ABS, FDM, Filamento, Impresión 3D, PLA

ABS y PLA: Filamentos para impresión 3D

En impresión 3D por FDM (Modelado por Deposición Fundida) la oferta de filamentos es variada. El material se debe seleccionar en función del equipo que se va a utilizar y de la pieza que se pretende imprimir.
 
La calidad del insumo será clave para obtener una pieza correcta: un buen filamento debe poseer un diámetro uniforme y una densidad y color constantes en todo su largo. Asimismo, no debe poseer impurezas ni burbujas.
 
Por otro lado, la absorción de humedad perjudica las propiedades del material, por lo que es importante almacenar el rollo correctamente (preferentemente sellado y con productos absorbentes de humedad).
 
Además de la calidad, cada material ofrece distintas propiedades de dureza, transparencia, conductividad, etc. y posee parámetros de temperatura específicos que se deben definir durante el momento de laminado (slicer) de la pieza.
Otro parámetro importante a tener en cuenta es el diámetro del filamento. Los de uso más extendido son de 3 mm y de 1,75 mm.
 
Los filamentos más comunes en FDM son el ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) y el PLA (ácido poliláctico), que se comercializan con una amplia oferta de colores.
 
Características del ABS y el PLA
 

El ABS tiene un punto de fusión alto, por lo que una vez impreso resiste altas temperaturas y se puede utilizar para fabricar cosas que estén sometidas al calor, como contenedores de líquidos calientes.
 
Se extruye a unos 230/260 grados y requiere que la impresora sea de cama caliente.
 
Hay que tener en cuenta que al llegar al punto de fusión el ABS desprende gases que pueden ser nocivos en concentraciones altas, por lo que debe garantizarse la buena ventilación del lugar de trabajo.
 
Ventajas del ABS
 
Además de su alta resistencia al calor, el ABS es resistente a los golpes y a la vez tiene cierta flexibilidad. Otras ventajas del ABS son que se puede mecanizar, pulir, lijar, limar, agujerear, pintar, pegar, etc. con gran facilidad.
Todo esto hace que sea el material perfecto para aplicaciones industriales.
 
El PLA, en cambio, se emplea menos en la industria y su uso en general aún no está tan extendido. Comparado con el ABS es un material de origen más “natural”, ya que está hecho a base de maíz. Sin embargo, hay que tener en cuenta los procesos químicos de confección del material y las posibilidades de reciclaje. Las chances de reciclaje del ABS están creciendo recientemente, por lo que hoy se considera que este material es más ecológico que el PLA (siempre y cuando se lleve a cabo el reciclaje reutilizando los sobrantes y las piezas defectuosas para hacer nuevos filamentos).
 
¿Cuáles son las ventajas del PLA con respecto al ABS?
 
Por un lado, el PLA no emite gases nocivos, por lo que puede haber varias impresoras funcionando en un lugar cerrado. Por otro lado, no requiere sí o sí una base caliente, lo que amplía las posibilidades de ser usado con todo tipo de impresoras 3D por FDM.
 
En cuanto a inconvenientes, el PLA no resiste altas temperaturas, ya que se empieza a descomponer a partir de los 50/60 grados. Y no es tan práctico durante el postproceso porque es más complicado para pintar y pegar.
Hablando de precios, ambos filamentos tienen un costo de mercado similar.

 
Aquí hay más información sobre filamentos de PLA y ABS.
 
 
Fuentes: Manual Básico FDM i3 del INTIIMPRESORAS3D.COM

Autor


Avatar