una impresora 3D sin saber nada al respecto y terminó entregando sin costo brazos ortopédicos para gente de escasos recursos de Kenia.
 
Su historia
 
Mientras estudiaba en la Universidad Rey Juan Carlos, el futuro ingeniero madrileño Guillermo Martínez aplicó como voluntario en la ONG Bamba Project con el objetivo de impulsar proyectos de cooperación sostenibles en la comunidad de Kabarnet (Kenia).
 
Faltando solo unos meses para su partida, Guillermo compró y aprendió a utilizar una impresora 3D. Primero practicó con objetos chicos, como juguetes, para adquirir la práctica necesaria y poder imprimir piezas más grandes y complejas. En vista de su viaje y acorde con sus estudios, no tardó en preguntarse de qué forma su impresora 3D podría aportar una nueva mirada en su voluntariado, ya que había descubierto moldes gratuitos que podía descargar por internet para imprimir manos y brazos ortopédicos.
 
Se contactó con la directora de Bamba Project para averiguar si había personas allí que pudieran hacer uso de esas prótesis. Y sí, había. Guillermo recibió las fotos de los candidatos y pronto se dio cuenta de que muchas de las personas amputadas no tenían codos. Debía reformular el diseño de sus prótesis para idear un mecanismo que permitiera que la articulación de la mano funcionara en distintos cuerpos.
 
Ayúdame3D Guillermo Martínez Kenia España prótesis manos brazos impresas 3d Trimaker gratisr
 
Innovación
 
Las prótesis de manos que pueden descargarse de software libre y a bajo costo no son aptas para las personas que no tienen codo, por lo que la innovación de Guillermo al modificar y perfeccionar los diseños de estas prótesis se basó en adaptar los modelados para hacerlos extensibles a todas las personas.
 
Además, tenía el desafío de que fueran objetos realmente útiles y efectivos a largo plazo. Había que eliminar la preocupación por repuestos caros o reparaciones que no se pudieran efectuar en el país.
Y lo consiguió: Sus prótesis están construidas con filamento de plástico y funcionan sin motores ni sensores. Por el contrario, son encastradas a través de un mecanismo con hilos tensores y gomas, las cuales se tensan con el movimiento del cuerpo hacia arriba o hacia abajo y los dedos de la mano reaccionan abriéndose y cerrándose. Se adhieren al cuerpo con un sistema de velcro que va cruzado en el pecho o en el codo e instantáneamente la persona ya puede comenzar a practicar. Al principio, la escasa fuerza de los músculos atrofiados por haber estado inmóviles solo llega para sujetar y levantar cosas pequeñas. Con el tiempo, esos músculos recuperan la fuerza y la mano ortopédica se transforma en un sustituto eficiente de la mano real.
 
Guillermo logró imprimir todas las piezas de cinco brazos ortopédicos y las llevó a Kenia totalmente desarmadas. Allí ensambló los brazos y pasó por la prueba de fuego de probarlos por primera vez. No había probado las prótesis hasta el momento de conocer a sus destinatarios y en varias entrevistas radiales cuenta lo emotivo que fue ver el resultado y el caer en la cuenta de que ese conjunto de piezas impresas en 3D representaban una segunda oportunidad para mucha gente.
 
Ayudame3D
 
De vuelta en España, no quiso dejar toda su experiencia atrás y convirtió en un emprendimiento lo que había empezado como una curiosidad: Ayudame3D. Ahora Guillermo espera poder mandar más prótesis sin costo a Kenia y alienta a la gente a colaborar con su proyecto:
 
“Ahora es el momento de ofrecer esta ayuda a cualquier persona que la necesite. ¿Me ayudas? Si tienes una impresora 3D y ganas de ayudar, no necesitas nada más. Gestiona, busca, investiga, personas que lo necesitan pueden estar más cerca de lo que imaginas y tú les puedes dar una segunda oportunidad.”
Además de los brazos, Guillermo ha comenzado en la investigación de nuevas prótesis y órtesis para mascotas, tecnologías sensoriales para brazos robóticos a distancia, domótica en el hogar, inteligencia artificial y realidad aumentada.
 

Autor


Avatar